Autor: Alegría, Arantxa. 
   A los vascos les preocupó más la OTAN que el estatuto de Guernica     
 
 Ya.    14/03/1986.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

A los vascos les preocupó más la OTAN que el estatuto de Guernica

Bilbao/Arantxa Alegría

En ninguna de las tres anteriores ocasiones en que se había llamado al pueblo vasco a votar en un referéndum el índice de participación había sido tan elevado. En la votación del miércoles la participación en la comunidad autónoma vasca alcanzó el 65 por 100, muy por encima de la participación en los referendums sobre la ley de reforma política, Constitución y estatuto de Guernica.

La amplia victoria del «no» se cimentó en Vizcaya y Guipúzcoa, donde los partidarios de la salida de la OTAN vencieron por 33 y 40 puntos, respectivamente. En Álava el «no» superó en 24 puntos al «sí». Tan sólo diez municipios de la Comunidad Autónoma vasca se decantaron por el «sí»: uno en Guipúzcoa (Zumárraga), tres en Vizcaya (La Nestosa, Manir) y Múgica), y seis en Álava (Yécora, Rivera Baja, Moreda, La Puebla, Elvillar y Elciego). En la Comunidad Navarra, 17 municipios votaron a favor del «sí», todos ellos pertenecientes a La Rivera. En la zona montañosa, el «no» fue mayoritario, incluso en el reducto socialista de Alsasua.

Tras conocerse el resultado del referéndum, todos los partidos políticos y grupos participantes exteriorizaban su alegría. En el seno de los socialistas vascos, la respuesta era doble y de signo contrario. Por una parte, sus dirigentes manifestaban su «enorme satisfacción por los datos contabilizados en el conjunto del Estado». Por la otra, sus semblantes eran serios y no deslindábanlos resultados, mayoritariamente negativos en la Comunidad Autónoma vasca, de la responsabilidad del Partido Nacionalista Vasco.

Las manifestaciones del secretario general de los socialistas vizcaínos, Ricardo García Damborenea, ponían el dedo en la llaga de la denominada crisis nacionalista. «Si Ardanza y Ar-zallus manifestaron su intención de votar "sí" y el PNV es un partido atlantista, ¿por qué los nacionalistas votaron "no"?, se preguntaba el líder socialista.» El mismo señaló que los electores del PNV «parecen más sensibles a las reclamaciones de Carlos Garaicoechea que a las de los señores Ardanza y Arzallus».

En el seno del PNV, tanto el lendakari José Antonio Ardanza como Javier Arzallus manifestaron al interpretar los resultados que son consecuencia de los comportamientos del Gobierno central y que, por tanto, se puede hablar de un voto de castigo.

Para Euskadiko Ezkerra, en el País Vasco han ganado el antimilitarismo y el pacifismo, han perdido el Gobierno socialista y un PNV incapaz de afrontar los retos de la modernidad y se ha sometido a un voto de castigo al lendakari Ardanza. El portavoz de Coalición Popular en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja, no se ha sorprendido por los resultados del referéndum en la Comunidad Autónoma vasca y no cree que cambie la política en el País Vasco, al señalar que lo importante es el resultado a nivel estatal. Jaime Mayor Oreja destaca que el 37 por 100 de los vascos se abstuvieron o votaron en blanco, y justifica el abrumador voto negativo en la actitud de líderes del PNV que apoyaron el «no», en la innegable entidad de la izquierda abertzale y en la sensación de plebiscito y de voto de castigo registrada en la consulta.

Herri Batasuna afirmaba que los resultados suponen una derrota del centralismo y una durísima lección que tiene que mover a la reflexión de muchos líderes políticos que «se estaban arrogando una representatividad que no tenían».

 

< Volver