Autor: Otto, Sergio de. 
   Francia: Están locos estos españoles     
 
 Ya.    13/03/1986.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Francia: «Están locos estos españoles»

París/Sergio de Otto

«Están locos estos españoles.» Era la frase favorita de Asterix y Obelix, los dos protagonistas del «comió más popular en Francia: «Están locos estos romanos.» Estos días la frase se la dedican a los españoles. A cuatro días de las elecciones legislativas francesas, con siete secuestrados en Beirut —uno de ellos asesinado— y la muerte de un militar francés en la Embajada en Beirut, «la ceremonia de la confusión» de nuestro referéndum ha tenido un hueco en las primeras páginas de los periódicos franceses y en los informativos de la radio y la televisión.

Todos los medios de comunicación han desplazado enviados especiales que se las han visto y se las han deseado para explicar a sus lectores o audiencia «este viento de locura» que recorre España, como titulaba el primero de una serie de artículos del diario conservador "Le Fígaro». Por su parte, el periódico «Le Matin», de tendencia claramente socialista, calificaba la campaña de «absolutamente surrealista», mientras el diario «Le Quotidien», de París, hablaba de psico drama en el que participa toda la población española.

«La derecha atlantista hace campaña por el no, los socialistas neutralistas votan sí. Toda España participa en esta comedia de los errores», escribía la enviada especial de «Le Fígaro», y añadía «nadie sabe ya quién es. Los banqueros piden el sí, pero la patronal se abstiene. Los antiguos falangistas y el periódico de la extrema derecha votan "no" igual que los comunistas. Los nacionalistas conservadores vascos no les preocupa el "sí" o el "no", sólo si podrán escribirlo en euskera».

Sin embargo, dos factores son los más analizados por los medios de comunicación franceses: la herencia neutralista que subyace en los españoles tras haberse librado de dos guerras mundiales y el tremendo coste que va a suponer para toda la clase política, especialmente para Felipe González, que el diario «Liberation» calificaba como el dirigente más popular de Europa.

 

< Volver