Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Contactos Madrid-Rabat sobre el Sahara  :   
 Probable: Flexibilidad a la hora del referéndum. 
 Informaciones.    15/10/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CONTACTOS MADRID-RABAT SOBRE EL SAHARA

Probable: Flexibilidad a la hora del referéndum

MADRID, 15. (INFORMACIONES, por Abel HERNANDEZ.)

APARTE los canales diplomáticos normales, parece que los Gobiernos de Madrid y Rabat están

manteniendo intercambios de puntos de vista paralelos en relación con el Sahara occidental.

En fuentes fidedignas de Madrid se nos asegura que no se han cegado del todo los caminos de un

entendimiento con Marruecos, con o sin referéndum. Desde hace unos días se está procurando intensificar

las cautelas para que el Rey Hassan II no se sienta demasiado herido por la marcha del proceso

diplomático en la O.N.U. que no favorece la tesis marroquí. «Se trata de no provocar a Rabat, que tiene

sus tropas dispuestas en la frontera saharaui, y de mantener una pequeña vía abierta», nos han dicho en

fuentes dignas de crédito. Además está el problema de Ceuta y Melilla y la clara posición promarroquí de

Estados Unidos.

No parece, sin embargo, probable que España pueda desandar todo el camino hacia la autodeterminación,

mediante referéndum, de los saharauis, apoyado ahora por la O.N.U. y por Argelia; pero si cabe la

posibilidad de que las autoridades españolas estén dispuestas a flexibilizar al máximo su postura con

Rabat y con Nuackchott a la hora de organizar y de llevar a cabo el referéndum. España cumpliría su

compromiso internacional en el Sahara y no se enfrentaría con el reino alauita. En concreto, esta

flexibilidad podría concretarse en admitir en gran parte la cifra que da Marruecos de refugiados

saharauis en su territorio. Hasta ahora, Madrid cree que en Marruecos no hay más allá de tres mil o

cuatro mil saharauis exiliados con derecho a roto. Rabat multiplica por diez esta cifra. Algo

parecido ocurre con Mauritania. Si se abriera la mano en esto, con la supervisión de la O.N.U.,

y se organizara el referéndum con la colaboración de los tres países limítrofes, la población podría dar

sorpresas.

«Marruecos sigue creyendo —nos decía la misma fuente— que puede convencer todavía a Madrid. Los

canales del diálogo se mantienen, Rabat sabe perfectamente que sólo a través de España puede conseguir

sus fines. De ahí que no parece probable un ataque contra las tropas españolas.»

 

< Volver