Autor: López Rodríguez, Florentino (NEGRÍN). 
   Respetar el resultado     
 
 Pueblo.    31/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

NOTAS DEL DIA

Es muy seria la opción socialista en Europa y, presumiblemente, ha de serlo también en "España. ¿Incluso

en estas elecciones? Está por verse. Ir divididos á las urnas es un grave error, pero de momento la cosa no

tiene remedio. Han sido atinadas y ponderadas las declaraciones de Felipe González a Borobó, publicadas

por «Blanco y Negro».

González posee, innegablemente, condiciones políticas: crea dimensión, no es histerizante, de verbo

fluido y concepciones claras. No parece que sea un ideólogo profundo. Tampoco lo es Suárez. .¿Necesita

serlo el líder?

Felipe González ha dicho, clara y rotundamente, que, como demócrata, respetará el resultado de las

elecciones, gane quien gane. Se sobreentiende unas elecciones limpias. Son palabras oportunas en esta

hora. En la campaña, respeto al adversario y combate a las ideas; tras los comicios, aceptación de la

voluntad popular. De no ser así, lo que entraría en quiebra sería el propio sistema.

La tentación de romper la baraja por una adversidad electoral es una barbaridad. En este punto, todos los

partidos debieran ser tan rotundamente explícitos como el P. S. O. E. Ahí está, para mayor objetividad, el

"Estatuto de libertades públicas", aprobado en su último congreso.

Donde, en mi estima, el P. S. O. E. resulta más objetable es en el supuesto que alude a la forma de Estado,

diríamos que con unos titubeos inoportunos en este trance. La Corona no es sólo que sea una salida

natural a la democracia: es la única posible en esta coyuntura. Con lucidez lo han visto los señores

Carrillo y Tierno. Tierno, ayer mismo, en rueda de Prensa, insistía sobre el tema. También Felipe

González, en sus últimas manifestaciones, se ha expresado con mayor riqueza de matices.

Democracia y Monarquía son inseparables en esta hora. Cualquier equívoco sobre este capital asunto no

conduciría más que a un río revuelto con ganancia de pescadores antidemócratas, o de pescadores

demócratas con ánimo de monopolizar lo que por su propia naturaleza es de todos los españoles. Yo creo

que es un serio motivo de meditación.

NEGRIN

 

< Volver