Autor: López de la Torre, Salvador. 
 ABC Informe. 
 La confusión del texto gubernamental para el referéndum hace imposible una respuesta clara  :   
 En el preámbulo de la papeleta se incluyen términos contradictorios que falsean la limpieza de la consulta. 
 ABC.    10/03/1986.  Página: 48-49. Páginas: 2. Párrafos: 28. 

48 / A B C

LUNES 10-3-86

ABC/49

ABC La confusión del texto gubernamental para el referéndum hace imposible una respuesta clara

En el preámbulo de la papeleta se incluyen términos contradictorios que falsean la limpieza de la consulta

Como habrán visto nuestros lectores en la portada de este número de ABC, las combinaciones posibles para responder a los tres términos concebidos por el Gobierno socialista para convocar a las urnas a los españoles son tan confusas como para invalidar de entrada, moralmente, el contenido de la papeleta redactada por el Gobierno. En este trabajo se pretende analizar todavía más a fondo las contradicciones del texto socialista, señalando que, aunque en la papeleta aparezcan tres términos variables inscritos en el preámbulo, se puede considerar también que son cuatro cuestiones totalmente diferentes, haciendo imposible, en buena conciencia, manifestarse al ciudadano, puesto que nunca, y esto lo han definido con gran claridad los miembros de la Conferencia Episcopal, el votante expresará su total voluntad, empleando tan sólo la Simple alternativa del voto afirmativo o el negativo.

• El texto es moralmente contrario a la ley del Referéndum, que reclama claridad

• La oscuridad de la pregunta significa un fraude electoral

• Después del voto será imposible conocer la voluntad nacional

Un «si» o un «no» no pueden ser capaces de responder en perfecta armonía a las cuatro cuestiones que el Gobierno incluye en el preámbulo de la papeleta, cuya única redacción honesta hubiese sido preguntar si se quería o no se quería estar en la OTAN. Multiplicando por cuatro variables su pregunta inicial, muy pocos podrán expresar su auténtica voluntad, invitándonos así el Gobierno socialista a una consulta falsificada de antemano, sea cualquiera el procedí miento informático destinado a procesar los resultados.

(Domó ta demostración de esta fundamental deshonestidad conceptual es muy sencilla, hemos realizado un modesto ensayo de combinación matemática en nuestra portada entre las tres opciones propuestas y en este informe entre las cuatro opciones reales.

Y para comenzar el ejercicio se debe precisar el contenido de las cuatro cuestiones del preámbulo -porque, por desgracia para la seriedad de la democracia española, son cuatro y no tres y los términos del texto ofrecidos por el Gobierno.

1.° La participación de España en la Alianza Atlántica.

2.° La no incorporación en la estructura militar integrada.

3.° La desnuclearización del territorio español.

4.° La reducción progresiva de las fuerza americanas.

Como entre los cuatro término no hay coordinación posible, los únicos votos honestamente admisibles serían aquéllos donde el ciudadano consultado dijese que «sí» a las cuatro cuestiones o que las rechazase en bloque, y esto conduciría al absuráo de que la única combinación capaz de armonizar, en buena sintonía, las cuatro cuestiones sería la del «sí» preconizado por el PSOE.

Votar ««i» quiere decir que se está de acuerdo sobre los cuatro términos. Sí a la OTAN que nos

propone el Gobierno; sí a la no integración en la estructura militar; sí a la desnuclearización, sí á la reducción de fuerzas. Los votos incondicionales serían los únicos legítimos dentro de las trampas existentes en la pregunta.

El otro voto íntegramente legítimo sería el del ciudadano cuya conciencia le aconsejase rechazar las cuatro cuestiones en bloque; es decif, no al modelo propuesto por los socialistas, no al desenganche de España de la estructura militar integrada, no a la desnuclearización de España y no a la reducción de fuerzas americanas. Traducido en tér-sminos reales, los únicos votantes sin problemas de conciencia para cambiar sus propias opiniones con los cuatro términos incluidos por el Gobierno en la papeleta serían, o bien los fieles admiradores de don Felipe González o las encarnaciones ibéricas de una caricatura del concepto hiperotánico, lo cual será perfectamente respetable, pero será preciso reconocer que no resulta esa situación ampliamente repartida entre el pueblo de España, todas las demás posibilidades exactamente catorce, con cuatro variables y sólo dos respuestas disponibles, tendrán que realizar una desgarradora operación de conciencia para cambiar las parciales respuestas afirmativas, que las cuatro cuestiones le reclaman, con las respuestas negativas surgidas de su reflexión.

Hipótesis número 1. No a la propuesta del PSOE; no a la negativa a situarse fuera de la estructura militar integrada; negativa a la desnuclearizaeión y a la reducción de fuerzas americanas.

Sería la respuesta, llevada al absurdo, de un ultraotánico furioso. Nada que ver con el actual talante de los españoles.

Hipótesis número 2. No a la propuesta del PSOE; intención de permanecer en la estructura militar integrada; ño a la desnuclearización y salida de los americanos de España. Es una respuesta cuya primera parte podría ser aceptada por un inglés y la segunda por un francés, lo cual quiere decir que construye una oferta contradictoria y, por tanto, deshonesta en un referéndum.

Hipótesis número 3. No a la propuesta de! PSOE; no a la desintegración de la estructura militar; sí a la desnuclearización y a la presencia de los americanos. Podría ser la más aceptable para la posición liberal conservadora. Pero, como casi todas, mezcla el «sí» y el «no».

Para responder honestamente a tes cuatro cuestiones. Inviable. Justifica ta abstención.

Hipótesis número 4. Rechazo de la fórmula de OTAN de segunda clase. Integración en la estructura militar, desnuclearización y safida de los americanos. Sería la respuesta del danés o del noruego. Poco que ver con los intereses españoles.

Hipótesis número 5. Ninguna relación con la estructura militar de la OTAN. Nuclearización y mantenimiento de las fuerzas americanas, si es necesario dotadas con armas atómicas. Sería el voto de un agente de la CÍA para colonizar militarmente al país, pero muy pocos españoles estarían de acuerdo.

Hipótesis número 6. Ninguna relación con la OTAN; necesidad de conseguir un arma nuclear nacional y salida de los americanos de España. Sería un hipergaúllismo ibérico de ultraderécha. Una fantasía.

Hipótesis número 7. Ningún contacto con la OTAN, desnuclearización del territorio y presencia de los americanos sin armas atómicas. Era prácticamente la proposición tradicional de la izquierda, no antiamericana, antes de que el PSOE emprendiese su camino de Damasco. Es lógica y aceptable. Tiene su propia lógica, que no cabe en la papeleta de) referéndum.

Hipótesis número 8. Ni contacto con la OTAN, ni integración militar, ni presencia americana y desnuclearización al menos como puntos de partida. Es la postura del pacifista total. Otra de las pocas coherentes, dentro de la confusión voluntariamente provocada por el PSOE con sus palabras cruzadas para desorientar al personal. Pero como casi todas, tampoco cabe en la redacción del Gobierno. Hay «síes» y «noes».

Hipótesis número 9. Es una de las demostraciones escandalosas de la irregularidad de la pregunta ofrecida por el Gobierno.

Nadie puede, a la vez, estar de acuerdo con la propuesta del PSOE de permanencia sin integración y pedir la integración.

Una hipótesis irreal, pero acusadora contra la confusión de te pregunta socialista. Incluyendo cuestiones diferentes para solicitar una sola respuesta.

Hipótesis número 10. Tan irreal como la precedente. Con el añadido de que los americanos deberían desaparecer, mientras la anterior los guardaba.

Hipótesis número 11. Igualmente irreal. Propondría, simultáneamente, la integración y la desintegración en la estructura militar, con desnuclearización y con americanos.

Hipótesis número 12. Favorable a la hipótesis socialista, con la diferencia de que permitirá la presencia de armas nucleares. Es prácticamente irreal.

Hipótesis número 13. Sería una fórmula «a la francesa»; con «poco» OTAN y bomba atómica podríamos llamarla versión nuclear de la posición oficial del PSOE el día en que Felipe González se crea que es De Gaulle.

Hipótesis número 14. Es otra combinación irreal. No se puede pretender, a la par, estar en la OTAN, dentro del molde desintegrador del PSOE, y participar, en la integración, como lo hacen los restantes países europeos, salvo Francia. Otra demostración suplementaria de que la confusión de ta pregunta puede conducir a situaciones aberrantes para el ciudadano.

Hipótesis número 15. Sería la fórmula del PSOE, sin armas nucleares y con americanos en España.

Hipótesis número 16. La redonda y definitiva posición del PSOE. Se dice que sí a todo, aunque los remilgos del PSOE ante la integración militar sean ridículos y perjudiquen a España.

• La integración en la estructura militar, fundamental para la seguridad

• La desnuclearización había sido ya aprobada por el Parlamento en dos ocasiones

• El ciudadano, imposibilitado de responder con un «sí» o un «no»

Resumen final. La combinación de cuatro opciones diferentes, en una pregunta que sólo debería ofrecer dos, demuestra que la misma, tal y como la ha realizado el Gobierno socialista, fuerza al ciudadano a realizar una penosa tarea de mortificaciones de conciencia, que jamás debieron injertarse en una operación donde la condición elemental de su honestidad sería la de decir «sí» o «no» como Cristo nos enseña. El truco resulta demasiado escandaloso como para no merecer una severa denuncia. En España sólo podrán votar en conciencia los socialistas de carné. Los demás, nunca podrán expresarse. Y ante tanta trampa, la mejor solución parece la abstención. La oposición liberal-conservadora no puede votar a ninguna en conciencia, porque todas encierran una contradicción entre el «sí» parcial y el «no» parcial repartido contradictoriamente entre las cuatro variables. Ya se hace mucho, ante tanta trampa, con abstenerse. Que sean los socialistas solos los que luchen contra el «no».

Salvador LÓPEZ DE LA TORRE

 

< Volver