Silenciosa atención saharaui al discurso de Hassan     
 
 ABC.    24/10/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SILENCIOSA ATENCIÓN SAHARAUI AL DISCURSO DE HASSAN

El Aaiún, 23. (Pyresa.) Toda la población de El Aaiun ha escuchado con enorme y silenciosa atención el

discurso de Has-san II, perfectamente recibido por los transistores, que constituyen la inseparable

compañía del saharaui.

INCÓGNITA. - El punto fundamental, el único realmente importante que se plantea cualquier saharaui,

ya sea P. U. N. S., Polisario o simple hombre de la calle, es saber si España protegerá con sus tropas la

independencia que desean. El Polisario debe defender la integridad territorial del Sahara. Aquí los

dirigentes del mismo Polisario dicen que mientras España esté presente debe guardar sus fronteras hasta

le independencia, y el inteligente Duhe Sidna Nancha, secretario general del P. U. N. S., nos repite cada

día que el pueblo saharaui necesita una potencia protectora durante los primeros momentos de la

independencia. En una palabra, los saharauis quieren la independencia y rechazan la anexión a cualquier

país vecino, pero consideran que semejante acontecimiento libertador reclama un telón militar de

protección en la frontera de Marruecos, a la sombra de la cual realizar la independencia.

Naturalmente, ellos piden armas para cuando lleguen los marroquíes a la frontera, y por parte del Frente

Polisario se anuncia que, si los españoles retirásemos nuestras fuerzas una vez cumplida la

descolonización, organizarán una guerrilla contra los marroquíes, inspirada en él ejemplo palestino. «Si

hemos combatido contra Ejércitos españoles, mucho más fácilmente podríamos luchar contra el marroquí,

que tiene menos fuerza.»

ACUERDO Y NO ENFRENTAMIENTO. - Lo que el propio Polisario procura en estos días es no

mostrar con demasiada ostentación los puntos números dos y tres de sus «diez condiciones» para la

celebración del referéndum, donde se decía literalmente que era necesario «la retirada de las fuerzas

españolas en todas sus categorías y su sustitución por los revolucionarios del Frente Popular para asegurar

la seguridad. La retirada de la Administración española y su sustitución por una administración nacional».

Ayer repitieron algunos observadores españoles bien informados que le constante posición del Gobierno

español es la declaración ministerial del 23 de mayo de este año, donde se advertía a las Naciones Unidas

que si la hostilidad de los vecinos del territorio perturbada gravemente la seguridad española podría

acelerar su proceso descolonizador y la transmisión de poderes, y esta doctrina, que es de puro sentido co-

mún, no ha variado en ningún caso.

Lo que se ve cada vez con más claridad es que la descolonización del Sahara, dadas sus especiales

características geográficas y la extensión desmesurada de sus fronteras artificiales, sólo puede realizarse

con el acuerdo de todos los elementos interesados en la operación: Marruecos, Mauritania y la población

local, indiscutiblemente representada por el Frente Polisario. Es el acuerdo y no la confrontación lo que

puede dar la paz al Sahara. La pregunta no es si el Sahara debe ser independiente, sino «cómo» puede el

Sahara organizarse al día siguiente de la salida de los españoles, que han cumplido ya aquí su obligación

descolonizadora.

 

< Volver