El referéndum sobre la OTAN. 
 Cien mil miembros de las Fuerzas de Seguridad garantizan el derecho al voto  :   
 Han tenido que utilizar el correo para participar en el referéndum. 
 ABC.    12/03/1986.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

24 / A B C

NACIONAL

MIÉRCOLES 12-3-86

El referéndum sobre la OTAN

Cien mil miembros de las Fuerzas de Seguridad garantizan el derecho al voto

Han tenido que utilizar el correo para participar en el referéndum

Madrid.

Casi cien mil miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado permanecen hoy de servicio en toda España para garantizar el derecho al voto de los ciudadanos en el referéndum sobre la OTAN. La organización de este dispositivo de seguridad ha obligado a que funcionarios de Policía y guardias civiles hayan tenido que emitir su voto por correo.

• El SUP denuncia que a los policías no se les aplica el decreto de las cuatro horas

Cerca de cuarenta y ocho mil policías, unos cincuenta mil guardias civiles y efectivos del Ejército forman parte del colectivo seleccionado para garantizar la seguridad antes, durante y después de la votación en el referéndum sobre la OTAN.

El dispositivo de seguridad comienza antes de que se constituyan las mesas y se abran ios colegios electorales para que los ciudadanos puedan acudir a votar. Las Fuerzas de Seguridad tienen que impedir cualquier altercado que pueda retrasar la apertura de las mesas, a las nueve de la mañana.

En cada uno de los colegios electorales habrá un servicio de seguridad que garantice la libertad de voto en cada una de las mesas que lo componen. Al mismo tiempo, y como apoyo a estos agentes, se ha montado otro servicio de patrullas en las calles que podrá desplazarse a cualquier tugar en el supuesto de que sea necesaria su presencia. Estas patrullas realizan en las grandes ciudades visitas periódicas a los colegios electorales de cada uno de los distritos, con lo cual recaban información completa de la situación.

Al mismo tiempo se ofrece una protección específica a los centros oficiales, en previsión de cualquier tipo de atentado. También se incrementa la vigilancia en las sedes de los partidos políticos, en el Palacio de Congresos de Madrid, Juzgados e incluso Ayuntamientos.

La vigilancia se hace extensiva a determinados servicios públicos, como agua, gas y electricidad. Las Fuerzas de Seguridad del Estado están encargadas de impedir que haya atentados contra las centrales de abastecimiento de estos servicios públicos, porque si ello ocurriera se generaría una cierta inseguridad colectiva, muy negativa en un día como el de hoy.

El dispositivo de seguridad montado durante el día de hoy es la segunda fase de un Plan confeccionado por el Ministerio del Interior. La primera fase se puso en marcha hace unos días.

La operación montada por el Ministerio del Interior no termina cuando los ciudadanos que lo deseen hayan emitido su voto, sino que cuando se cierran los Colegios deben permanecer alerta para impedir cualquier intento de boicotear el recuento de los votos en cada una de las mesas electorales. También deben velar para que las actas firmadas por los representantes de cada mesa, con los resultados de la votación, lleguen sin problemas a las Juntas electorales de zona. Para garantizar el derecho al voto de los ciudadanos, los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado han tenido que participar en la consulta por correo, lo que ha provocado críticas de algunos sindicatos policiales. En este sentido, El Sindicato Unificado de Policía ha presentado una denuncia ante la Junta Electoral Central porque a los funcionarios del Cuerpo no se les aplica el decreto de las cuatro horas para acudir a votar, según informó un portavoz de este sindicato.

Los funcionarios policiales tampoco pueden formar parte de las mesas electorales. La Dirección General de la Policía ordenó a los afectados que presentaran «excusa de aceptación del cargo ante la Junta electoral de zona», por medio de un justificante de su respectivo jefe.

 

< Volver