Autor: ;Cárdenas, Enrique. 
 Referéndum: autonomías. 
 El carisma de Felipe González, insuficiente para vencer en su barrio de Sevilla     
 
 Ya.    13/03/1986.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El cansina de Felipe González, insuficiente para vencer en su barrio de Sevilla

Felipe González nació en una casa muy cercana al estadio del Real Betis, pero su verdadero barrio, donde se crió, es Bellavista, al sur de Sevilla. Allí vivieron destacados militantes del movimiento sindical y el propio Felipe. Su profesión, abogado laborahsta, le coloca en una posición muy «sui generis» dentro de estos cuadros Sevilla/ Enrique Cervera y Andrés Cárdenas

Hijo de un dueño de vaquería, el joven Felipe se colocó desde muy temprano en una órbita bien distinta a la de otros dirigentes obreros, formados en las fábricas. González alternaba sus estudios con ayudas más o menos esporádicas de las reses. Aunque no llegó a ser un alumno muy brillante, su figura, acrecentada por la supersónica carrera política a partir de 1973, se fue convirtiendo en un ejemplo para muchas madres de Bellavista.

En todas las elecciones anteriores, el Partido Socialista Obrero Español había triunfado arrolladoramente en el barrio. A la tradición de izquierdas había que sumar !a personalidad del ahora Presidente. El «compañero Felipe» era del barrio.

Ha llovido mucho desde que González volvía cada atardecer a Bellavista, cargado con libros y panfletos.

Su madre murió y el padre se casó en segundas nupcias. La casa familiar ha sido vendida y los terrenos donde se hallaba la vaquería están hoy ocupados por varias edificaciones.

La participación en Bellavista

era más elevada de la media sevillana cuando se cumplían las primeras horas de votación. «Yo no creo que el recuerdo de Felipe influya demasiado a la hora de ganar en este barrio», comenta Francisco Ortiz, un tanto desconfiado del resultado final del escrutinio. Fuera del colegio electoral, una señora, de edad avanzada, regordeta, se acercaba lentamente hacia las urnas. «¿Que si recuerdo a Felipe?... Claro que sí, era tan joven... La lástima —continúa la mujer— es que ya no quiere venir por aquí. Aunque ya no le queda familia, debería pensar que muchas mujeres de Bellavista lo consideramos nuestro hijo, y estamos orgullosas de tener a un antiguo vecino como Presidente.»

Ayudar a loa vecinos

«Lo que tenía que hacer es ayudar a este barrio, qué tanto ha significado para su vida. Si hubiera nacido en Los Remedios (un barrio alto de la ciudad) no sería ahora ni ministro de Comercio», interviene un joven que reconoce que no piensa votar en la consulta.

Varios quieren hablar de Felipe González. Quisieran tenerlo allí como a un concejal para que arregle el barrio... «Eso no es justo —afirma una persona que dice votar sí— porque el Presidente trabaja para cuarenta millones de españoles.» Fuentes consultadas señalaron que la abstención sería escasa en Bellavista, pero casi nadie quiere comprometerse a ofrecer un pronóstico. «Es muy difícil que Bellavista abandone a su Presidente...»

La jornada electoral se desarrolló con toda normalidad en Andalucía. Los líderes políticos votaron la mayoría a primeras horas de la mañana. El presidente del Gobierno andaluz, José Rodríguez de la Borbolla, lo hizo poco más tarde de las nueve y media. A las doce de la mañana la participación era del 16 por 100, lo que significaba que la cifra era mayor dos puntos arriba que en otras citas electorales, y a las dos de la tarde se produjo un gran incremento que llegó a superar el 26 por 100.

En esta comunidad autónoma el censo de votantes se eleva a casi cinco millones de personas (4.800.752) que tenían derecho a ejercer su derecho de voto en un total de 6.304 mesas electorales.

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, que se había desplazado a Sevilla sólo y exclusivamente para votar, se mostró sonriente y confiado a la hora de depositar su papeleta en et sevillano barrio de Los Remedios. Guerra aseguró en unas declaraciones de urgencia que si salía el «sí» ganaría toda España.

También fueron tempraneros los votos de los líderes políticos como Julio Anguila, candidato a la presidencia de la Junta por el PCA, y el presidente del Parlamento, Antonio Ojeda, que declaró que se acataría la voluntad popular. Por su parte, Luis Uruñuela, secretario general del Partido Andalucista, emitió su voto negativo, porque lo anunció antes de depositarlo, igualmente a primeras horas de la mañana.

 

< Volver