El tiempo primaveral facilitó la afluencia a las urnas     
 
 Ya.    03/03/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

3 de marzo de 1986

El tiempo primaveral facilitó la afluencia a las urnas

Con un tiempo primaveral en casi todo el país, una participación elevada y sin que se registrasen incidentes graves, millones de españoles acudieron ayer a las urnas para ratificar la permanencia de España en la Alianza Atlántica. La absoluta normalidad y la elevada participación fueron las notas dominantes de la jornada, según destacó el ministro del Interior

Madrid/YA

Barrionuevo subrayó el talante pacífico demostrado por los españoles n la jornada electoral de ayer y realto la ausencia de incidentes y el elevado porcentaje de participación, fue comparó con los de las eleccioles posteriores a 1977. El ministro —que hizo un llamamiento para que os ciudadanos que no lo hubieran hecho todavía acudieran a votar— compareció por primera vez ante los periodistas a las siete de la tarde en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid, que se convirtió en el cuartel general del seguimiento de os resultados del referéndum.

A esa hora, el subsecretario de nterior, Rafael Vera, anunció que el porcentaje de participación correspondiente a las siete de la tarde era leí 49,02 por 100. Por comunidades autónomas, ta participación queda como sigue: Andalucía, 47,75 por 00; Aragón, 50,5; Asturias, 48,45; Baeares, 42,73; Cantabria, 49,99; Castila-La Mancha, 47,75; Castilla-León, 4,75; Cataluña, 50,54; Extremadura, 0,88; Galicia, 27; Madrid, 50,37; Naarra, 51,53; País Vasco, 55,85; Muría, 51,44; La Rioja, 51, y Valencia, 4,97. En Ceuta, el porcentaje de participación era del 34,54, y en Metilla, 1 37,1.

Cerca de 100.000 efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado vigilaron desde primeras horas los alreedores de los colegios electorales y entros oficiales para velar por el rden y la normalidad en el desarroo de la consulta.

El único incidente ocurrido en ladrid se registró en la mesa donde va a votar el ministro del Interior, josé Barrionuevo, que no pudo abrir las puertas hasta las 11,15 horas por alta de papeletas y de actas, que abían sido llevadas a otro centro Dr error.

González levantó gran expectación

La mayor concentración de curiosos se dio a primera hora en el colegio electoral del barrio de Moncloa,

donde docenas de periodistas vieron votar al Presidente del Gobierno, Felipe González, en una mesa que presidía Adriana Fraga, la hija del líder la oposición. «El destino está en los de los ciudadanos en el día

hoy», comentó Felipe González.

También en Madrid votaron la mayoría de los ministros y algunos defensores del «no», como Antonio

Gala, Ramón Tamarnes, Dolores Ibá-rruri (Pasionaria) y Santiago Carrillo. Entre los ministros, lo hicieron el de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez; de Interior, José Barrionuevo; de Economía, Carlos Solchaga; de Justicia, Fernando Ledesma, y de Cultura, Javier Solana. El despiste lo protagonizó el escritor Antonio Gala, presidente de la Plataforma Cívica para la Salida de España de la OTAN, que se olvidó el carné de identidad en casa y tuvo que esperar en el colegio donde debía votar, el San Juan de la Cruz, hasta que se lo trajeron.

La jornada electoral se desarrolló con normalidad y solamente a primera hora de la mañana los bomberos tuvieron que retirar una pancarta en la que se invitaba a votar "no", situada en el cruce de las calles Infanta Mercedes y General Yagüe, de Madrid.

Notable participación en el País Vasco

En el País Vasco, la notable participación de los electores y la ausencia total de incidentes fueron los as

pectos que predominaron en las primeras horas de la jornada del referéndum. El lendakari Ardanza y los principales líderes de los partidos políticos del País Vasco expresaron sus opiniones favorables y contrarias a la permanencia de España en la OTAN en el momento de emitir su voto.

José Antonio Ardanza, que no pudo utilizar el DN1 como documento acreditativo para votar, reconoció que «el referéndum sobre la OTAN supone un serio desgaste para todos los políticos, y por supuesto que para el PSOE también». E! presidente del PNV, Javier Arzallus, voto «bai» («sí») en una de las papeletas oficiales destinadas al voto en blanco, tal y como había anunciado.

Guerra votó en Sevilla

En Andalucía, las 6.353 mesas electorales repartidas en las ocho provincias andaluzas recogieron los votos de los ciudadanos, que se vieron favorecidos por el tiempo primaveral. Con fluidez y sin incidentes transcurrió la jornada electoral. La mayoría de los políticos depositaron su voto a primeras horas de la mañana. El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, mostró sonriente su papeleta con el voto afirmativo y dijo que en este referéndum no debe haber triunfadores. Guerra, que regresó inmediatamente a Madrid, agregó que si el voto negativo era mayoritario España debería permanecer tranquila, aunque reconoció que en ese caso se abriría un «camino de incertidumbre». En la localidad granadina de Guadix, que mantiene un largo contencioso con el Gobierno andaluz contra su reforma sanitaria, los vecinos escribieron en las papeletas de voto «hospital, sí».

Alarma por unos ejercicios militares aéreos

En Valverde del Camino (Huelva), unos ejercicios militares del Ejército del Aire causaron la alarma entre la población, ya que algunos aviones sobrevolaron a baja altura, según fuentes de la Delegación del Gobierno. Tras las oportunas gestiones oficiales, los aviones corrigieren la altura de vuelo y la tranquilidad volvió al pueblo.

En Castilla-León, el presidente de la Junta, Demetrio Madrid; el de las Cortes Regionales, Dionisio Llamazares, y todos los consejeros del Gobierno autónomo y gobernadores civiles de las nueve provincias votaron antes del mediodía. La jornada electoral transcurrió con absoluta normalidad y prácticamente la totalidad de las 3.613 mesas electorales quedaron constituidas a su hora, registrándose sólo el retraso en una mesa de Benifayó (Valencia) y una pancarta del Partido Comunista de los Pueblos de España retirada de una mesa de Alicante. El presidente del Gobierno autonómico, Juan Lerma, votó a las diez de la mañana.

Lluvia en Galicia

En Galicia, la anfluencia de votantes a las urnas fue escasa. El cielo apareció nuboso y se registraron bajas temperaturas en la mayor parte de la región y lluvias intermitentes en diferentes zonas. En casos aislados hubo de intervenir la fuerza pública para la retirada de pancartas que se habían colocado en las proximidades y que propugnaban el voto negativo.

En Navarra, sólo una mesa electoral, situada en la Casa de la Misericordia, de Pamplona, abrió tarde por falta de papeletas. En Extremadura, e¡ delegado del Gobierno, Juan Ramírez Piqueras, no pudo votar porque, aunque se había censado, su nombre no figuraba en las listas electorales.

 

< Volver