Sahara. Según fuentes oficiosas marroquíes. 
 Marruecos no quiere llegar a una guerra con España     
 
 Informaciones.    07/11/1975.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SEGÚN FUENTES OFICIOSAS MARROQUÍES

Marruecos no quiere llegar a una guerra con España"

MADRID, 7. (INFORMACIONES.)

La «marcha verde» no va dirigida contra España. Sólo pretende significar que todo el pueblo marroquí,

no sólo el Rey o cualquier sector aislado, siente el Sahara como suyo. Marruecos no quiere en modo

alguno llegar a una guerra ni a una ruptura con España. Nunca a una ruptura."

Esto manifestaron ayer en Madrid a un redactor de INFORMACIONES fuentes oficiosas marroquíes,

precisamente en las horas cargadas de nerviosismo en que la marcha se adentraba en territorio saharaui,

una vez traspasada la frontera.

Dichas fuentes, con evidente interés en clarificar la postura marroquí en estos momentos en que el

problema del Sahara ha llegado a su punto más crítico y quizá más confuso desde todos los ángulos,

insistieron sobre todo en quitar dramatismo —en lo que a España se refiere — a los aspectos más

delicados de la «marcha verde» y aun a la «marcha» en sí, y recalcaron que la opinión pública española

debe, según su punto de vista, prestar más atención y confiar sobre todo en las negociaciones a alto nivel

emprendidas entre Madrid y Rabat. No dieron detalles, sin embargo, sobre el próximo desenvolvimiento

de la «marcha verde».

LA HUIDA DEL PRESIDENTE DE LA YEMAA

Para las mencionadas fuentes no hubo, por otra parte. «huida» del presidente de la Yemaa. Jatri Udl Sidi

Uld Yumani, a Marruecos, ya que, según ellas, el procurador saharaui marchó en un vuelo regular de la

compañía Iberia de Madrid a Marruecos, sin ninguna escala en Las Palmas y sin ningún misterio.

Resaltan asimismo el hecho de que en la carta que ha remitido al presidente del Consejo de Seguridad de

las Naciones Unidas el señor Ja-tri éste lanza «un llamamiento solemne a las Naciones Unidas y a la

conciencia internacional para invitar al Gobierno español a proseguir con urgencia las negociaciones

directas (con Marruecos) con vistas a la transferencia de poderes».

Que prosigan esas negociaciones es, siempre según las mismas fuentes, también el mayor deseo do Rabat.

Estados Unidos y el mundo occidental también tendrían interés en ello, según salió a relucir en la

conversación, toda vez que un Sahara no marroquí y proargelino podría acabar albergando - dicen— ba-

ses militares soviéticas —las primeras que la U. R. S. S. tendría en el Atlántico—, lo que desequilibraría

todo el «statu quo» actual al oeste del Mediterraneo. Perspectiva esta que sobrepasa la dimensión de los

fosfatos y se trasluciria en la actual animación internacional en torno al problema.

INFORMACIONES

 

< Volver