Autor: V. L. . 
 Fernández de la Mora habla de la Unión Nacional Española. 
 El programa de Alianza Popular está en el espíritu de UNE     
 
 ABC.    02/12/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ABC. VIERNES, 2 DE DICIEMBRE DE 1977. PAG, 13

FERNANDEZ DE LA MORA HABLA DE LA UNION NACIONAL ESPAÑOLA

«EL PROGRAMA DE ALIANZA POPULAR ESTA DENTRO DEL ESPÍRITU DE U.N.E.»

La Asamblea General de Unión Nacional Española fue conflctiva. El grupo disidente encabezado por

Zamanillo asegura que los Asambleístas le proclamaron nuevo presidente. Parece, sin embargo, que la

autoridad gubernativa suspendió el acto por alteraciones del orden público. Fernández de la Mora,

presidente de U. N. E. desde que desapareció la presidencia colegiada, responde a nuestras preguntas.

—Señor Fernández de la Mora, ¿se celebró la Asamblea de Unión Nacional Española?

•—No, y por una razón definitiva; el acto fue suspendido por el delegado gubernativo. La Junta Direct i v

a Nacional, reunida a la hora en que debía comenzar la A s a m blea, ratificó el acuerdo de suspensión por

unanimidad. Asistió a esta reunión la inmensa mayoría de sus miembros. Tamb i é n ratificó el acuerdo el

Consejo Asesor, representado por varios de sus vocales y por su presidente; y todos los delegados

provinciales excepto tres.

¿Cuál fue el motivo de la suspenden?

— El completo desorden a que dio lugar la ocupación violenta del local por un grupo de provocadores,

bastante menores de edad, desprovistos de credencial y ajenos a Unión Nacional Española, que

atropellaron a los agentes, rompieron una puerta, inutilizaron los micrófonos, averiaron el servicio de

refrigeración. Insultaron y agredieron a varios asambleístas (y hasta a un fotógrafo. y se comportaron de

forma incivil. En estas condiciones, celebrar la Asamblea era imposible.

— ¿La base de Unión Nacional Española se suele conducir así?

—Aquellos chicos agresivos —a los que, sin duda, se había mentalizado previamente, por lo que sus

instigadores son los responsables del lamentable espectáculo— no son la base de Unión Nacional

Española. La base de Unión Nacional Española es seria y responsable, Y que conste que admitiría la

buena fe de algunos de los manifestantes porque la juventud, es fogosa y manejable. Pero Unión Nacional

Española es otra cosa.

CREDENCIALES

— Se ha dicho que usted manejaba las credenciales, ¿es verdad eso?

—No, porque se ha facultado credencial a cuantos afiliados lo han solicitado. Al no haber «carnets», la

única forma de controlar la asistencia de militantes auténticos es la credencial. Comprenderá que en otro

caso resultaría facilísimo introducir en una asamblea unos cuantos intrusos y manipular el resultado de

aquélla. Creo que, en buena parte, esto es lo que se ha intentado; si no, resulta inexplicable que rompiesen

la puerta y no aceptasen el control reglamentario.

— ¿Quién gobierna Unión Nacional Española actualmente?

Al haber sido suspendida la Asamblea General, Unión Nacional Española sigue regida por los mismos

órganos y personas que venían haciéndolo hasta la fecha, con algún cambio obligado y mínimo, hasta que

resuelva la próxima Asamblea. Y si la Asamblea General decide una nueva línea dejaría la presidencia

con sumo gusto.

—La escisión se ha producido como consecuencia de la federación de Unión Nacional Española con

Alianza Popular, ¿qué puede decirme al respecto? —Como cofundador de Alianta Popular, siempre he

defendido la federación, por entender que Alianza Popular es el grupo parlamentario que tenemos en las

Cortes para actuar legal y eficazmente. Además, vamos a la formación de grandes bloques en la

confrontación que se dibuja, entre el humanismo cristiano y el marxismo. Dividir, en vez de unir, es un

grave error; lo dije en mi último articulo de ABC, coincidiendo con otro de Federico Silva. El programa

de Alianza Popular, su defensa de la unidad nacional, de las fuezas armadas, de la economía de mercado,

del orden publico, de la autoridad, su antimarxismo, debiera ser aceptable para cualquier mentalidad

razonable, dentro del espíritu de Unión Nacional Española. Yo he defendido el rearme ideológico

tradicional en una docena de libros, en ensayos y artículos; pero acepto las reglas de juego, porque no hay

otras. Algunos no comprenden esto, y quieren anclarse en nostalgias inoperantes o

en «ghettos» incomunicados. A España hay que servirla con sentido práctico; o sea, con las armas de hoy,

y en el terreno de Juego existente.

—Parece que el episodio Praga-Carrllo provocó, definitivamente, el cisma.

¿Cuál es su opinión sobre este punto? —Personalmente, me he definido con claridad al darme de baja en

el Club Siglo XXI, Pero de ahí a desmantelar Alianza Popular hay una distancia casi inconmensurable.

Así lo ha comprendido mucha gente de Unión Nacional Española, por lo menos, tan fervorosa en su

postura tradicionalista y en sus lealtades como el que más. Debilitar Alianza Popular sería hacer el Juego

al adversario. Este es el enfoque correcto y constructivo.

—¿Cree Que Unión Nacional Española seguirá federada en Alianza Popular? —Si. Espero que la

próxima Asamblea General, que convocaremos oportunamente y con garantías de orden, ratifique el

actual estatus» y sigamos, como hasta ahora, federados en Alianza Popular. Este es el criterio

predominante en la Junta Directiva, en el Consejo Asesor, en los presidentes provinciales y, ni qué decir

tiene, es el mío propio.

—Por último, se dice que el señor Zamanillo le ha expulsado de Unión Nacional Española, ¿tiene algún

comentario al respecto? —Me hace gracia.—V. L,

 

< Volver