Autor: Valverde, Gustavo. 
   EE.UU. Se derrite en elogios a los españoles     
 
 Ya.    14/03/1986.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EE. UU. se derrite en elogios a los españoles

Nueva York/Gustavo Valverde

La satisfacción y el alivio transpiran en todas las esferas políticas e informativas de Estados Unidos, ante la conclusión de la pesadilla del referéndum. La Casa Blanca, el Departamento de Estado, los miembros más destacados del Congreso y la prensa influyente amontonan una declaración tras otra dando la bienvenida al resultado y expresando su satisfacción. Todas estas reacciones contrastan con ta cautela y el silencio que dominó en las semanas previas a la consulta.

Edward Djerejian, el portavoz de la Casa Blanca que se ocupa de asuntos europeos, calificó de «fantástico» el resultado en la misma noche del miércoles. Este jueves ha vuelto a repetir la satisfacción del Gobierno de Estados Unidos con las mismas ideas ya avanzadas el día anterior por el Departamento de Estado: «el referéndum ha servido para fortalecer los valores democráticos en España y para reforzar los de sus amigos y aliados en la comunidad democrática occidental».

La prensa más influyente de Estados Unidos se derrite en elogios por la decisión del electorado español.

«The New York Times», «The Washington Post» y «The Wall Street Journal», los tres diartos más poderosos del país, le destacan en sus páginas frontales y el «Post» dedica al tema su principal editorial.

La votación ha supuesto todo un desafío a los sondeos y a las predicciones, y tiene implicaciones que trascienden los asuntos militares, afirma el editorial; un voto negativo añade hubiera dañado a la Alianza, pero no de forma crucial. Más importante que esto hubiese sido el regreso hacia el aislacionismo de un país que en una generación se distinguió por ser diferente al resto de vecinos europeos.

En definitiva, el referéndum decidía si España optaba por un retorno hacia atrás, o si mantenía su avance hacia un destino común con el resto de las democracias atlánticas. La votación —añade el «Post»— supone un triunfo para Felipe González, a quien coloca en una posición extremadamente fuerte de cara a las elecciones generales de finales de este año.

Este rotativo, el de mayor influencia en la capital de EE. UU., reconoce en su titular de primera plana que el resultado fue «inesperado» y que una «votación tan sorprendente» quizá refleja la influencia que tuvieron las advertencias de última hora de Felipe González sobre las consecuencias que traería la retirada de España de la OTAN. «Estados Unidos —añade— temió seriamente que una victoria del «no» hubiera alentado a los movimientos pacifistas y antiarmamentistas europeos, y hubiese sido contabilizado como un triunfo propagandístico por los soviéticos.....The New York Times» hace hincapié en que la «dramática victoria de Felipe González» fue fruto de última hora, aparentemente por el cierre de filas del electorado socialista ante los temores de su dimisión. Este diario, como han hecho otros en días pasados, resalta el crecimiento del sentimiento antinorteamericano como consecuencia de la radicalización de las posturas por e! apasionamiento del referéndum. González, concluye el corresponsal del «Times», prevaleció al final con la ayuda del «voto del miedo» y las advertencias sobre las consecuencias desestabilizadoras que se inyectaron en la campaña. En las 17 líneas de portada que el influyente diario de las finanzas «The Wall Street Journal» concede al referéndum, se dice que los resultados consolidan los lazos militares de España con Occidente, y también pueden ser una indicación del apoyo que Felipe González encontrará en las próximas elecciones para lograr otros cuatro años de mandato.

Negociaciones con EE. UU.

Una ausencia notable en todos estos análisis é informaciones es el futuro que espera ahora a la relación política y militar de Estados Unidos con España. Por el momento nadie tiene en cuenta que las prometidas negociaciones entre Washington y Madrid para negociar una reducción gradual de la presencia militar norteamericana en territorio español deben comenzar en los próximos meses, tal y como Felipe González ha prometido, como contrapartida de su oferta en el referéndum. La posición oficial de la Administración Reagan es que esta reducción gradual de sus instalaciones y fuerzas en España no podría discutirse hasta que nuestro país decantara su posición de permanencia o salida de la OTAN. Este frente de las negociaciones sobre las bases USA en España saltará pronto a la palestra.

 

< Volver