Sahara. Tras la visita de Carro a Agadir. 
 Asombro en El Aaiun     
 
 Informaciones.    08/11/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

TRAS LA VISITA DE CARRO A AGADIR ASOMBRO EN EL AAIUN

EL AAIUN, 8. (Enviado especial de INFORMACIONES.)

AL margen de la peripecia casi folklórica que supone la «marcha verde» marroquí sobre el Sahara, las

noticias que llegan a El Aaiún sobre la evolución política del conflicto, que actualmente enfrenta a España

y a Marruecos, producen estupor y desazón parecidos a los existentes antes de la visita a la capital del

Sahara del Príncipe de España como Jefe de Estado en funciones, hace cinco días.

Al filo de las once de la noche se supo en El Aaiún que Radio Rabat había anunciado a bombo y platillo

que un brazo de la «marcha verde» estaba penetrando en el Sahara sin ninguna oposición por parte

española, desde la localidad marroquí de Abatig que puede situarse en el mapa en línea recta desde Smara

a la frontera. La noticia no ha podido ser contrastada aquí a causa de lo avanzado de la hora; es preciso

añadir, sin embargo, que ya se tenía noticia de que algunos convoyes de la marcha, pertenecientes

principalmente a las provincias de Tarfaya, Marrakech y Casablanca, habían tomado efectivamente el

camino de Abatig, alejado al este de la zona principal de la concentración en Tah. La desazón y la

Inquietud producida por esta información, que, insistimos, no ha sido confirmada desde aquí, es paralela a

la que ha originado la noticia de la visita del ministro español de la Presidencia, don Antonio Carro, a

Agadir, donde se encuentra el Rey Hassan II de Marruecos, mientras se anunciaba en Madrid que el

hermano del Rey alauita arribaría a la capital de España esta misma mañana. Sin que estas visitas

signifiquen «per se» nada concreto, el desplazamiento del señor Carro a Marruecos ha producido

reacciones de gran asombro, sobre todo si se tiene en cuenta que la posición española, «poyada

internacionalmente, confiere a nuestro país en las presentes circunstancias posibilidades teóricas más que

sobradas de tratar el tema saharaui desde una postura de ventaja y de firmeza. Por decirlo de otra manera,

desde aquí se interpreta que deben ser los diplomáticos o las personalidades marroquíes de cierto rango

quienes inicien un acercamiento hacia la postura española y quienes, por tanto, den los pasos precisos

para tal fin, incluidos los viajes que se consideren necesarios a Madrid. En otro orden de cosas, continúan

llegando a la capital del Sahara confusas noticias sobre los numerosos enfrentamientos habidos esta

semana entre fuerzas de las tropas marroquíes y grupos militares del Frente Polisario. Según las noticies

que llegaron anoche a El Aaiún, al parecer el Frente Polisario ha decidido definitivamente a su favor la

situación militar en la zona este del Sahara y han vuelto a su poder zonas de las que las tropas españolas

se habían replegado hace días. En los combates, siempre siguiendo fuentes saharauis se habrían producido

más de 200 bajas marroquíes, entre muertos, heridos y prisioneros. El Frente Polisario ha sufrido ocho

muertos. Según parece, tropas marroquíes y fuerzas del F. Polisaria han atacado alternativamente en

diversos puestos próximos a las fronteras argelina y marroquí.Parece igualmente que la ayuda prestada

por Argelia al F. Polisario para el suministro de armas y avituallamientos ha sido decisiva para inclinar a

favor del Frente de Liberación la balanza de los acontecimientos. Las filas del Frente se han visto

incrementadas notablemente con la llegada de muchos voluntarios procedentes de todos los puntos del

Sahara.

 

< Volver