Autor: Valero Bermejo, Luis. 
   Consulta al bandera  :   
 Carta abierta al secretario general de Alianza Popular. 
 El Alcázar.    24/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CONSULTA

AL «BANDERA»

• Carta abierta al secretario general de Alianza Popular

Querido Manuel:

Puedes estar seguro que hasta ver tu «protesta» en «El Alcázar», en ningún lado

he visto la grata noticia que nos das, de que Alianza Popular no está de acuerdo

con el texto constitucional, que la agencia Cifra ha desvelado. Y que además,

concretando, con la aceptación del término «nacionalidades», que la Ponencia ha

«clavado», con el sentido y contenido que pretendía advertir con una «tarjeta

roja». Con tu rectificación quiero también admitir que cuando hace unos días,

hablaste de que la segunda lectura del texto preconstitucional iba a ser «para

pasar la piedra pómez», y que la vas a utilizar con energía y pulso fuerte. Sin

embargo quiero recordarte que la piedra pómez resiste a muchas clases de tinta

de las que hay hoy en el mercado.

Me alegra que « El Alcázar» te haya ofrecido sus columnas para que quede

aclarada la posición, ante el proceso autonómico en marcha, de Alianza Popular.

Nos conviene a todos, y especialmente a los que os votaron en las regiones (que

no Naciones) donde el separatismo es un fenómeno político que quien no quiera

ver, merece ser descalificado definitivamente. Allí, en Vizcaya, en Guipúzcoa,

en Cataluña, que nos vetaron están consternados, no os comprenden. Allí es donde

el toro está en la plaza, y donde sobran los cabildeos y las «astucias»

semánticas. Allí se es español, y se ama a la Patria hasta el máximo sacrificio,

o se es vasco o catalán, ANTES que ser español.

Nosotros los falangistas, con los hombres del 18 de Julio, aunque participamos

con cargo a nuestros personales peculios en la contienda electoral, no

pertenecemos a la privilegiada clase de «grupo parlamentario». Nuestro

hemiciclo, limpio y despejado, son las columnas de un periódico al que tu

ayudaste hace muchos años. Nosotros, en la actual etapa, somos «metecos»;

vosotros, sois los atenienses con ciudadanía plena. Esa fue la estupenda

«faena» de Suárez y de su tinglado pseudofranquista del 15 de junio. Por esta

circunstancia puedes comprender la eficacia de que tus reservas, como «ponente

constitucional», fueran cuanto antes expuestas al público, para poder empezar a

razonar civilizadamente el NO que pretendemos al suicidio de España, aunque sea

presidido por la Corona.

El artículo segundo del primer borrador es «intragable» y, como es natural, los

demás que de él traigan origen, y que no conozco cabalmente. No sólo por su

carga destructora, animadora de desafueros, si no por poner a la Monarquía (por

no poner al Ejército), de institución opresora a la libertad, en la mente

alocada de los secesionistas de turno. No, la Monarquía no puede estar de

guardia permanente, de gendarme de la Patria. Esto sería hacerla vulnerable,

someterla al inestable capricho de los orgullos aldeanos, y de las secesiones

apoyadas desde fuera. Esa misión coactiva corresponde al Estado, sólo al Estado;

pero a un Estado fuerte, sostenido por un destino y por una misión, con una

conciencia y una meta indiscutida.

Te ruego que nos expliques tu voto particular. Si no quieres hacerlo en nuestro

periódico, hazlo al menos en otro. Pero no te retrases mucho... pues ya sabes

que el que primero da, da dos veces, y la primera impresión, buena o mala, es la

que fácilmente prospera por causa de nuestra atávica pereza mental. Creo que los

españoles, y desde luego los que os votaron, tienen ese derecho; y también

vuestros amigos, entre los que me cuento. Ya recuerdas lo que nos dijo el amigo

Montanelli, aún no hace medio año: «no tened miedo a que os llamen

fascistas...». Tú conoces el libro de «Fascisti tutti»... Si en los años treinta

hubiéramos caído en esa trampa, la misma que ahora se repite, nuestro destino

nacional (y quizá el del mundo durante la II Guerra Mundial) habría variado...

Yo estaría, o muerto o en un gulag, y tú, en otro gulag, o en una clínica de

enfermos de la mente, como Carrillo advirtió.

Insisto, explicad cuanto antes el voto particular; tened en cuenta que ahora se

vive muy deprisa, y que RTVE puede estar ya preparando las programaciones

subliminales, de frente al referéndum constitucional, y hay que estar preparado;

«lo» del quince de junio no se repitirá, te lo aseguro... vamos a ver si cada

uno defiende su propia identidad, sin chanchullos y sin trampas.

Un abrazo.

Luis VALERO BERMEJO

 

< Volver