El referéndum sobre la OTAN. 
 En campaña     
 
 ABC.    10/03/1986.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LUNES 10-3-86

En campaña

•El SPPU pide tiempo para que los policías puedan votar. El Sindicato Profesional de Policía Uniformada denunció ayer que el Ministerio del Interior se ha negado a conceder las cuatro horas reservadas al voto a los agentes que estén de servicio durante el día del referéndum. «El hecho es grave, y muchos agentes pueden quedarse sin votar, pues ese día se han incrementado los servicios», asegura el sindicato. •El plan de seguridad del referéndum se llama «Operación Relámpago». Intervendrán en él 130.000 agentes de las Fuerzas de Seguridad (Cuerpo Superior de Policía, Policía Nacional y Guardia Civil), junto a efectivos de las Fuerzas Armadas para determinados aspectos de la seguridad, tras un acuerdo entre Interior y Defensa.

•Alcalde de Madrid: salir de (a OTAN no es quedar como la «paloma de la paz». Juan Barranco aseguró ayer que no hay que identificar el abandono de la Alianza con estar «fuera del bien y del mal». •El Partido Andalucista de Cádiz denuncia a la Diputación Provincial, ante la Junta Electoral Central, por utilización del personal de la Administración en horas laborables y material de la Corporación para remitir dos cartas a los ciudadanos. En una se pide la participación en el referéndum y en otra, dirigida a empresarios y comerciantes, se afirma que «la permanencia en la OTAN es de especial trascendencia para el futuro del país». •El presidente del INI dice que quien pida e) «no», debe también pedir la salida de la OEE. Luis Carlos Craíssier relacionó ambos hechos porque la CEE es un proyecto de unidad económica y política.

«Quien propugna la neutralidad no puede apoyar la integración en el proyecto europeo. Nos ocufían que io que quieren es que salgamos de la CEE», afirmó. •Bandrés: «La OTAN no garantiza la democracia».

El presidente de Euskadiko Ezkerra dijo ayer en San Sebastián que la OTAN «no garantiza la democracia que estamos construyendo en España», e ironizó al afirmar que si sale el «no» «ocurriría que ese 5 por 100 despreciado en el Parlamento que votamos en contra tendríamos que pasar a ser el Gobierno por el respaldo popular». El secretario general de este partido, Kepa Aulestia, añadió que «votar "no" es hacerlo en euskera, y votar "sí", en centralista».

 

< Volver