La marcha sobre el Sahara. 
 Waldheim viaja mañana a Marruecos  :   
 Después vendrá a España y visitará también Mauritania y Argelia. 
 Informaciones.    24/10/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

WALDHEIM viaja mañana a Marruecos

DESPUÉS VENDRÁ A ESPAÑA Y VISITARA TAMBIÉN MAURITANIA Y ARGELIA

NUEVA YORK, 24. (Corresponsal de INFORMACIONES) El secretario general de las Naciones Unidas,

señor Waldhein, saldrá mañana hacía Rabat en cumplimiento de la resolución aprobada en la madrugada

de ayer por el Consejo da Seguridad. Según fuentes de la O. N. O., la misión inmediata del señor

Waldheim será convencer al Rey Hassan II para que desista de su marcha. En tal sentido, las fuentes

destacan que lo más importante de la misión del señor Waldheim es el mandato personal que lleva del

Consejo de Seguridad.

Tras su visita a Rabat, y posiblemente Marraquech, donde se entrevistará con Hassan II el señor

Waldheim viajará a España, Mauritania y Argelia, aunque las fuentes no pudieron especificar la

prelación.

El secretario general de la O, N. U. pasó el día de ayer celebrando consultas con las cuatro partes

interesadas. Aparte de las primeras reuniones durante la madrugada con el embajador marroquí, señor

Slaoui, y el español, señor Piníés, el señor Waldheim se entrevistó otra vez con los embajadores español y

marroquí; por la mañana con uno y por la tarde con otro. Posteriormente hizo otro tanto con el ministro de

Asuntos Exteriores argelino, señor Abdel Azziz Bouteílika, al que acompañó el embajador de dicho país,

y con el mauritano, señor El Hassem.

PACIENCIA

Un portavoz de la O. N. U. manifestó anoche que el secretario general seguirá hoy en la sede del

organismo internacional con sus consultac con las cuatro partes interesadas, en los que se espera

determine sus planes concretos de viaje. Mientras tanto en la O, N. U. la consigna era paciencia hasta la

terminación de las consultas aquí, y se esperaban noticias de los contactos diplomáticos iniciados a los

diferentes niveles con el Rey Hassan.

En este sentido, los rumores en torno a un entendimiento Marruecos-España, ya presentes los días

anteriores, continuaron incrementándose, a pesar de que las noticias de Rabat, en el sentido de que el Rey

Hassan no hubiese hablado de la marcha en su alocución al país parecían desmentidos.

La misión del subsecretario norteamericano de Estado para Asuntos Africanos, señor Alfred L. Atherton,

se seguía paso a paso y sus declaraciones en Marrakech de que todavía quedaba una solución diplomática

a la vista se recibieron con natural alivio. La postura norteamericana, según medios diplomáticos, era

también de espera, presuntamente con objeto de aguardar al regreso esta noche, desde Pekín, del

secretario de Estado. Henry Kissinger.

INTERVENCIÓN DE KÍSSINGER

Puentes diplomáticas no descartan una intervención directa del propio Kissinger, que desde Tokio ya

envió a su representante Atherton a Arielia y a Marrakech, si la situación, como parece, se saliese de

madre. El peligro mayor que se ve en Washington no es un enfrentamiento armado entre España y

Marruecos, sino el que se originaría con la intervención armada de Argelia en el conflicto. Esta, a juzgar

por las advertencias diplomáticas ya realizadas en el Consejo de Seguridad, no se descartaba en medios

árabes responsables.

En este sentido, el viaje del señor Waldheim a la zona abarcaría también a Argelia y a Mauritania con el

fin de recoger de éstos una promesa de no intervención armada. La visita a la frontera saharaui es

descartada en parte, aunque se tiene noticias de que el secretario general señor Waldheim, habría

conversado con las autoridades españolas sobre las condiciones logísticas de tal desplazamiento.

 

< Volver