Madrid, a vista de parlamentarios (y VI). 
 Alianza Popular busca caras nuevas para las municipales     
 
 Informaciones.    03/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

MADRID, A VISTA DE PARLAMENTARIOS (y VI)

Alianza Popular busca «caras nuevas» para las municipales

MADRID, 3 (INFORMACIONES).

Las respuestas de Alianza Popular en todo el conjunto de sus parlamentarios por Madrid, llegaron ya

iniciada la publicación de la encuesta; esta circunstancia, unida al techo de que sea A. P. el partido

político al que pertenece el actual alcalde y varios representantes de la Corporación Municipal, hacen que

ofrezcamos hoy en solitario las respuestas de los parlamentarios aliancistas.

—¿Cuáles son, a su juicio, los principales problemas de Madrid?

No son ni mayores ni menores que los de una ciudad de su importancia y que registre buena parte del

crecimiento a los últimos años. El más acuciante es quizá el de las viviendas, que va desde la utilización

de edificios anticuados, y aun algunos en estado ruinoso en el centro de la ciudad, lo que representa un

chabolismo cubierto, hasta el clásico chabolismo de cinturón, pasando por la conocida falta de viviendas,

que no sólo es de esta ciudad, sino de todas las españolas y de muchas mundiales. Con todo esto, este

problema hay que reconocer que no es municipal, sino que se halla inserto en un cuadro económico,

jurídico y social que ha de ser resuelto a nivel gubernamental.

Problema importante también es el de la circulación y que es resultado de una red deficiente de

transportes públicos, complicación ésta que no data de ahora y que, por tanto, tampoco tiene una solución

inmediata. La circulación es un tema que presenta grandes dificultades en la práctica totalidad de las

grandes ciudades del mundo, y en Madrid se complica por el hecho de un deficiente desarrollo del

ferrocarril metropolitano. La red de transporte subterráneo ha que dado enormemente reducida, y mientras

no se ponga al día con nuevas estaciones y nuevas líneas, algunas de ellas sólo a falta de colocarles los

carriles no se dará el paso definitivo y se seguirá aumentando enormemente el transporte de superficie

mediante autobuses sin lograr una contracción importante del tráfico de coches privados que, aun

representando una parte pequeña del movimiento general, supone, sin embargo, en determinados

momentos la casi paralización del transporte en la ciudad.

Otro gran problema es el del saneamiento, en el sentido amplio, que va desde la conservación del medio

ambiente hasta la crítica situación de las aguas del río Manzanares, que no debe continuar en el abandono

sanitario en que se encuentra.

Del resto de los temas de la ciudad, se puede hacer un gran inventario de dificulta des y de puntos

mejorables. Pero siempre habrá problemas en una ciudad, porque es el síntoma de que sube el nivel de las

exigencias de sus habitantes y ello es bueno y común a todas las grandes urbes.

Resta sólo por añadir que hay que poner limites a la amplitud de la urbe. Ninguna ciudad ha de tener

manías de grandeza y Madrid debiera tender a una limitación de su crecimiento. El tema urbanístico así

enfocado, teniendo en cuenta no Madrid, sino prácticamente toda la provincia, con la descentralización de

edificios públicos para ser llevados al polígono de Valverde, como ejemplo: la Universidad de Alc alá de

Henares, todo e11o forma parte de una política para que no aumente la densidad de Madrid y se tienda a

un urbanismo de extensión al cual no estamos acostumbrados en España y que representa la mejor

solución a los problemas de la ciudad.

—¿Qué opina del aplacamiento de las elecciones municipales?

—Yo tengo miedo a que la situación e c o n ó mica del Ayuntamiento, que es muy grave, dificulte las

actuaciones de unas nuevas Corporaciones. Aunque Alianza Popular mantiene la conveniencia de que las

elecciones municipales deben llegar cuanto antes, es consciente de que, para mantener lo único que queda

del rápido desmantelamiento de las instituciones sufrido en este último año, es decir, los Ayuntamientos

que aun con todas las dificultades siguen funcionando, habría que dar a las nuevas Corporaciones la

seguridad de que pueden hacer frente a los problemas que tienen planteados casi sin excepción todas las

ciudades españolas.

El aplazamiento sirve para que, aprobada la Constitución —cosa que parece esencial antes de las

elecciones municipales—, se pueda acordar rápidamente una nueva ley de Administración Local, para

que las nuevas Corporaciones no tuvieran que montarse sobre una administración imposibilitada de hacer

frente a los problemas. Esto sería enormemente conveniente.

—¿Cómo enfocará su partido la campaña electoral?

—No hay duda que en las elecciones municipales tos problemas a discutir tienen menos altura política

que los de las correspondientes al Parlamento, y se precisa más de hombres eficaces de carácter general y

con vocación de servicio vecinal que de grandes pensadores políticos. Teniendo esto en cuenta,

esperamos encontrar hombres apropiados, con juventud y caras nuevas, para presentarlos a las elecciones

municipales, y yo confio que la nueva imagen de Alianza, situada cada vez más en el centro, que siempre

reivindicó, y fiel al respeto de unos valores que el país empieza a ver seriamente comprometidos, pueda

darnos unas grandes posibilidades en el tema de las elecciones municipales próximas.

—¿Cree que puede mantenerse la actual composición del Ayuntamiento?

—Creo que en este momento todo lo que sea cambiar una estructura e instituciones, como los municipios,

que son los únicos que se han mantenido en el rápido desmantelamiento de organismos necesario para el

bien del país, sería peligroso. Se debe sustituir a las personas de acuerdo con lo que marca la ley, pero,

mientras tanto, debe prevalecer el funcionamiento actual, que conociendo a los hombres que ocupan estos

puestos y el espíritu con que los ocupan, sin otra retribución que la de no dejar abandonadas unas parcelas

de actuación, en las que creo que, con todas las dificultades del momento, se trabaja con la eficacia que

permiten unos presupuestos tradicionalmente muy cortos, y unas exigencias en aumentó por parte de los

vecinos.

—¿Cómo podría elaborarse una administración provisional?

—La administración provisional está prevista en la ley mediante la creación de comisiones gestoras. En la

pregunta anterior ya he contestado cuál es mi punto de vista, y Alianza Popular, que desea elecciones

municipales en el plazo más breve posible, entiende que con ellas se resolverá una situación sin

actuaciones provisionales.

Encuesta elaborada por: Marta Luz Nachón, Donata Bustamante, María José M. de Tejada y Federico

Castaño.

Coordinación: Mayte Mancebo.

 

< Volver