Referéndum OTAN. 
 Tamames: No hay razones económicas para permanecer en la Alianza     
 
 Ya.    09/03/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Tamames: «No hay razones económicas para permanecer en la Alianza»

Madrid/YA

El economista Ramón Tamames dijo ayer que, en vísperas del referéndum, «las bolsas españolas registran su máxima actividad, la inversión evoluciona con normalidad y Volskswagen ha decidido comprar SEAT sin esperar ai día 13». El dirigente de la Plataforma Cívica para la salida de la OTAN calificó de «argumentaciones sin fundamento» las declaraciones del Presidente del Gobierno, Felipe González, sobre las consecuencias económicas negativas que tendría la victoria del «no» en el la consulta popular del 12-M.

«La campaña electoral — manifestó— ha coincidido con la máxima actividad de las bolsas españolas, con contrataciones de 45.000 millones de pesetas en una semana, es decir, cuatro o cinco veces lo normal hace un año.« Precisó que «los últimos datos muestran que el comercio exterior y las inversiones evolucionan bien y se han tomado decisiones empresariales importantes, como la compra por parte de Volskwagen de la mayor parte de las acciones de SEAT». Todo ello demuestra, según el economista, que «hay una confianza en el futuro de la economía española, al margen del referéndum».

Tamames y el vicesecretario general del PCE, Nicolás Sartorius, celebraron una rueda de prensa para expresar su «preocupación por la utilización que está haciendo el Gobierno de la evolución de la economía» y la «forma demagógica con que se afirma que la neutralidad supondrá cuatro veces más gastos militares». Sartorius citó un informe del Instituto de Investigaciones sobre la Paz (SIPRI), de Éstocolmo, para afirmar que «hay países de la OTAN, como Grecia, Gran Bretaña, Turquía, Francia y Alemania, donde los gastos militares con respecto a la renta nacional son muy superiores a los de otros países neutrales, como Suecia». Los datos de 1984 muestran que Suecia destinó el 3,2 por 100 de su PIB a Defensa, al tiempo que España destinó el 3,3 por 100», dijo Sartorius. «Ello sin tener en cuenta que Suecia se encuentra en una zona mucho más conflictiva que España», precisó.

«No hay relación entre la OTAN y la CEE»

Respecto a los gastos militares, Tamames denunció una «operación de maquillaje» para reducir su cuantía en el presupuesto de 1986 «con idea de introducir, después del referéndum, los créditos extraordinarios precisos para la compra de armas». Rechazó una vinculación entre la Alianza Atlántica y la CEE y señaló que «once días antes del referéndum ha comenzado a aplicarse el tratado de adhesión de España al Mercado Común, lo que demuestra que, una vez iniciado, el proceso funciona como la maquinaria de un reloj».

Hubo referencias también a la multinacional norteamericana ATT, cuya inversión, según Felipe González, podría peligrar. Tamames manifestó que el retraso «obedece al deseo de no instalar una fábrica obsoleta en España, donde está previsto fabricar circuitos de 1,75 mieras, mientras el centro de investigación avanzado -de Munich ya está estudiando los de 1,25 mieras». «Las represalias —añadió— no funcionan en el mundo moderno en el terreno de la economía.»

Sartorius, por su parte, afirmó que el Gobierno «está cayendo en el ridículo» al multiplicar declaraciones de altos cargos sobre las consecuencias de la salida de la Alianza Atlántica sobre su organismo. «Es como decir que la culpa del SIDA la tiene la OTAN», aseguró.

Respecto a las relaciones con el Norte de África, Ramón Tamames rechazó que «exista un panorama de confrontación» que justifique la permanencia en la Alianza Atlántica y señaló que «dos compañías, una española y otra marroquí, estudian en este momento el futuro túnel sobre el Estrecho».

 

< Volver