Autor: Ramírez, Pedro J.. 
   AP: Un difícil y valioso compromiso     
 
 ABC.    31/01/1978.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Fuente: ABC MADRID Fecha: 31-01-1978

ABC. MARTES, 31 DE ENERO DE 197 8.

A. P.: UN DIFÍCIL Y VALIOSO COMPROMISO

La inclusión de Félix Pastor Ridruejo, Carlos Argos e Isabel Barroso en la candidatura aprobada

mayoritariamente por los compromisarios de Alianza Popular abrió el camino a una solución de

compromiso entre la línea continuísta y el sector más avanzado.

El acuerdo parecía imposible hasta muy avanzada la noche del sábado. Preocupados por el ambiente de

tensión palpable a lo largo de la primera jornada del Congreso y por las informaciones periodísticas de los

días anteriores, los presidentes provinciales y los miembros del grupo parlamentario celebraron sendas

reuniones al margen del orden del día. Fue precisamente en el seno del grupo parlamentario donde se

elaboró la candidatura finalmente aprobada. Especial importancia tuvieron, al parecer, dentro del mismo

las actitudes de el vicepresidente del Congreso, Victoria Fernández-España, y del senador ibicenco Abel

Matutes, procedentes ambos de Reforma Democrática.

ENCIERRO.—El compromiso fue de difícil factura, en tanto en cuanto la postura inicial de los

progresistas era la de no aceptar ningún cargo si no se producía una verdadera renovación a fondo, acorde

con lo ocurrido en la mayoría de las provincias y en función siempre de facilitar la construcción de una

gran fuerza de derecha democrática.

Al final tomaron la decisión de formar parte en la candidatura del Partido Unificado, siempre y cuando se

les garantizara la presidencia y dos de las tres vicepresidencias. Tras varias horas de forcejeo —la

ubicación de López Rodó fue el problema que más costó resolver—, los miembros del grupo

parlamentarlo y la inmensa mayoría de los presidentes provinciales avalaron con sus firmas la lista

definitiva. En contraste con esta actitud, la Junta directiva de Madrid, presidida por el médico Carlos

Martín Cinta —frustrado aspirante a uno de los cargos de más peso—, decidió encerrarse en una

habitación de la tercera planta del hotel donde se celebraba el Congreso, en señal de protesta por la

ausencia en la candidatura de personas elegidas directamente por la base.

«SIN HISTORIA POLÍTICA». — La gran sorpresa de la fórmula final la constituye la designación de

Félix Pastor Ridruejo como presidente del Partido Unificado y vicepresidente de la Federación,

convirtiéndose así en el «número 3» de Alianza Popular. Poco conocido para el gran público. Félix Pastor

es, como él mismo explica, «un hombre sin historia política». Jamás había ostentado cargo alguno ni en la

Administración ni en la estructura de ningún grupo.

Nacido en el seno de una familia de ganaderos en las tierras altas de la provincia de Soria y notario de

profesión. Félix Pastor entró en la política de la mano de su aran amigo Rafael Pérez Escolar. Fue

precisamente en casa de éste donde conoció a Fraga con motivo de un almuerzo al que también asistían

Salvador Sánchez Terán, Leopoldo Calvo Sotelo y Pío Cabanillas.

Era el tiempo en que el entonces embajador en Londres personificaba la opción más coherente de

evolución democrática desde la legalidad. Félix Pastor colaboró primero en Godsa y luego en Reforma

Democrática. Fruto de aquella etapa quedan sobre una repisa de su despacho varios gruesos volúmenes

con el material de trabajo utilizado en la elaboración del famoso Libro Blanco, auténtico manual del

reformismo.

«EL GRUPO DE PARÍS». — Pastor Ridruejo fue una de las personas que participaron en la presentación

del partido de Fraga en la capital francesa. El acto constituyó, sin duda, la cota de mayor progresismo

dentro de la trayectoria de Reforma Democrática. Muy pronto comenzó a hablarse de Pastor Ridruejo.

Pérez Escolar, Pedro José López Jiménez —hoy director general de Puertos— y algunas otras personas

como de «el grupo de París».

Tras participar del fracaso electoral de Alianza como candidato al Congreso por Soria. Pastor Ridruejo se

ha venido manteniendo en una posición muy crítica respecto a los errores cometidos. Fruto de esta línea

fue su intervención en la jornada inaugural del Congreso, echando en falta en la ponencia política

presentada por Fraga un serio examen de conciencia de lo ocurrido.

Sus palabras sirvieron asimismo para censurar una serie de declaraciones periodísticas realizadas el día

anterior por el señor López Rodó, lo que provocó que se elaborara un escrito en su contra, iniciándose

incluso la recogida de firmas para el mismo. En la jornada de clausura, López Rodó y Pastor Ridruejo se

abrazaron en señal de reconciliación. «Fue, sin embargo, un gesto a nivel personal y no político», matiza

este último

Un último intento de frenar el nombramiento de Pastor Ridruejo tuvo lugar poco antes de la votación,

cuando comenzaron a circular por la sala fotocopias de un artículo suyo publicado en el diario

«Informaciones», en el que sostenía que la derecha democrática debe criticar abiertamente los aspectos

negativos del franquismo. El concejal del Ayuntamiento de Madrid y secretario de las Cortes durante la

anterior legislatura Ezequiel Puig Maestro-Amado intentó vanamente leer el artículo, siendo abucheado

por un sector de los asistentes.

Pastor Ridruejo, en estrecha colaboración con Carlos Argos, tiene como objetivo prioritario la apertura de

conversaciones exploratorias de cara a la constitución de la «gran derecha nacional», a la que aludió Silva

en su discurso del domingo. Tanto uno como otro mantienen magníficas relaciones personales con los

dirigentes de los grupos Que podrían participar en la operación.

Pedro J. RAMÍREZ.

 

< Volver