Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Las Cortes y el pueblo tendrán que decidir sobre la forma de estado. 
 Felipe González, partidario de un Gobierno de coalición     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LAS CORTES Y EL PUEBLO TENDRÁN QUE DECIDIR SOBRE LA FORMA DE ESTADO

FELIPE GONZÁLEZ, partidario de un Gobierno de coalición

INFORMACIONES

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 9.

Una gran multitud se dio cita ayer noche en el mitin de La candidatura de los socialistas de Cataluña

(P.S.C.-P.S.O.E). El acto se desarrolló en la plaza de toros Monumental y fue seguido desde fuera del

recinto taurino a través de grandes pantallas de televisión. La figura estelar de la noche fue, en esta

ocasión, don Felipe González.

El señor González llegó casi hora y media después de que hubiera comenzado el mitin.

Don Felipe González había comenzado su periplo de ayer en el aeropuerto de Barajas, de donde salió

hacia Pamplona. Este cronista tuvo la oportunidad de compartir el viaje con el señor González en el

reactor aerotaxi alquilado por el P.S.O.E. para esta campaña electoral. Tras negar a Pamplona, hacia las

cinco de la tarde, don Felipe González voló hasta Logroño, donde en la plaza de toros y ante ocho mil

personas tuvo lugar el mitin socialista de esa ciudad. Tras regresar en automóvil a la capital navarra, el

pequeño reactor enfiló rumbo a la Ciudad Condal, donde don Felipe González viviría —según sus

palabras posteriores— «el mitin más importante celebrado en España hasta la fecha».

UN GOBIERNO DE COALICIÓN

«La composición del tercer Gobierno de la Monarquía —manifestó el dirigente del P.S.O.E. a

INFORMACIONES— ha de decidirla el pueblo español el día 15. Y creo que no lo debe decir más que el

pueblo español. Pienso que debería ser un Gobierno fuerte, con un respaldo popular muy amplio, lo que

quiere decir que tiene que ser un Gobierno necesariamente de composición de distintas opciones políticas.

Un Gobierno de minorías seria dificilmente previsible, salvo que se entienda que ese Gobierno cuenta con

el apoyo programático de una mayoría parlamentaria sólida.»

Ert todo momento, el señor González dio muestras de optimismo respecto al resultado electoral. «Es

posible que no sólo superemos el mínimo de votos previsto (20 por 100), sino que es probable que incluso

nos acerquemos al 30 por 100.» Tuvo palabras de crítica para ciertas actuaciones del presidente Suárez.

«Con debates televisivos —precisó—, con neutralidad del Estado, con posibilidad de llegar a fondo hasta

los ciudadanos desinformados, el triunfo hubiera estado garantizado. Aun asi, estamos cada día más

esperanzados. Esta campaña está siendo muy dura por la brevedad del tiempo. Hay días que salimos a tres

y cuatro mítines en otras tantas ciudades.»

Respecto a la Corona, advirtió en sus declaraciones a este corresponsal sobre lo que él considera un

peligro para la institución monárquica, si aparece excesivamente asimilada a la Unión de Centro

Democrático. «El pueblo no tiene vocación monárquica —afirmó—, pero tampoco republicana. El dilema

no es ahora República o Monarquía, sino dictadura o democracia. Por eso seria un riesgo que la

institución sufriera erosiones al no estar al margen del juego politico. Las Cortes han de ser constituyentes

y habrán de decidir sobre la forma de Estado. Luego, el pueblo tendrá la última palabra a través de un

referéndum popular.»

Respecto a don Santiago Carrillo, declaró que en parte le recordaba el pasado, a pesar de que debe

reconocerse —matizó— que está en la lucha y que cuenta. «Pero que no siga metiéndose con nosotros,

porque de lo contrario nosotros tendremos que tirar de la Historia, que a mí no me afecta porque nací en

1942, pero a él sí.»

Ya en el mitin, don Felipe González reiteró sus andanadas contra la Unión de Centro Democrático y

repitió que la derecha estaba nerviosa porque empieza a saber que «vamos a ganar». También habló don

Joan Reventós, junto a don Josep Andreu Abelló y otros líderes de la candidatura socialista.

• Nueve mil personas asistieron ayer al mitin que pronunció Felipe González en la plaza de toros de

Logroño. El secretario general del Partido Socialista Obrero Español, que había intervenido en otro mitin

al mediodía en Pamplona, sé refirió a los problemas por los que atraviesa el campo, la inflación y la deuda

exterior, haciendo hincapié en que su partido tenia experiencia de poder y podía buscar las soluciones

para cada caso.

Finalizó atacando a Alianza Popular y Unión de Centro Democrático y aconsejando a aquellos electores

indecisos que se leyeran los programas y se fijaran en los rostros de los que los defendían.

 

< Volver