Exposición Artistas por el Socialismo. 
 Alfonso Guerra enuncia la política cultural del PSOE     
 
 Diario 16.    03/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Viernes 3junio 77/DIARIO16

Exposición Artistas por el Socialismo

Alfonso Guerra enuncia la política cultural del PSOE

MADRID, 3 (D16). -- También el arte quiere " pintar" algo en este momento electoral. Ayer, en la sala de

la librería Antonio Machado, fue inaugurada la exposición Artistas por el Socialismo, integrada por

nombres que apoyan la campaña del PSOE, pertenezcan o no, como militantes, a este partido.

Participan, con su obra, en la muestra, entre otros Francisco Echaud, Teresa Eguibar, Feliciano, Lorenzo

Frechilla, Pedro García Ramos, Gómez Perales, Luis Lugan, Pilar Ortega, Peridis, Eduardo Sanz, Eusebio

Sempere, Sir Cámara, Isabel Villar, Zamorano..., hasta un total aproximado de unos cuarenta pintores y

escultores.

El acto de apertura de la exposición contó con la presencia de Alfonso Guerra, secretario de organización

de la Ejecutiva del PSOE, quien enunció las líneas genéricas de lo que su partido entiende y propugna

como una política cultural para el país con un subrayado especial —dadas las circunstancias de la

reunión— hacia las Bellas Artes.

Habló Alfonso Guerra de que la creación y distribución de los bienes culturales, hasta ahora minoritarios,

deben ser transformadas hacia un fomento de creación y distribución populares. Hab1ó, también, de

favorecer no tanto canalizar— esos procesos creativos, distributivos y de consumo del fenómeno cultural.

En tal sentido, abogó por la necesidad de un Ministerio de Cultura, abierto, flexible, d e s centralizador.

"Respetamos señaló— en el arte y en la cultura la libertad de cada ciudadano y la de cada una de las

colectividades."

Arte y militancia

En ampliación a lo que había expuesto ante la "agolpada" concurrencia, Alfonso Guerra dijo a D16:

"Pensamos que una sociedad que no cree una cultura y un arte libres no puede ser una sociedad libre. Para

nosotros, para el PSOE, la plástica ocupa un lugar incluso preferente en la capacidad transformadora

implícita en toda obra artística.

Si bien hasta ahora la sociedad ha favorecido la creación minoritaria para el consumo minoritario, la

saludable crisis de autoridad estética que, desde hace unos años, se está produciendo hace pensar con

esperanza en la posibilidad de una creación plástica que, sin renunciar a su vocación investigador»,

aproxime sus vehículos de comunicación a sectores sociales populares."

Sobre el delicado y acuciante problema de libertad individual de creación y militancia partidista, apuntó

estas consideraciones: "Un artista que milite en el PSOE debe mantener dos regiones de libertad: la

libertad creadora como artista y la libertad como militante de un partido.

Su función artística debe liberarse permanentemente de la tentación propagandística de la ideología

concreta que profesa. Su capacidad crítica como artista y como militante es un valor inapreciable para un

partido que sintetiza su filosofía con el slogan Socialismo es libertad."

 

< Volver