Autor: Calle, Ángel Luis de la. 
 El Aaiun. 
 Las tropas de Marruecos y de Argelia, en estado de alerta     
 
 Informaciones.    18/10/1975.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL AAIUN

LAS TROPAS DE MARRUECOS Y DE ARGELIA, EN ESTADO DE ALERTA

LAS AUTORIDADES ESPAÑOLAS DEL SAHARA PREPARAN LA ESTRATEGIA PARA RESPONDER A LA

INVASIÓN MARROQUÍ

EL AAIUN, 18. (INFORMACIONES, por Angel Luis de la Calle.)

LA puesta en estado de alerta de las tropas marroquíes desplegadas a lo largo de las fronteras con el

Sahara y Argelia, noticia conocida aquí a través de emisiones radiofónicas, es una nueva ficha que añadir

al ya sobrecargado tablero de la cuestión saharaui, complicado nuevamente desde ayer por el anuncio de

la «marcha pacífica» que el propio Rey de Marruecos encabezará hacia el Sahara. Esta actitud militar de

Marruecos, que realmente no supone una novedad, puesto que las tropas llevan ya algunos meses fuera de

los cuarteles, podría tener más que ver con la reacción argelina ante el proyecto de Marruecos que con las

intenciones reales del Monarca alauita en relación al territorio saharaui.

Como es natural, el centro de las conversaciones de ayer en El Aaiún fue el discurso de Hassan II y el

viso de la pacífica invasión. El diario local «La Realidad» agotó en poco tiempo su tirada y los

comentarios y las noticias de los periódicos y de los medios audiovisuales se escuchaban y leían con

avidez. No ha faltado quien, demostrando buen humor, ha quitado seriedad a la cuestión calculando

cuántas «novias» marroquíes corresponderían a cada habitante masculino del Sahara en caso de que la

marcha prospere.

ESTRATEGIA

Bromas aparte, los expertos militares y políticos están ya trabajando en la estrategia a seguir en el caso de

que el Rey de Marruecos consiga reunir la cifra por él solicitada para la marcha y acierte a resolver la

numerosa serie de problemas que el movimiento de una masa tal le acarrearía: alimentación. transportes,

alojamiento de campaña, sanidad... Para la mayoría el proyecto es prácticamente irrealizable, y más aún

en un área tan hostil como es el desierto, donde, por ejemplo, se pueden recorrer larguísimas distancias

sin encontrar una sola gota de agua.

No hay duda, sin embargo, de que si ese número o incluso otro mucho menor de marroquíes se presenta

en la frontera con el Sahara, el problema va a ser complicado de resolver. Los estrategas, que además de

la hipótesis «más probable», examinan también la «más peligrosa», están analizando la cuestión y

sopesando los diversos procedimientos prácticos para impedir una invasión pacífica del territorio si es eso

lo que se pretende en realidad.

Mientras tanto, y por supuesto, el Ejército y las autoridades españolas en el Sahara de manera general,

permanecen perfectamente tranquilos. No así algunos sectores de la población saharaui que se han

tomado muy en serio el proyecto de Hassan II. Ayer, el secretario general y uno de los miembros del

Comité Ejecutivo del P.U.N.S., visitaron al gobernador general y manifestaron su deseo de defender a

toda costa sus fronteras frente a cualquier tipo de invasión, sea armada o pacífica. El F. Polisario,

igualmente, ha expresado su irrenunciable propósito de garantizar la integridad territorial del Sahara.

El presidente y varios miembros de la Asamblea General (Yemaa) visitaron igualmente al general Gómez

de Salazar. En la entrevista, los componente de la Asamblea se manifestaron ante el gobernador

en el mismo sentido que lo habían hecho los dirigentes del P. U. N. S., y expresaron, además, la

satisfacción de la Yemaa por el contenido del informe de la misión visitadora de las Naciones Unidas y el

dictamen del Tribunal Internacional de Justicia sobre la cuestión del Sahara.

Por supuesto, en todo este asunto, como en muchos otros, una lógica discreción informativa hace que no

se conozcan con precisión y exactitud los planes de nuestras autoridades ante determinadas

eventualidades.

Es de notar en este sentido que quizá se haya apreciado un descenso en el nivel de facilidades con que

hasta ahora contaban los representantes de los medias informativos destacados en el Sahara para el

cumplimiento de su misión. Acaso porque se hayan deslizado algunos errores o inexactitudes en la

información que procede del territorio, acaso porque éste sea un momento especialmente delicado en el

proceso de descolonización del Sahara, lo cierto en que las autoridades españolas en el territorio han

pedido a los periodistas aquí presentes su colaboración para establecer una muy «sui generis» fórmula de

consulta previa, que ha limitado un tanto el ambiente de absoluta y plena libertad informativa que antes se

respiraba - en este mismo sentido se está estudiando la puesta en funcionamiento de una oficina de Prensa

a la que se confiará, al parecer, la canalización y el control de las informaciones oficiales.

RODRÍGUEZ DE VIGURI

Otro de los temas favoritos de conversación en la capital del Sahara desde anteayer precisamente y del

que ya se ha ocupado ampliamente la Prensa nacional es la salida del territorio del secretario general del

Gobierno, coronel Rodríguez de Viguri. Aunque la explicación oficial de esta marcha es que el coronel se

ha tomado unas vacaciones reglamentarias y no se confirma oficialmente que el señor Rodríguez de

Viguri haya presentado la dimisión de su cargo, es público y notorio que el propio secretario general

confió a alguno de sus íntimos la víspera de su partida que tras algunos acontecimientos recientes no

se consideraba en situación de seguir desempeñando su misión y que, por tanto, había presentado su

renuncia al gobernador general del territorio y al director general de Promoción del Sahara. La fórmula

establecida entre el general gobernador y el secretario general es que mientras se tramitaba su

correspondiente cese, el coronel Rodríguez de Viguri tomaría sus reglamentarias vacaciones.

Al margen de estos temas, y aunque un poco empalidecimos por los recientes acontecimientos, otros

aspectos problemáticos de la situación del Sahara permanecen en la atención de todos. La liberación

definitiva y total de los prisioneros bajo el poder del Frente Polisario, de los saharauis que permanecen en

El Aaiún a disposición de la autoridad gubernativa y la celebración de la anunciada entrevista del

secretario general del Frente Polisario uy el gobernador general del Sahara, en lugar y fechas no

determinados, serán los "temas que en los próximos días darán lugar, sin duda, a comentarios.

18 de octubre de 1975

6

 

< Volver