España tendrá que explicar con detalle en la ONU el cambio de postura sobre la descolonización     
 
 Informaciones.    30/10/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 12. 

SAHARA

España tendrá que explicar con detalle en la O.N.U. el cambio de su postura sobre la descolonización

NUEVA YORK, 30. (Corresponsal de INFORMACIONES.)

DADA por supuesta la existencia de un entendimiento entre Madrid y Rabat sobre la descolonización del

Sahara, el Gobierno español tendrá que informar oficialmente a la Asamblea General de las Naciones

Unidas de la forma cómo se efectúe la transferencia de soberanía en el Sahara occidental, según medios

diplomáticos responsables de este organismo mundial.

Para éstos el aparente cambio de la postura española en la descolonización del Sahara - que según la

historia de las resoluciones de la Asamblea General debe basarse en la autodeterminación del territorio -

tendrá que ser explicado en detalle y con razones contundentes, si es cierto que existe, a los medios

competentes de la Organización - los problemas de descolonización: IV Comisión y Asamblea General. A

este respecto, se recuerda que sólo existe una declaración del Gobierno español sobre el asunto, cuando el

23 de mayo de este año se informó al secretario general de la Organización que las autoridades españolas

se reservaban el derecho a transferir la soberanía en el momento que lo considerasen oportuno.

Mientras tanto, un portavoz de la O. N. U. sólo pudo decir ayer que el secretario general, señor

Waldheim, que regresa la noche anterior de sus consultas con las autoridades de España, Marruecos,

Mauritania y Argelia, tenía la impresión de que el problema del Sahara se resolvería por medio de un

«acuerdo negociado.» El señor Waldheim sacó tiempo ayer, tras atender la visita del Presidente egipcio,

para mantener consultas diplomáticas normales con las partes interesadas y acelerar su informe escrito al

Consejo de Seguridad.

SIN FECHA PARA REUNIRSE

Sin una lecha concreta para la reunión de este organismo que fue convocado urgentemente hace doce días

por el representante español, don Jaime de Piniés, se asegura en medios bien informados de la O. N. U.

que la reunión se retrasará incluso hasta la próxima semana, existiendo la posibilidad, sin embargo, que

pueda reunirse este fin de semana. Pero fuentes del mismo declararon anoche que la máxima urgencia,

que antes venía de España, partiría, ahora de Argelia, país interesado en que se continúa la

descolonización del territorio a través del programado referéndum de la población.

Al respecto, se espera que Argel concentre ahora sus esfuerzos en la IV Comisión de la Asamblea

General, donde se decide sobre problemas de descolonización, la cual prevé para fecha cercana, mes de

noviembre posiblemente, sus audiencias anuales sobre el tema. Esta Comisión debe recibir, y acusar

recibo formalmente, del informe de la misión visitadora del Comité de los Veinticuatro (o

descolonización) al territorio, y del dictamen consultivo que el pasado año solicitó del Tribunal

Internacional de La Haya.

PROBLEMAS TODAVIA

Cualquiera que sea el acuerdo de Madrid con Marruecos, el problema legal y político persiste, de cara a

esta IV Comisión. Fuentes de ésta, vinculadas a la redacción del informe de la misión visitadora,

señalaron ayer que sólo un acuerdo de Madrid con Marruecos y Mauritania que contemple la celebración

de un referéndum posterior en el territorio, seria aceptado por la Asamblea General. Sin embargo, otras

fuentes dudaban de esta interpretación y daban a entender que, dada la particularidad del caso y las

acciones unilaterales ya adoptadas, el proceso de descolonización que mayor apoyo formal consiga en la

Asamblea General será el que salga adelante.

En las Naciones Unidas, mientras tanto, se respira con alivio por los continuos retrasos que está sufriendo

la «marcha hacia el Sahara» de los voluntarios marroquíes. Aparte del deseo encubierto de las autoridades

marroquíes para contenerla, otros factores naturales, como el tiempo y las dificultades materiales de la

misma, están cooperando a este propósito. Se especula que el Consejo de Seguridad, cuyo mandato no

excede de las implicaciones que el problema tiene sobre la paz y seguridad mundial, podría marginarse

muy pronto del tema y trasladarlo a la Asamblea General y la Comisión de Descolonización, si la marcha

no modifica, como se espera, el «statu quo» del territorio.

MENSAJERO

Con todo, el secretario general de la O. N .U. ha dejado «en la zona», es decir en los cuatro países

interesados en la descolonización, a un emisario personal suyo, su ayudante especial señor Andre Levin.

Este enviado del señor Waldheim se entrevistó ayer con las autoridades argelinas, sin que se supieran

detalles de su reunión, y es posible que visite alguna capital más antes de regresar a Nueva York.

La ausencia del representante español, por enfermedad, de las Naciones Unidas, ha provocado, por otra

parte, una disminución de las actividades normales y extraordinarias de nuestra misión. Aunque se sigue

el tema paso a paso, la atención está concentrada en Madrid, donde también se encuentran los ministros

de Asuntos Exteriores de Marruecos y Mauritania, y a donde ayer llegó también, tal como se esperaba

aquí, Mohammed Ben Ahmed, enviado especial del Presidente argelino. La misión del ministro de

Gobernación argelino en Madrid se observa aquí con particular atención, sobre todo en relación con las

medidas adoptadas extraordinarias por la administración española en el Sahara y concretamente en su

capital.

 

< Volver