Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Comienza la marcha  :   
 Toda la frontera del territorio está minada. 
 Informaciones.    21/10/1975.  Página: 1-Última. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

SAHARA: COMIENZA LA MARCHA

COMIENZA LA MARCHA TODA LA FRONTERA DEL TERRITORIO ESTA MINADA

Por Abel HERNÁNDEZ (Enviado especial de INFORMACIONES.)

RABAT, 21.

LA «marcha verde» de los marroquíes hacia el Sahara se pone en movimiento. La primera caravana de

20.000 peregrinos - hombres, mujeres y niños - con el Corán en la mano, está a punto de partir desde Ksar

Es Souk, camino de Tar-aya, cuando transmito esta crónica de urgencia a mediodía de hoy.

Desde todos los puntos del país irán poniéndose en movimiento de ahora en adelante los diversos grupos

de voluntarios hacia la frontera saharaui. «Orden, orden, orden» es la consigna. A los 350.000

participantes se les ha entregado un capítulo del Corán encuadernado con tapas verdes. Todos lo llevarán

en la mano. La pacifica guerra santa está en marcha.

Aunque el día y la hora de penetrar en el Sahara sólo el Rey lo sabe con seguridad, en fuentes dignas de

crédito se nos asegura que el día 24, viernes, todos los componentes de la marcha se concentrarán en

Tarfaya. La entrada en el territorio saharaui no será por un solo punto de la frontera, sino, al parecer, por

35 sitios distintos a lo largo de toda la muga fronteriza. Cada división estará compuesta por

10.000 personas: 9.000 hombres y 1.000 mujeres, aproximadamente.

CAMPOS DE MINAS EN LA FRONTERA

No faltan los que creen que esta impresionante romería puede acabar como el rosario de la aurora. Hay

algún campo de minas colocado desde hace tiempo por España y perfectamente delimitado. Pero hay

otras minas colocadas en la arena saharaui por el P. Polisario y otras por el F. L. U. de tendencia pro

marroquí) que ni los que las colocaron saben ahora dónde están enterradas. Se teme también la reacción

violenta del F. Polisario. Argelia, que hasta ahora había silenciado completamente la marcha, acaba de

anunciar que el P. L. N. (Frente de Liberación Nacional) va a movilizar una masa de obreros argelinos

contra la «marcha verde», que califica de instrumento del imperialismo.

No se sabe a ciencia cierta cuál va a ser la actitud española si la masa persiste en cruzar la frontera.

Madrid, en esta opción - Sahara marroquí o un Sahara pro argelino - se juega mucho. Aquí se piensa que

sería una gravísima temeridad que España se viera atrapada en esta ratonera en desierto saharaui. Fuentes

dignas de crédito nos han asegurado que hace solamente diez días Hassan II estaba dispuesto a firmar un

acuerdo, poco menos que en blanco, con Madrid. Cada día que pasa se ve más comprometida esta

solución global en la que están en juego múltiples e importantes intereses españoles, incluidas Ceuta y

Melilla y hasta el futuro de las islas Canarias. Sin embargo, en el último momento, hemos podido captar

ciertos indicios esperanzadores que pueden presagiar algo positivo.

LA DIPLOMACIA TRABAJA

La diplomacia está trabajando febrilmente entre bastidores. En la O. N. U. se detuvo el debate en el

Consejo de Seguridad para tratar de lograr un acuerdo fuera de la sala. Ayer tarde, mientras el señor

Pilalí, embajador de Marruecos en Madrid, se entrevistaba durante hora y media con el señor Cortina en

el palacio de Santa Cruz - aquí se le concede mucha importancia a este encuentro, sobre todo por su

duración -, en la Embajada de España en Rabat el embajador de los Estados Unidos mantenía una larga

conversación con su colega español, señor Martín Camero, que pocas horas antes había llegado de

Madrid; casualmente, vimos el «Cadillac» del embajador U. S. A. en la puerta de la Embajada española y

los guardaespaldas del diplomático americano esperando junto al coche.

Algo canta en el aire, como diría el poeta, sin saber todavía exactamente qué. Y eso que un pequeño

grupo de jóvenes se manifestaban ayer tarde, casi a la misma llora, ante la Embajada española a los gritos

de «Sahara es nuestro Sahara y Hassan es nuestro Rey» en actitud pacífica. La Policía cortó el tráfico de

la calle pero no hubo incidentes.

Aquí se sigue creyendo en la amistad de España y Marruecos y en que no habrá enfrentamiento violento

entre ambos países. Se distingue entre las expresiones: «Estamos amigos» y «Somos amigos». Por lo

menos, de momento, «estamos amigos».

«GUERRA CON ARGELIA»

A nivel de la calle, ayer tarde cundió un cierto pánico y las mujeres de Rabat acudieron masivamente a

los mercados a hacer acopio de alimentos. «Va a empezar la guerra con Argelia», decían. En la

conciencia de los marroquíes, su enemigo real hoy es Argelia «Si mueren 350.000 marroquíes - me decía

anoche el director de un periódico independiente de Rabat -, Hassan meterá en el Sahara medio millón de

marroquíes más. Es cuestión de vida o muerte.» Realmente es impresionante cómo el Rey ha conseguido

aglutinar y apasionar en torno a su figura a todo el pueblo marroquí en esta empresa «histórica».

También el mundo árabe sigue apiñando su solidaridad en torno al Soberano alauita y a su aventura

saharaui. Arabia Saudita (que ha anunciado el envió de un grupo de participantes en la, marcha), Túnez,

Mauritania, Jordania, Libia (no oficialmente, pero sí por medio de su Prensa), Emiratos Árabes Unidos,

O. L. P. (Yesser Arafat ofrece la cooperación técnica de la resistencia palestina), Irak (que envía un

equipo oficial de periodistas), Sudán, Líbano, etc., están de acuerdo con el Rey de Marruecos.

Comienza a moverse la gran «marcha verde», el diálogo Madrid-Rabat - se cree aquí - es más urgente y

necesario que nunca.

 

< Volver