Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 ABC en La Haya. 
 La nueva iniciativa de Hassan no ha causado sorprersa en Europa  :   
 Se habían filtrado sus preparativos en algunos ambientes políticos y diplomáticos próximos al Tribunal de La Haya. 
 ABC.    18/10/1975.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

ABC EN LA HAYA

LA NUEVA INICIATIVA DE HASSAN NO HA CAUSADO SORPRESA EN EUROPA

Se habían filtrado sus preparativos en algunos ambientes políticos y diplomáticos próximos al Tribunal

de La Haya

LA HAYA, 17. (Servicio especial, por télex.) El Tribunal Internacional de Justicia de las Naciones

Unidas emitió ayer su dictamen consultivo sobre el Sahara occidental, declarándose favorable a las tesis

políticas defendidas por España y Argelia ante la Corte. Más o menos en estos términos se pronuncian los

medios informativos del Benelux, comentando- el contenido de los trabajos de la Corte de La Haya. La

mayoría de los diarios de Bélgica, Holanda y Luxemburgo dedican una gran atención al Sahara

occidental, dividiendo sus espacios informativos en dos partes: una, primera, dedicada al contenido del

dictamen - «Le Soir», de Bruselas, titula: «La Corte estima que no existe soberanía de Marruecos sobre el

Sahara» -, y otra, secundaria, relativa a la convocatoria de una gran marcha sobre el Sahara anunciada

ayer por el Rey Hassan II de Marruecos.

En los medios diplomáticos próximos a la Corte no se ha acogido con sorpresa el anuncio de la «marcha

sobre el Sahara», convocada por Hassan, y cuyos preparativos se habían filtrado discretamente en ciertos

ambientes políticos y diplomáticos europeos. La nueva iniciativa del Rey de Marruecos era esperada,

sobre todo si la Corte confirmaba, como lo hizo ayer, la política de descolonización y autodeterminación

seguida por España. Marruecos, que solicitó la intervención de la Corte, deberá ahora acatar su dictamen,

aunque sea puramente consultivo, o de lo contrario tendría que enfrentarse a la comunidad internacional

representada en las Naciones Unidas y respetuosa de su Corte suprema, que no dejó espacio alguno a las

ambigüedades o libres interpretaciones de su dictamen.

ACELERAR EL PROCESO DE DESCOLONIZACIÓN. - Se estima en La Haya que la Asamblea

General de la O. N. U. deberá ahora acelerar el proceso de descolonización mediante la urgente

organización del referéndum aprobado por la resolución 1.514 (XV) y confirmado ahora por la Corte de

La Haya. La IV Comisión de las Naciones Unidas, la misión enviada por la Asamblea al Sahara y el

Gobierno español, como soberano y administrador actual del territorio del Sahara occidental, deben ahora

definir las características de la consulta al pueblo saharaui, lo que no parece cosa fácil. Surgen numerosas

interrogantes: ¿Cuáles serán las opciones entre las que deben elegir los votantes? ¿Cuántos votan?

¿Cuándo se vote?

«La marcha sobre el Sahara», convocada por Hassan con la intención de evitar el referéndum o todo paso

poético que pudiera conducir a la independencia del territorio, vuelca, a juicio de los observadores de La

Haya, una gran responsabilidad pacificadora sobre las Naciones Unidas, a las que España comunicó, hace

meses, su deseo de abandonar, con urgencia, el territorio del Sahara. Este deseo no pudo ser efectuado

hasta ahora, porque España aceptó asistir al dictamen consultivo pedido por la O. N. U. y emitida por el

Tribunal después de seis meses de tregua descolonizadora.

HASSAN NO QUIERE RECONOCER EL DICTAMEN. - Se considera, en estas latitudes, que el Rey

Hassan no está dispuesto a esperar el proceso descolonizador trazado por la O. N. U., de la misma manera

que tampoco quiere reconocer el resultado del dictamen, acogiéndose a la frase de la Corte en la que se

dice que «existían lazos jurídicos de sumisión entre el sultán de Marruecos y ciertas tribus que vivían en

el territorio del Sahara occidental, en el momento de la colonización española». Marruecos no quiere

escuchar la frase en la que la Corte afirma solemnemente la no existencia de lazos de soberanía marroquí

o mauritana sobre el Sahara, ni de lazos jurídicos que puedan alterar el proceso de descolonización y

autodeterminación de la resolución 1.514 de la O. N. U.

EL SILENCIO DE ARGEL. - Por último, los observadores de La Haya consideran difícil la posición

española, que, por medio de una declaración de su Gobierno, anunció la decisión tajante de abandonar el

territorio del Sahara occidental, sobre el que Hassan desea marchar en multitud, a pesar de que dichas

tierras son, en la actualidad, pura y simplemente españolas. Asimismo, quienes han seguido muy de cerca

en la capital holandesa los trabajos de la Corte y su ambiente político aseguran que el silencio político

argelino y la seriedad y satisfacción con la que Argel ha recibido el dictamen consultivo son datos a tener

en cuenta por la Asamblea General de la O. N. U. y por el propio Rey de Marruecos. - Pablo

SEBASTIAN.

 

< Volver