Autor: J. M. C.. 
   Wall Street Journal: La OTAN podría decir "No, gracias" a nuestro ingreso en las condiciones que exige el PSOE     
 
 ABC.    11/03/1986.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MARTES 11-3-86

NACIONAL

«Wall Street Journal»; La OTAN podría decir «no, gracias» a nuestro ingreso en las condiciones que exige el PSOE

Continúa el revuelo internacional en torno al artículo del influyente diario

Nueva York. J. M. C.

Un gran revuelo ha causado el artículo publicado días pasados en el «Wall Street Journal», con el elocuente título «Nada que celebrar si España se queda en la OTAN». Su autor, Jed C. Snyder, sostiene que Felipe González «ha cargado el referéndum de condiciones que de hecho eliminarán toda contribución militar de España a la OTAN», lo que supone un precio «demasiado alto» por permanecer, tan alto, que la OTAN podría decir «no, gracias».

Snyder es subdirector de Estudios de Seguridad Nacional de la delegación que el Hudson Institute tiene en Washington. Durante el primer mandato de Reagan, sin embargo, fue funcionario en el Departamento de Estado.

Estos son los párrafos más significativos del resonante artículo:

«La comunidad atlántica espera un voto positivo (en el referéndum). Pero el primer ministro González en un intento de salvarse del embarazo de un alto y aparente antioccidental voto negativo- ha cargado el referéndum de condiciones que de hecho eliminarán toda contribución militar de España a la OTAN. El precio pedido por el Gobierno español es demasiado alto. El Consejo de la OTAN debe considerar el decir públicamente "no, gracias", y anunciar que puede vivir sin otro aliado incierto en el flanco sur de la Alianza.»

Tras analizar la debilidad, tanto económica como militar de este flanco sur y el hecho de que España adquirirá pronto el F-18, el artículo sigue: «Debe quedar claro que España puede contribuir al flanco sur de la OTAN, pera sólo si sus fuerzas militares están integradas en la estructura del mando de la

OTAN. Los Estados Unidos están en posición de influir si los aliados manejan este asunto efectivamente.

De ahí que el presidente Reagan debe autorizar al embajador USA ante la OTAN, David Abshire, proponer al Consejo de ésta que pida al primer ministro González que posponga la votación hasta que el Consejo pueda determinar si las condiciones impuestas a la Alianza para que España continué como miembro son compatibles con la misión militar de la OTAN».

Y termina: «Las pérdidas políticas a corto plazo de una salida de España de la Alianza pueden ser importantes, pero no pueden compararse con las implicaciones estratégicas negativas en los aliados europeos, de apoyar una contribución parcial. Tal política diría a la Unión Soviética que no consideramos el compromiso militar una condición "sine qua non" de la disuasicón. Puedo oír ya a Mr. Gorbachov aplaudiéndolo.»

 

< Volver