Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 En su dictamen sobre el Sahara. 
 El Tribunal de La Haya da la razón a España  :   
 Ahora sólo queda definir la fecha y el contenido del referéndum. 
 ABC.    17/10/1975.  Página: 1,94. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

ABC. VIERNES 17 DE OCTUBRE DE 1975. Pag. 94

EN SU DICTAMEN SOBRE EL SAHARA

EL TRIBUNAL DE LA HAYA DA LA RAZÓN A ESPAÑA

Ahora sólo queda definir la fecha y el contenido del referéndum

LA HAYA, 16. (Servicio especial, por télex.) «La Corte no ha constatado la existencia de lazos

jurídicos de naturaleza que puedan modificar la aplicación de la resolución 1.514 (XV) de la Asamblea

General de las Naciones Unidas, en lo que se refiere a la descolonización del Sahara occidental, y, en

particular, al principio de autodeterminación gracias a la expresión libre y auténtica de la voluntad de los

pueblos del territorio.» Con esta declaración la diplomacia española obtiene una incontestable victoria

política y la confirmación, por la más alta jurisdicción internacional, de que sólo la autodeterminación del

pueblo saharaui puede condicionar el futuro del Sahara español y de sus habitantes.

Poco público, muchos periodistas y gran expectación política han sido los condimentos esenciales del

acto oficial en el que la Corte Internacional de Justicia de la O. N. U. hizo público hoy el dictamen

consultivo que le fuera solicitado por la Asamblea General de la máxima organización Internacional el

pasado día 13 de diciembre de 1974 y a petición del Gobierno de Rabat. El presidente del Tribunal,

Manfred Lachs, dio lectura, a lo largo de más de tres horas, de las respuestas y consideraciones del

dictamen, que constituyen, a juicio de los observadores, una completísima lección de derecho

internacional y que se convierte en precedente importante para las cuestiones jurídicas de descolonización

y de competencia de la Corte en el ámbito de los dictámenes consultivos.

LA CORTE TAJANTE. A pesar del aspecto puramente jurídico de las cuestiones que la Asamblea

General de las Naciones Unidas envió al Tribunal, en busca de una respuesta consultiva, nadie dudó

desde el principio del fondo político de esta iniciativa marroquí, encaminada a retrasar el referéndum

propuesto por España a la población saharaui, con la esperanza - de Rabal y de Noack Chott - de que la

Corte ayudara a convertir la autodeterminación, y posible independencia del pueblo saharaui, en una

simple división y anexión del territorio a Marruecos y Mauritania La Corte ha sido tajante

y ha confirmado, como buena y única a seguir, la política de autodeterminación trazada por la O. N. U. en

su resolución 1.514 y defendida por España.

Hay que señalar, no obstante, que a (a victoria político-diplomática, que puede muy bien ser compartida

por Madrid y Argel en estos momentos, se le añade una derrota en el campo de lo jurídico: la Corte ha

rechazado una por una todas sus tesis importantes, presentadas a la Corte de una manera más estratégica

que legal, obligados por la imprecisión y ambigüedad de las preguntas del dictamen, reconocidas en la

propia declaración del Tribunal.

En contra de lo afirmarte y pedido por España, el Tribunal se consideró: competente en el dictamen,

afirmó que el Sahara no era «terra nullius» en el momento de la colonización española, y declaró la

existencia de ciertos lazos jurídicos entra el Sahara y el Reino de Marruecos y el conjunto mauritano en el

momento de la colonización española. He aquí el texto oficial de las decisiones de la Corte:

1. «En lo que concierne a la pregunta número 1: «¿Era e: Sahara occidental en el momento de la

colonización española tierra sin dueño («terra nultius»)?

* La Corte ha decidido por 13 votos a favor y tres en contra, pronunciarse en la petición del

dictamen consultivo.

* La Corte opina unánimemente que el Sahara occidental no era un territorio sin dueño en el momento de

la colonización española.»

2. «En lo que concierne a la pregunta número 2: ¿Cuáles eran los lazos jurídicos entre este territorio y el

Reino de Marruecos y el conjunto mauritano?

* La Corte ha decidido, por 14 votos contra dos, responder a esta pregunta en dictamen consultivo.

* La Corte opina, por 14 votos contra dos, que el territorio tenía con el Reino de Marruecos lazos

jurídicos con las características indicadas en el "penúltimo párrafo" del dictamen consultivo.

* La Corte opina, por 15 votos contra uno, que el territorio tenía con el conjunto mauritano lazos

jurídicos con características indicadas en el "penúltimo párrafo" del dictamen consultivo.»

LA CLAVE DEL DICTAMEN. - El penúltimo párrafo del dictamen consultivo, que condiciona la

decisión de los jueces y que constituya el elemento clave del dictamen, dice así:

«Los elementos e informaciones llevados a conocimiento de la Corte muestran la existencia, en el

momento de la colonización española, de lazos jurídicos de proximidad entre el Sultán de Marruecos y

ciertas tribus que vivían en el territorio del Sahara occidental. Ellos muestran igualmente la existencia de

derechos y comprendidos ciertos derechos relativos a la tierra, que constituían lazos jurídicos entre el

conjunto mauritano, en el sentido que lo considera la Corte, y el territorio del Sahara occidental. La Corte

concluye que los elementos e informaciones llevados a su conocimiento no establecen la existencia de

ningún lazo de soberanía territorial entre el territorio del Sahara occidental, de una parte, y el Reino de

Marruecos y el conjunto mauritano, de otra. La Corte no ha constatado, pues, la existencia de lazos

jurídicos de naturaleza que puedan modificar la aplicación de la resolución 1.514 (XV) de la Asamblea

General de la O. N. U., en lo que se refiere a la descolonización del Sahara occidental, y, en particular, al

principio de autodeterminación gracias a la expresión libre y auténtica de la voluntad de los pueblos del

territorio.»

ARGELIA Y EL REFERENDUM. - La batalla del Tribunal ha terminado con el veredicto tajante y claro

de los jueces en favor de la política exterior española sobre el Sahara y confirmando todos los

presupuestos y afirmaciones presentados por Argelia ante el Tribunal. Ahora sólo queda definir la fecha y

el contenido del referéndum, sobre el que la Corte no ha querido opinar - tan sólo habló de expresión libre

y auténtica de la población -. y que tendrá que ser definido esencialmente por España y las Naciones

Unidas. Del lado marroquí y mauritano, donde hoy se registra una profunda decepción, se señala que la

mención de ciertos lazos jurídicos entre ambos países y el Sahara puede ser considerado como argumento

suficiente para que la palabra anexión figure entre las opiniones de; futuro referéndum. - Pablo

SEBASTIAN.

 

< Volver