Autor: M. A. M.. 
   Quieren crear una coalición electoral de izquierdas a la medida de los votantes del no     
 
 Ya.    14/03/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Quieren crear una coalición electoral de izquierdas a la medida de los votantes del «no»

Madrid/M. A. M.

A los siete millones de españoles que dijeron no a la OTAN les ha salido ya un «novio» político. El PCE de Iglesias, la Federación Progresista de Tamames y el PASOC de Puerta se reunirán, seguramente, la semana próxima para articular una fuerza electoral adecuada. Los comunistas podrían llegar a renunciar a sus símbolos y siglas en las próximas elecciones.

Sólo los más Cándidos, entre quienes propugnaban la salida de España de la Alianza Atlántica, estaban ayer tristes. Los partidos políticos participantes en la campaña antiatlantista, agrupados con otras fuerzas sociales y sindicales en la Plataforma Cívica, tornaron la repentina desilusión del doce por la noche en esperanza futura. Gerardo Iglesias, Ramón Tamames y Alonso Puerta se despidieron del cónclave antiatlantista, montado en el hotel Suecia, con un «nos vemos la semana próxima».

«Mire usted, de los siete millones que han dicho no a la OTAN, cinco millones y medio de españoles, como mínimo, lo que nos han pedido a la izquierda política es unidad. Es nuestra obligación conseguirlo antes de las próximas legislativas». Son palabras de Alonso Puerta, parecidas a las pronunciadas la noche del referéndum por Ramón Tamames, presidente de la Federación Progresista.

Alonso Puerta, expulsado del PSOE, aspira a recoger a todos los descontentos con la derechización del Partido Socialista. Afirma que en este momento de la historia de España hay que contribuir a recomponer el movimiento social de izquierdas.

Los símbolos del PCE

Más importante es el cambio de opinión que parece observarse en el PCE después de la experiencia del referéndum. La dirección comunista, con Gerardo Iglesias al frente, ha preconizado la convergencia con otras fuerzas y movimientos sociales en las próximas elecciones, pero dejando bien claro que las candidaturas irían encabezadas con las siglas y símbolos del PCE, y los no militantes comunistas irían como independientes.

Este acuerdo podría ser variado en las próximas semanas. El comité eje-itivo del PCE examinará hoy los reiltados del referéndum, y su proyecón ante el futuro inmediato. El proJsito de los dirigentes comunistas es la desaprovechar el tirón del referénim, de suerte que hoy podría imenzar a reconsiderarse la obligada imada de las siglas y símbolos del utido.

«Hay que volver a reflexionar sobre te asunto», manifiesta Enrique Curie1, vicesecretario general del PCE, y, por encima del cargo, una de las prieras «cabezas» del partido. Curiel, smpre a título particular, expone que decisión de que la convergencia para, forzosamente, por las siglas y libólos del PCE en las candidaturas electorales «es un tema abierto a disisión». «Es cierto —reconoce— que s datos de análisis han variado tras experiencia de la campaña.» Así las isas, en el comité central del PCE, invocado para el próximo 21 de marzo, podría profundizarse sobre este posible cambio de estrategia. El visecretario general del Partido comunista de España, «¿se ha dado cuenta usted que Santiago Carrillo e Ignacio Gallego han desaparecido durante estos días?», señala al periodista; entiende que buena parte de los siete millones de «noes» a la Alianza Atlántica representa et bloque de españoles de izquierda que luchó por el cambio democrático en España, que apoyó el «cambio» socialista y que con el atlantismo converso del PSOE «han roto definitivamente con este partido; el desgaste de Felipe González y de Alfonso Guerra en la izquierda durante la campaña del referéndum ha sido enorme».

Balbín, dispuesto a presentarse

Todos coinciden en e! papel jugado por Antonio Gala, a quien seguramente intentarán convencer para que continúe en la brecha política. De entrada parece ser que personas como José Luis Balbín y Jaime Miralles estarían dispuestas a participar en listas electorales. Entre los «fichajes» deseados para las listas de esta coalición figuran, también, José María Mohedano,

Cristina Almeida y Rodríguez Ugarte, presidente de Justicia y Paz.

La consecuencia directa del referéndum, dentro de la familia comunista, es que el PCE se desentienda definitivamente de Carrillo y Gallego, al resultar más tentador y positivo continuar con sus aliados de la campaña anti-OTAN.

 

< Volver