Autor: F. J. . 
 El PSOE admite su serena preocupación ante la evolución de los sondeos. 
 Felipe González pide que el voto de castigo al Gobierno se reserve para las elecciones     
 
 El País.    06/03/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

POLÍTICA

El PSOE admite su "serena preocupación" ante la evolución de los sondeos

Felipe González pide que el "voto de castigo" al Gobierno se reserve para las elecciones

F. J., Madrid

El último tramo de la campaña del referéndum sobre la permanencia en la OTAN tendrá como protagonista indiscutible al presidente del Gobierno, Felipe González, que en los ultimos días multiplica sus comparecencias ante la Prensa para repetir un mismo mensaje: "Si los españoles quieren dar un voto de castigo al Gobierno, que lo reserven para las elecciones generales". Éstas, según fuentes gubernamentales, se celebrarán en octubre, "a menos que ocurra una catástrofe en la votación del próximo día 12". "El PSOE", dijo ayer un portavoz del partido, "sigue con serena procupación" la evolución de los sondeos, que casi unánimemente siguen prediciendo el triunfo del no, "aunque el porcentaje de quienes piensan votar afirmativamente siga creciendo".

González, que hoy se trasladará a Barcelona para participar en un seminario periodístico sobre la Alianza Atlántica, mantendrá antes un desayuno de trabajo en Madrid con* un grupo periodístico. En los últimos días, el presidente ha concedido entrevistas a los semanarios políticos de mayor audiencia, y ayer, día en que González cumplía 44 años, participó en un coloquio con humoristas en el programa radiofónico Protagonistas, de la COPE.

En algunas de sus últimas declaraciones, González ha admitido que la campaña del referéndum, en la que él se ha involucrado notablemente, le significará un coste personal: "Me dejaré pelos en la gatera", reconoció. Sin embargo, en todas sus comparecencias ante la Prensa el presidente pide que los electores "esperen a las elecciones generales" para pasarle la factura y no conviertan la votación del referéndum en un voto de castigo al Gobierno, "comprometiendo la arquitectura de la política exterior española".

Elecciones, en octubre

Las elecciones generales, si triunfa el si, aunque sea por un excesivo margen, no se realizarán hasta octubre, de acuerdo con todas las versiones socialistas recogidas por EL PAÍS.

La buena coyuntura económica internacional, la necesidad de "remansar las aguas tras el referéndum" y la necesidad de distanciar las elecciones españolas de las francesas —que se celebrarán el 16 de marzo— son algunas de las razones esgrimidas para justificar que.se agote la legislatura.

El hecho de que en el mes de junio se celebren el Campeonato del Mundo de fútbol, lo que restaría una notable asistencia a los mítines electorales, parece otra razón, aunque no de las principales, para situar las elecciones en octubre.

González dijo ayer en sus declaraciones radiofónicas que "podría considerarse" un indulto para los golpistas del 23 de febrero de 1981, siempre y cuando éstos lo soliciten, aunque por el momento el Gobierno no prevé aún esta posibilidad. También aseguró que "pondría la mano en el fuego" para garantizar que en España no hay armamento nuclear.

Guerra, en Puertollano

Por otro lado, El vicepresidente del Gobierno y vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, pidió ayer a dos centenares de militantes socialistas que asistieron a la inauguración de una casa del pueblo en Puertollano (Ciudad Real) y a las 2.000 personas que abarrotaron posteriormente su mitin en esta localidad que no se desanimen por los resultados que ofrezcan hoy las encuestas y redoblen el esfuerzo para que venza el si en el referéndum y cierren filas ante "los deseos dé la derecha de golpear y desgastar al Gobierno", informa Juan González Ibáñez.

"Tenéis que sudar dos veces la camiseta. Tenéis que transmitir el s! de boca en boca", exhortó Guerra al auditorio del cine de Puertollano donde pronunció su intervención de apoyo a la permanencia de España en la Alianza Atlántica.

"La Coalición Popular", agregó, "lo único que quiere es golpear al Gobierno. Aunque lo que pasa es que ahí hay un par de termitas que estuvieron en UCD, que ya bailaron sobre la tumba de Suárez, primero, sobre la de Calvo Sotelo y Landelino Lavilla, después, y ahora lo están haciendo sobre la de Fraga. Como saben que en el 86 no tienen nada que hacer, están zamarreando el árbol a ver si les cae una breva".

"Ésos, y un antiguo representante de los empresarios y un periódico ultraconservador, son los que han convencido a Fraga de lo de la abstención. Y Fraga se ha quedado como Marcos en Filipinas, salvando las distancias. Porque a Fraga también le están diciendo todos los países democráticos: deje usted eso, deje la abstención", agregó el vicepresidente del Gobierno.

Guerra asumió la opinión vertida al principio de la precampaña por Txiqui Benegas de que la abstención es antidemocrática, argumentando que uno de los papeles que la Constitución atribuye a los partidos es promover la participación y reconoció "no tener demasiadas esperanzas de que, al final, se decidan por el si".

Tras rechazar que el no represente una posición de izquierdas —opción que dijo que defienden "desde los ex combatientes de derechas de la guerra civil hasta Herri Batasuna"—, comparó con Poncio Pilatos a los políticos que se limitan a dejar libertad de voto a su electorado y criticó a Roca por censurar "desde la ética" el cambio de opinión de Felipe González sobre la OTAN "porque no se puede ser ético y mercader al mismo tiempo", sentenció Alfonso Guerra.

 

< Volver