Autor: Bear, Manuel. 
   Navarra: La unión de la izquierda posibilitó el no     
 
 Ya.    14/03/1986.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Navarra:

La unión de la izquierda posibilitó el «no»

Pamplona/Manuel Bear

Los resultados del referéndum en la Comunidad Foral de Navarra reflejan con bastante exactitud el mapa político regional. En Navarra, la abstención fue del 37,05 por 100, tres puntos inferior a la del resto de España, aunque aportaría alguna luz sobre estas hipótesis. El voto negativo alcanzó el 52,32 por 100, y el «sí», el 40,48 por 100.

Los votantes siguieron las indicaciones de sus partidos en las zonas donde éstos tienen influencia, aunque para la victoria del «no» se han concitado además tres factores: el agrupamíento de voto en formaciones de la izquierda del PSOE que normalmente concurren separadas a las elecciones, la desafección de un cierto sector que votó socialista y que ahora ha votado «no» y et voto negativo depositado por los conservadores.

Por merindades (distrito electoral histórico en Navarra que hoy sólo tiene valor indicativo), el voto negativo más alto lo registró la de Pamplona (61,19 por 100), que al sumarse a los votos de la capital los de la zona euskaldunes e industrializadas del norte aún registró dos puntos por encima de la media de la capital. La otra merindad en la que venció el «no» fue la de Sangüesa (56,64 por 100), de configuración rural, de valles cerrados y agricultura de montaña. El «sí» resultó victorioso en las otras tres merindades de Estella, Olite y Tudela, especialmente en esta última. Los socialistas tienen su feudo electoral en la ribera del Ebro, y aquí los votos negativos sólo alcanzaron el 35 por 100.

Estos datos hicieron valorar positivamente el referéndum a Gabriel Urralburu, presidente del Gobierno regional y secretario regional del PSOE en Navarra, quien afirmó que su partido conserva el apoyo que obtuvo en las municipales y forales de 1983. Por el contrario, para los líderes de la derecha Jesús Aizpún, de UPN, y Jaime Ignacio del Burgo, del PDP, en Navarra se había producido un voto de castigo al Gobierno socialista. En el otro extremo del arco político, Iñaki Aldekoa, de Herri Batasuna, manifestó que los resultados demuestran una vez más que el Estado va en una dirección, y Euskadi, en otra.

 

< Volver