Autor: Navarro, Julia. 
 Hoy: PSOE. 
 Felipe González: Queremos un a Constitición para todos     
 
 Pueblo.    27/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 31. 

SOCIALISMO ES LIBERTAD

La izquierda va a conseguir como mínimo en las próximas elecciones el 35 por 100, el PSOE, según los

sondeos realizados, espera sacar un 25 por 100 Primer objetivo del PSOE: "CONQUISTAR LA

DEMOCRACIA"

—«Somos optimistas los sondeos de opinión nos dan como una fuerza determinante en la vida política

del país. En un sondeo efectuado por el partido en veinticinco provincias, el P. S. O. E figura en dieciocho

de ellas en primer lugar de las preferenrcias del electorado, y en las otras siete. el segundo. Pienso que la

izquierda va a conseguir como mínimo, en las próxímas elecciones, un 35 por 100, y e1 P. S. O. E, en

concreto un 25 por 100 Antes nos tachaban de optimistas cada vez qne hablábamos de esto.»

Felipe González sonríe. Este hombre, con treinta y cinco años, es uno de esos animales» políticos que

pasarán a la Historia por la puerta grande. Es un fenómeno de la política española actual; le guste o no

está condenado a ser un político.

—En medio de todas las fuerzas políticas continúa diciendo— el P. S. O. E. se presenta como un partido

con coherencia, con cuadros jóvenes, claridad interna y externa en su linea política.

Y tú, Felipe, ¿has sido, eres, coherente?

—Yo llevo un montón de anos haciendo de mi profesion y de mi vida un sistema coherente con mis ideas,

mí comportamiento ha sido muy lineal.

—¿Cuáles son los objetivos Inmediatos del P. S. O. E?

Conquistar la democracia. Este es el punto primero del programa electoral del P. S. O. E. y para ello es

necesario elaborar una nueva Constitución. Pretendemos que este país sea una democracia parlamentaria,

que el Poder ejecutivo dependa del legislativo. La nueva Constitución la entendemos como un marco de

convivencia para todas las fuerzas políticas, que regule las libertades individuales y colectívas. Dentro de

las libertades individuales se deben incluir el derecho a la salud. de las minorias, minusválidos,

trabajadores enfermos, etcétera. Ahora bien, esta confrontación electoral es diferente a la de cualquier

país de Europa, porque se parte de una manipulación desde la ley de Reforma Política a la ley Elecitoral,

Mantiene una serie de recibos autocráticos que permite a las clases dominantes sigan controlando el Poder

ejecutivo sin ningún riesgo. Esto se establece a través de varios mecanismos. Un mecanismo es el propio

enunciado electoral, los principios de la ley Electoral. Han hecho un sistema electoral que favorece

netamente a la derecha, a las fuerzas conservadoras del país. Por eso, cuando se dijo que había habido

confrontación en las Cortes entre el Gobierno y Alianza Popular, y la Prensa dice que el Gobierno ha

mantenido su firmeza en cuanto a la proporcionalidad como criterio de elección de Congreso y A. P. ha

perdido, se equivocan. Esto no es así. Alianza Popular ganó la batalla claramente. Y no porque el

Gobierno se sienta afectado ante Alianza Popular, sino porque el Gobierno tiene intereses paralelos a los

de A. P. Y el razonamiento es muy fácil: los elementos llamados correctores, introducidos en el sistema

de la proporcionalidad van a operar de tal forma que en las pequeñas provincias, en las zonas

despobladas, en las áreas rurales, se convierte prácticamente en un sistema mayoritario de representación

y que la proporcionalidad opera en las grandes zonas urbanas. En las zonas rurales el sistema mayoritario

favorece a la derecha, y en las grandes ciudades a la izquierda. Pero es proporcional para las grandes

ciudades y mayoritario para las pequeñas. El establecimiento de un mínimo de tres va a ser un mínimo de

uno. Si establecen el minimo de tres, la representatividad de un señor de Soria será, como mínimo, cinco

veces mayor que la de un señor de Barcelona. El señor de Barcelona necesita el quintuple de los votos

para salir diputado al Congreso, Creo que esta manipulación tiene consecuencias políticas graves, de las

cuales va a ser responsable el Gobierno. En todo este tinglado, la consecuencia es que se puede dividir al

país en dos bloques antagónicos, uno de los cuales quiere mantener los privilegios conseguidos durante

estos anos, y quiere seguir dominando por métodos autocráticos, y otro, el de los que querrían tener la

oportunidad de desmontar esos privilegios y de luchar por una sociedad de progreso. En definitiva

eliminar los residuos autocraticos en beneficio del Poder. El P. 8. O. E. en su XXVII Congreso ya habló

de un compromiso constitucional de todas las fuerzas políticas. El P S. O E. es un partido democrático

que ha mantenido una larga lucha por las libertades y la democracia, sin tener que cambiar sus métodos o

su trayectoria»

¿Qué lugar ocupa e1 P S. O, E. en el espectro de la izquierda?

Nosotros no nos consideramos la única izquierda de este país, pero si somos una izquierda democrática.

Ocupamos el sector fundamental del espectro socialista, y no desconocemos que hay otras alternativas

que operan restando eficacia.

— ¿Socialismo con Rey o sin Rey?

No vamos a hacer campaña contra la Monarquía. No hay dialéctica RepúblicaMonarquia. pero si vamos a

pedir que el Parlamento democrático se decida sobre la forma de Estado. Nosotros, somos respetuosos

con la democracia, si el pueblo opta por una u otra fórmula, nosotros aceptamos la que el pueblo decida.

# LA CRISIS ECONÓMICA

—El país está sufriendo una aguda crisis económica, a veces los politicos hablan mucho de política, pero

no de economía. ¿Qué alternativas tiene el P, S. O. E. para salir del atolladero en que estamos metidos?

~Es uno de los puntos ejes de la campaña electoral del P. S. O. E., la reforma de la economia que

introduzca un cambio cualitativo en la vida de los españoles. Cambiar la vida, lo décimos en nuestro

programa, significa que los sectores populares dejen de ser los únicos que paguen los costes de la mala

gestión que han llevado a cabo con la economía española. Ha habido crisis en la honestidad del ejercicio

del cargo púbtico. El poder de la dictadura crea corrupción, sea la dictadura del signo que sea. El principal

objetivo para estabilizar la democracia es superar la crisis económica, hay que sanear la economía, pero

sin producir traumatismos. Es urgente luchar contra el paro, la inflación y la deuda exterior, y, por

supuesto, la reforma fiscal. En este país no ha habido nunca voluntad de cobrar los impuestos a quien se

les tenía que cobrar. Y tampoco se ha explicado donde van esos fondos, y el pueblo tiene que saber para

qué se le pide el sacrificio. Una legislación del fraude tributario mediante la introducción de la figura de

delito penal.

—Y la reforma agraria, ¿como la proyectáis?

—El P. S, O. E. no va a renunciar a eso que se llama reforma agraria, afectando a los latifundios y al

modo de explotación de la tierra. Hay que lograr la equiparación de los campesinos con los demás

trabajadores, declarando la agricultura sector prioritario; conseguir una mayor eficacia técnica económica

en los procesos de distribución de los productos agropecuarios; alcanzar una mayor capacidad de empleo

en el medio rural, y reformar la legislación agropecuaria poniéndola al servicio de los objetivos

anteriores,

—Y la Seguridad Social, ese agujero inmenso por donde se ha evaporado tanto dinero, ¿cómo lo veis los

socialistas?

— En nuestro programa hay un intento de trasladar la Seguridad Social al presupuesto del Estado, Asi

dejamos al empresario crear puestos de trabajo. Y se llevaría a cabo una regionalización de la

Seguridad Social, además ésta deberá absorber todos los servicios asistenciales del Estado.

¦¿Vais a pedir y a luchar por estatalizar la enseñanza?

—La enseñaza ha de ser pública, gratuita v laica, esto no significa «estatalizada». Pero si vamos a luchar

por una enseñanza sin privilegios para minorías. Lo pretendemos, cuando decimos que tiene que ser laica,

que desaparezca la enseñanza religiosa, creemos que la enseñanza religiosa no se debe imponer, sino

recibirla quien quiera hacerlo.

—Es el tercer punto del programa del P. S. O. E, en estas elecciones. España pertenece a Europa, y es

lógica su incorporación. Debemos colocar a nuestro pato en el lugar que le corresponde en el panorama

internacional, con dignidad, sin hipotecar sn futuro. Los socialistas creemos que aquí tenemos un papel

importante que cumplir, y que podemos hacerlo por nuestras relaciones internacionales no sólo en

Europa, donde muchos de los países tienen Gobiernos socialistas. Hay que acabar con la política

mendicante que se ha estado llevando a cabo.

—El marxismo, ¿es una doctrina, un método anticuado que hay que superar? ¿No le gustaría al electorado

español a la izquierda y a la derecha, que el P. S. O. E. fuera «socialdemócrata», sin más?

—Si a «Don Carlos» le llamaran marxista se reiría. Se dogmatiza y se sectariza la interpretación del

marxismo. Pero la aportación de Marx y Hegen fue la de un método de Investigación de la realidad, que

tiene un doble valor; no solo se conoce la Historia, y es un Instrumento para conocer el presente, el juego

de las fuerzas políticas y económicas, sino que es, además un método para intentar transformar

racionalmente la sociedad del futuro. Mucho se había Investigado en el pasado el presente, y sobre esa

metodología se podía tratar de proyectar la historia del futuro no sometido a valoraciones históricas que

se suponían irracionales hasta el siglo XIX en las Interpretaciones que se hacían. Existe el peligro

evidente de la autodenominación de «marxistas» de personas que se sienten seguras de ser de Izquierdas,

Y la autodeterminación de «marxista revolucionario» es tan ridícula como si dijéramos que se es

socialista de izquierdas. Para muchos lo que dijo Marx es el catecismo, el dogma. Si Marx, de acuerdo

con los análisis, deduce tales o cuales cosas en el futuro de la Humanidad, es un futuro previsible, y los

seguidores dogmáticos creen que eso es absolutamente inexorable, porque «el profeta» lo ha dicho. Y si

Marx tiene algo positivo es que es un antiprofeta. Su método sirve para desmontar sus propios errores.

Hay un principio que es lo que uno considera verdad en una coyuntura: está sometido a una verdad

inexorable, que es la verdad histórica. Por lo tanto, no se puede hablar de superación del marxismo,

porque éste es, sencillamente, un método de investigación de la realidad, y ese método es inagotable. El

único crimen que se puede cometer contra el marxismo es dogmatizarlo. Los socialdemócratas tienen su

lugar en el P. S. O. E. Lo hemos reiterado constantemente.

Felipe González mira de frente, a los ojos, sin cortapisas. Tiene cálida la mirada. Hay algo tierno y a la

vez sólido en él. Inspira confianza. Sientes estar con un hombre bueno, con un «humanista», en el más

estricto sentido de la palabra. Su mejor cualidad como político es su falta de vocación política, aunque,

como he dicho antes, este hombre esté «condenado» a ocupar los primeros peldaños de la política

española.

—Felipe; ir a las urnas, elaborar tina nueva Constitución, ¿cumple con los objetivos del P. S, O. E.?

—El primer objetivo es el restablecimiento de la democracia, reconquistar las libertades, para operar

desde plataformas que sean de convivencia normal, y no anormal, como las que existen dentro de la

autocracia. Ahí no se queda el programa del P, S. O. E., pero tampoco vamos a hablar despectivamente de

la democracia formal, calificándola de europea, burguesa, etcétera, como oímos algunas veces. La

democracia es la democracia, sin apelativos, Y la democracia política no es, ciertamente, toda la

democracia para un socialista. Puede que lo sea para un hombre de la derecha liberal, etcétera. Para

nosotros ejercer el derecho a voto para elegir un diputado en el Parlamento no es toda la democracia,

aunque sea un factor Indispensable para ella. Aspiramos a que los ciudadanos ejerciten la democracia en

el puesto de trabajo, en el barrio, en el Municipio y en el Estado, La democracia que despectivamente se

llama formal es una conquiste de los ciudadanos, sobre todo de la dase trabajadora, de la que no se puede

prescindir. Si se prescindiese, se estaría apuntando a una ideología que preconiza un sistema de libertades

para pasar a un sistema de carácter distinto, con connotaciones totalitarias. Es decir, nosotros

defenderemos la democracia cuando la hayamos conseguido»

LA MUJER

—¿Cómo ves el papel de la mujer en la sociedad actual?

—Esta es una sociedad, como las del entorno, bastante falócrata. Hay un dominio considerable en el

campo político del hombre, pero me resisto a creer que el procedimiento para resolverlo sea feminista. Es

un problema con siglos de historia, y son responsables del problema tanto el hombre coma la mujer.

Mientras el hombre no abandona su actitud falócrata y deje de relegar a la mujer por un concepto

machista, de la acción, del protagonismo en la transformación de la sociedad y no la considere

«partenaire» en todo, no se habrá avanzado. Y la mujer, que debe asimilar y asumir que esa es su función,

al mismo nivel del hombre.

—Divorcio y aborto, hablemos de estos tomas.

—Soy partidario del divorcio, porque se trata de ordenar seriamente la convivencia entre dos personas.

Que dispongan de su derecho a separarse me parece evidente. Y que una separación exija un culpable me

parece una irracionalidad total. La relación de ca rácter matrimonial entre hombre y mujer debe ser

exclusivamente civil y basarse en la voluntariedad y realidad de la convivencia La discusión religiosa de

esta relación es un problema de conciencia individual, que no debe repercutir en la relación jurídico-civil.

El problema de los anticonceptivos y del aborto exige un tratamiento más racional del que hay. La mujer

no puede estar obligada contra su voluntad a reproducir. No se trata de crear una falsa dialéctica de abor

tistas y contrabortistas. Nadie, racionalmente, puede defender el abortismo. Los socialistas queremos que

se regule el derecho a abortar, recogiendo una realidad social de más de 300.000 abortos por año,

respetando el derecho de la mujer a disponer de su propia persona.

# PANAROMA ELECTORAL

—Es más simple de lo que parecía en un principio. Tenemos a Alianza Popular, que está definida; al

Centro, que ni es una coalición ni un partido político, sino una mezcla del pasado autocrático, con

partidos que se han constituido después de la muerte de Franco. Rechazamos todos sus «slogans», que

nos parecen grotescos. El Centro Democrático, que encabeza el presidente Suárez, está formado por las

fuerzas políticas que Europa rechazó en 1945 para su reconstrucción. Poseen la experiencia del Poder, si,

pero el Poder que se ejerce desde la dictadura, no del que se ejerce en la democracia. No tienen

experiencia de partido porque son demócratas de hace tres meses, esos partidos no existían antes del 20

de noviembre de 1975, no estuvieron presentes en la lucha de los partidos demócratas contra la dictadura,

No ofrecen un programa ni alternativas al país. Lo único que pretenden es poner en marcha un autobús

que va desde la Moncloa a la Carrera de San Jerónimo, con personas que no tienen nada que ofrecer al

pueblo. Luego está Alianza Popular, que se dice con experiencia y pide el voto, y el pueblo lo que no

quiere es la experiencia del señor Fraga. Y aluden en sus «slogans» a la mala situación económica del

país, cuando han sido ellos quienes la han creado. Hablan de corrupción y se olvidan de Matesa, y de

tantos otros fraudes... Garantizan puestos de trabajo, cuando nos han dejado con un millón y medio de

parados y tres millones de españoles fuera de nuestras fronteras. ¿Y el candidato presidente?, que no iba a

hacer campaña electoral, y ha aparecido en todas las vallas publicitarias...

Hablamos de mil cosas, de la libertad sindical, de las nacionalizaciones, de la libertad religiosa, de...

tantas y tantas cosas. Felipe sonríe sereno. El P. S. O. E., un día, quizá pronto, podrá ser una alternativa de

Poder en este país. Y Felipe González es todo un político, con carisma, dirigente nato, a pesar de todos los

pesares, mal que les pese a machos. El P. S. O. E. está ahí, encabezándolo Felipe González, un hombre

de treinta y cinco años, honesto, con un pasado limpio, mal que les pese a otros.

Escribe Julia NAVARRO Idea de Elvira DAUDET

P U E B L O 27 de mayo de 1977

 

< Volver