Autor: Bayón, Felix. 
 La permanencia de España en la OTAN. Se reanuda la actividad diplomática española tras el paréntesis del reférendum. 
 El calendario sobre reducción de las bases será fijado en mayo     
 
 El País.    14/03/1986.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Se reanuda la actividad diplomática española tras el paréntesis del referéndum

El calendario sobre reducción de las bases será fijado en mayo

FÉLIX BAYÓN, Madrid

£1 Consejo Hispano-Norteamericaoo, que se reunirá en Washington en la segunda quincena de mayo, decidirá la agenda de las negociaciones que entablarán ambos países sobre la reducción de la presencia

militar de Estados Unidos en España. De este modo, se cumplirá el compromiso alcanzado entre los Gobiernos de Washington y Madrid, el pasado mes de diciembre, de estudiar la reducción una vez que se asegurase la permanencia en la OTAN.

El Consejo Hispano-Norteamericano es responsable de la supervisión del convenio de amistad, defensa y cooperación firmado el 2 de julio de 1982 en Madrid. Hasta el momento, las conversaciones para la reducción de la presencia militar norteamericana en España —que se celebraron en dos rondas, en Madrid, el pasado otoño— se hicieron al margen de este consejo, que se reúne ordinariamente dos veces al año.

La reducción de la presencia militar estadounidense en España era uno de los dos puntos que acompañaban a la propuesta del Gobierno de permanecer en la OTAN.

Aunque aún no se ha cuantificado la reducción, diversas fuentes gubernamentales han insistido en los últimos meses en que se pretende la completa españolización de las bases de Torrejón y Zaragoza. En ambas poblaciones el jí se ha impuesto en el referéndum, y también en las que albergan las otras dos bases que utiliza EE UU: Morón y Rota.

La firma del TNP

El otro punto votado en referéndum el miércoles era el que declaraba la voluntad desnuclearízadora del Gobierno. En relación con este asunto, se espera que en los próximos meses las grandes potencias, e incluso algunos pequeños países europeos, repitan sus peticiones a España para que firme el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).

Sin embargo, fuentes gubernamentales españolas se han limitado a asegurar que se continuará estudiando la firma de este tratado, que el presidente del Gobierno español, Felipe González, ha tachado repetidas veces de "hipócrita" y "desigual".

Además de las negociaciones con los norteamericanos, el Ministerio de Asuntos Exteriores retoma ahora la vuelta a la normalidad tras el paréntesis, algo nervioso, vivido durante la campaña del referéndum. El ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, tiene previsto realizar en breve viajes a Portugal y Filipinas.

A Portugal viajará la próxima semana. A Filipinas, lo hará a comienzos del próximo mes de abril. Además de tomar contacto con la nueva situación política de ese país, el ministro celebrará en

Manila una reunión con los embajadores de España acreditados en Asia.

En el Ministerio de Asuntos Exteriores se preparan además inminentes relevos en diversas embajadas.

Entre otras, las de Atenas, Varsovia y París. El hasta ahora embajador de España en Francia, Joan Raventós, tiene previsto cesar en su cargo a finales de este mes de marzo. Si bien aún no se ha tomado una decisión en firme, fuentes diplomáticas españolas dan por seguro que Raventós será sustituido por un diplomático de carrera.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Felipe González, tiene previsto realizar en los próximos meses la gira por Cuba, Ecuador y Perú que anuló a última hora el año pasado tras resolver su primera crisis de Gobierno.

No obstante, en la agenda diplomática española el viaje más importante de los que se prepara es el que Felipe González hará a Moscú el próximo mes de mayo.

 

< Volver