Autor: Lavín, Ramón R.. 
 Referéndum: Satisfacción entre los aliados. 
 Lord Carrington: Bueno para la Alianza, para Europa y para España     
 
 Ya.    14/03/1986.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Lord Carrington: «Bueno para la Alianza, para Europa y para España»

Bruselas/Ramón R. Lavín

Lord Carrington declaró ayer en Bruselas que el resultado del referéndum español «es bueno para la Alianza, para Europa y para España», y a partir de ahora este país va a jugar un gran papel en los asuntos europeos, junto con sus alidos en el seno de la CEE y de la OTAN.

El secretario general de la Alianza Atlántica, Lord Carrington, quiso dar ayer el mayor realce posible a sus comentarios plenamente satisfactorios sobre el resultado del referéndum español, y para eso convocó a la prensa internacional en la sede central de la OTAN en Bruselas.

Lord Carrington comenzó diciendo que «uno de los mayores países de Europa va a jugar a partir de ahora un gran papel en los asuntos europeos, junto con sus aliados de la Alianza y de la Comunidad Europea». Repitió de nuevo los mismos términos que había empleado la noche del referéndum, declarándose «encantado por este resultado, decisión que correspondía plenamente al pueblo español».

En la conferencia de prensa se sentó a su lado el embajador español ante la OTAN, Jaime de Ojeda, que afirmó que «a partir de ahora se han acabado las indeterminaciones de España dentro de la Alianza. Aún es demasiado pronto —añadió Ojeda— para explicar los pasos que se darán en el futuro próximo».

Armas nucleares

Refiriéndose a las condiciones que el Gobierno había anticipado a la pregunta sobre la permanencia o no en el seno de la OTAN, el embajador español afirmó que «parte de las misiones militares que actualmente desempeñan las fuerzas norteamericanas pasarán ahora bajo mando del Ejército español, y de ahí la justificación de reducir estas fuerzas. Además, España de esta manera contribuirá á la defensa de Europa».

También el secretario general de la Alianza fue interrogado sobre el alcance de estas tres condiciones dentro de la estrategia común de la OTAN. Lord Carrington afirmó que nunca se había presentado el problema de estacionamiento de armas nucleares en España y que la reducción de la presenciade las fuerzas norteamericanas era un asunto que ambos países tienen que negociar.

Al referirse a la no integración dentro .áe la estructura militar, el secretario general de la Alianza estuvo algo menos entusiasta. «Sería mentir decir que no es mejor para la OTAN que todos los Estados miembros tengan una postura única, pero hasta ahora hemos vivido sin problemas, a pesar de los casos particulares que se dan dentro de la Alianza, como Francia, Dinamarca y Noruega». El primero de estos países no forma parte de la estructura militar, aunque a electos prácticos se puede decir que por los acuerdos concluidos es como si lo fuese, y los otros dos países nórdicos no estacionan armamento nuclear.

«El "no" —dijo el secretario general de la Alianza— hubiese podido significar un paso hacia atrás para la OTAN. Si un país miembro se va es peor que si uno de fuera no quiere entrar; hubiese sido malo para la OTAN, pero no un gran golpe, pues hasta ahora hemos vivido treinta y dos años sin España, y una retirada del país ibérico hubiese tenido peores condiciones para él mismo.

 

< Volver