Autor: Mellado Fernández, Miguel Ángel. 
 Referéndum-OTAN. 
 Dos cerebros humanos del PSOE y de AP competirán por anticipar el resultado oficial  :   
 Fraga dispondrá de datos muy aproximados antes del cierre de colegios. 
 Ya.    12/03/1986.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

10 /España

Miércoles 12 de marzo

Dos «cerebros» humanos del PSOE y de AP competirán por anticipar el resultado oficial Fraga dispondrá de datos muy aproximados antes del cierre de colegios

Las dos principales fuerzas políticas del país, PSOE y Coalición Popular, competirán hoy por conocer cuanto antes los resultados del referéndum. Los socialistas utilizarán un funcionario de la «casa», Luis Pérez; la oposición ha contratado a un experto en elecciones, José Luis Sanchís.

Madrid/M. A. Mellado

El hombre de la calle se preguntará, seguramente, el porqué del interés de las principales fuerzas políticas por conocer con premura el resultado final de unas elecciones, en este caso del referéndum. No es por simple curiosidad o por cantar el ali-rón o entonar un «mea culpa» con acordes excúlpatenos. La inquietud partidista por anticiparse a los datos oficiales del Ministerio del Interior tiene una explicación estratégica. Los líderes políticos, en una carrera contra reloj, adaptan sus declaraciones a la prensa en consonancia con el dictamen de las urnas.

De hecho, Felipe González y Manuel Fraga, además de otros dirigentes políticos, disponen ya de, al menos, seis mensajes diferentes para el caso de que salga sí, venza el no, la diferencia entre los partidarios de la permanencia y los contrarios sea muy alta o muy baja, haya una participación elevada o una abstención importante, etcétera.

Durante el día «D», como es denominada la fecha en que se celebra la consulta popular, hay en los partidos políticos unas personas más importantes, inicialmente, que los mismos líderes. Se trata de los cerebros humanos, capaces de calzar adecuadamente en el ordenador los datos procedentes de las provincias.

Es lógico que dos partidos tan diferentes como PSOE y AP (Coalición Popular) posean especialistas en la materia con rasgos casi antagónicos.

El cerebro socialista es un «funcionario» empleado en la sede central, conocedor al dedillo de la «movida» nocturna madrileña. Se llama Luis Pérez, «guerrista» de convicción, hermano del caricaturista Peridis. Coalición Popular ha contratado a un experto con «pedigree», con treinta y dos elecciones sobre sus espaldas en siete países diferentes. Su nombre es José Luis Sanchís, ex presidente de una empresa con mil cuatrocientos empleados.

E1 método socialista

Luis Pérez, treinta y ocho años, soltero empedernido, dicen que rockero de corazón, ha preparado un sofisticado sistema de recopilación de datos. A las nueve de la noche, una hora después del cierre de los colegios electorales, proporcionará a los líderes del partido el resultado de la consulta, con un índice de error «de más menos uno». En la credibilidad de Pérez, vicesecretario general de la Federación Socialista Madrileña, hay que anotar las «chuletas» precisas que pasó a Alfonso Guerra la alegre noche socialista del 28-0. Como se recordará, el PSOE proporcionó a las veinticuatro horas de aquel día los datos casi calcados de las legislativas, mucho más exactos que el avance provisional del Ministerio del Interior.

El PSOE utilizará hoy un sistema similar al empleado en aquellos comicios. A partir de las ocho de la noche recibirán datos remitidos de las sedes provinciales del partido:

los cincuenta primeros votos obtenidos de mil quinientas mesas representativas, repartidas por todo el Estado. El procesamiento de estos setenta y cinco mil votos permitirá conocer al Partido Socialista si los españoles han votado «en interés de España».

Alianza Popular no se ha quedado atrás en los preparativos del adelantamiento del escrutinio oficial. José Luis Sanchís, cuarenta y dos años, licenciado en Derecho y en Económicas, ex presidente de la Asociación Mundial de Consultores Políticos, ha montado un sistema idéntico al utilizado en las recientes elecciones portuguesas. Sanchís, profesional no militante, hizo la campaña a Cavaco Silva, elegido primer ministro de Portugal.

El sistema montado por la principal fuerza en la oposición consta de dos operaciones. La primera, para conocer la abstención, postura propugnada por Coalición Popular. Consiste en el envío del índice de votantes habidos en un determinado número de mesas, elegidas por criterios de representatividad. Los apoderados del partido realizarán el censo hasta un minuto antes del cierre de los colegios electorales.

La segunda operación es la crucial, adelantar con fiabilidad el resultado del referéndum. Con tal motivo han sido contratados los servicios de la empresa Aresco, que realizará desde las diez de la mañana a las siete de la tarde un muestreo sobre seis mil personas. Este número de personas serán preguntadas, tras depositar su voto, siempre a no menos de cien metros del lugar donde participaron, en qué sentido lo hicieron. En esta operación trabajarán trescientas personas, la mayoría militantes del partido, dirigidas por profesionales.

Gracias a este sistema, Manuel Fraga puede disponer, alrededor de las siete y media de la tarde, media hora antes del cierre de los colegios, de un avance muy fiable de lo que dirán las urnas. En ningún casos serán revelados los datos antes de las ocho. José Luis Sanchís trabajará bajo la supervisión política de Javier Carabias (AP), José Ignacio Wert (PDP) y Gabriel Castro (PL). Una encuesta similar sobre seis mil votantes, realizada en Portugal, calcó los datos en últimas legislativas portuguesas.

El montaje aliancista es un ensayo general con vistas a las próximas elecciones legislativas. El tratamiento informático será realizado por la empresa Implantación de Sistemas (ISIS), que se ha ofrecido gratuitamente a Alianza Popular.

 

< Volver