Autor: Orozco, Román. 
 Referéndum OTAN. Satisfacción en USA y Europa por el Resultado. 
 Inmediata y alegre reacción del Gobierno americano porque España continúe con los aliados occidentales     
 
 Diario 16.    13/03/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/13 de marzo-86

REFERENDUM OTAN

SI/NO

NACIONAL

SATISFACCIÓN EN USA Y EUROPA POR EL RESULTADO

Inmediata y alegre reacción del Gobierno americano porque España continúe con los aliados occidentales

Román Orozco/D-16 Corresponsal

WASHINGTON.

La Administración de los Estados Unidos se mostró ayer rápida en su reacción ante el triunfo de la posición de Felipe González en el referéndum.

Pocos minutos después de que el ministro español Barrionuevo hiciera públicos los resultados provisionales de la consulta, portavoces oficiales de la Oficina de Prensa del Departamento de Estado leían a ios corresponsales acreditados en esta capital la posición oficial de los Estados Unidos

«Nos agrada —dice esa primera reacción oficial— que el pueblo español haya escogido continuar su asociación con los quince miembros en la defensa colectiva de nuestra tradición común.»

«En defensa de la seguridad y la democracia —sigue el comunicado—, España también ha fortalecido (con su decisión en las urnas) la seguridad de sus amigos y aliados.»

«También ha fortalecido —finaliza esta declaración del Departamento de Estado— el sentido de confianza compartido por los miembros de la comunidad democrática occidental. Nos alegramos por este resultado.»

La alegría entre ia clase política norteamericana era efectivamente enorme, ya que las primeras noticias que se recibieron en esta capital, en las primeras horas del mediodía, no eran muy alentadoras, en el sentido de que el no parecía abrirse camino.

La cadena de radio y televisión CBS, en una información transmitida desde Madrid, había sembrado cierto pánico cuando poco antes de las siete de la tarde en España, la una de la tarde en Washington, dijo que el no parecía ir ganando.

Sin embargo, las cosas comenzaron a variar y a las 8,30 de la noche española, una hora antes de que Barrionuevo adelantara resultados, el representante demócrata por Nueva York, Robert García, interrumpía una sesión de la Cámara de Representantes, que estaba discutiendo sobre problemas agrícolas, para decir que sí los resultados afirmativos se confirman, hay que felicitar al presidente Felipe González y al pueblo español porque han decidido permanecer en el mundo libre.

No sólo militar

El representante García señaló en una inesperada intervención, que demuestra el interés con que Washington estuvo ayer mirando hacia Madrid, que este voto, de confirmarse el sí, señalaba García, quien solo disponía de los datos adelantados por la cadena SER, significa en su opinión que los españoles han sabido distinguir que la OTAN no es sólo un organismo militar, sino también una organización política que se ocupa, entre otras cosas, de la defensa de los derechos humanos.

La jornada de ayer fue seguida en Estados Unidos con verdadera expectación. Los principales periódicos y emisoras de radio y televisión habían informado con amplitud sobre la celebración del referéndum y, en lineas generales, en todos se notaba un gran miedo a que se cumpliera lo vaticinado por la mayoría de las encuestas: que ganara el no y que España se saliera de la Alianza Atlántica, sentando un precedente peligroso.

Desde las seis de la mañana, hora habitual de iniciar la jornada en este país, la radio CBS, que sólo transmite noticias, incluía la celebración del referéndum como la primera noticia en todos sus boletines horarios, hasta la una de la tarde. Cada quince o veinte minutos, además, recordaba que los españoles estaban decidiendo si permanecían o no en la OTAN.

Los peligros que los americanos veían si ganaba el no eran, por este orden: que sería el primer país que se saldría de la OTAN, que sentaría un precedente fatal, que podría ser seguido por otros países, y se citaba Grecia como el más probable, que el no representaba el tradicional antiamericanismo de los españoles (que para el «The New York Yimes», por ejemplo, tenía su base en: para la derecha, en la derrota sufrida por España en la guerra de las Filipinas, en 1898, y para la izquierda, en la alianza de Estados Unidos con el dictador Franco en 1953 y el establecimiento de bases militares USA).

Futuro político

También se veía con preocupación el futuro político del presidente González, que goza de un enorme prestigio en este país y al que, a pesar de las diferencias ideológicas, la Casa Blanca y su actual inquilino, Róñala Reagan, aprecia y admira.

Alguna Prensa, adelantándose a lo que parecía iba a ser un seguro no a la OTAN, como la revista «U. S. News and World Report», intentaba tranquilizar a sus lectores, muy conservadores, diciendo que al fin y al cabo el valor de España dentro de la OTAN es cuestionable.

Todo se vino abajo cuando Barrionuevo dio lo que para los americanos es, sin duda, una de las grandes alegrías del año: España sigue en la OTAN. «Nos agrada» y «nos alegramos», comienza y termina la declaración del Departamento de Estado. Lo que lo dice todo.

 

< Volver