Autor: Peláez Barranco, José. 
 Sahara. 
 Buen ambiente en Melilla  :   
 Se intensifica el tráfico fronterizo de personas y vehículos. 
 ABC.    15/11/1975.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. SÁBADO 15 DE NOVIEMBRE DE 1975. PAG. 12.

SAHARA

BUEN AMBIENTE EN MELILLA

Se intensifica el tráfico fronterizo de personas y vehículos.

Melilla. 14. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Las conversaciones que se están celebrando en

Madrid, entre altos representantes de Marruecos y Mauritania por una parte y miembros del Gobierno

español de otra, tras la decisión del Rey Hassan de suspender la «marcha verde» sobre el Sahara, han sido

acogidas con auténtica satisfacción en el vecino territorio marroquí limítrofe a esta ciudad.

ATMOSFERA DISTINTA

En la cercana Nador, capital de la provincia marroquí del mismo nombre, el ambiente hostil hacia España

de hace unas semanas ha dado un giro de 180 grados, comentándose muy favorablemente la posible

solución amistosa que habría de aportar las negociaciones en marcha. La distensión es evidente y buena

prueba de ello la tenemos en la intensificación del tránsito de personas y vehículos por la frontera y en las

facilidades que se dan para atravesarla por parte de los agentes policiales v aduaneros de Marruecos.

TAMBIÉN DESCONTENTO

El renacido espíritu de amistad hacia los españoles es más acusado, desde luego, en los marroquíes de

mayor edad y entre las autoridades y funcionarios públicos, que consideran muy ventajoso para el país y

su futuro político un convenio amistoso y de cooperación en todos los órdenes con España: pero existe

también algún núcleo de Jóvenes y otros afines a los partidos de la oposición a la monarquía alauita que

no oculta su decepción por la interrupción de la «marcha» sahariana y por lo que ellos denominan

claudicación de Hassan II ante la firmeza del Gobierno español. Puede decirse que la opinión pública de

Marruecos es mayoritaria en favor de un entendimiento con España, aunque no sea desdeñable esa

minoría contestataria que no disimula su contrariedad ante un arreglo pacífico del problema.

Por lo que a Melilla se refiere, las relaciones humanas y de toda índole con la población vecina de

Marruecos, han vuelto a la tradicional línea de convivencia amistosa, apenas alterada por los últimos

acontecimientos del Sahara.

INFLUENCIA DE MELILLA

La influencia de Melilla, única ciudad de importancia en un radio de 200 kilómetros, no admite dudas.

Los poblados rurales de la vecindad, con una población que supera los 30.000 habitantes, viven

prácticamente de sus relaciones comerciales y de trabajo con la población melillense y sería muy difícil

para ellos adaptarse a un cambio radical de la situación. De ahí que se acepte con tanto complacencia la

buena disposición de España y de Marruecos para un arreglo definitivo de todas las cuestiones

pendientes, por la vía de las negociaciones amistosas—José PELAEZ BARRANCO.

 

< Volver