Autor: Navarro, Julia. 
 El fin de semana socialista en Madrid. 
 Cumbre europea y verbena monstruo     
 
 Pueblo.    09/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

El fin de semana socialista en Madrid

"CUMBRE EUROPEA" Y VERBENA MONSTRUO

MADRID. (PUEBLO, por J. N.)

«España puede y debe formar parte de la C. E. E. En cuanto al problema económico, pensamos que no

debe ser en un proceso inmediato, y es necesario que se deje pasar cierto tiempo, de forma que nuestra

economía no salga perjudicada de esta integración.» Dijo Felipe González, primer secretario del P. S. O.

E. en el transcurso de una rueda de Prensa durante la clausura de la Conferencia de Partidos Socialistas

del Sur de Europa, ayer domingo. En la rueda de Prensa estuvieron presentes los dirigentes de los partidos

socialistas francés, italiano y portugués, Mitterrand, Craxi y Soares, respectivamente.

François Mitterrand, secretario del Partido Socialista Francés, y uno de los políticos más destacados del

socialismo europeo refiriéndose a estas conferencias señaló que «se inscriben dentro de la línea política

general de Internacional Socialista, y ha servido para estrechar los lazos y tratar los problemas comunes

entre los países del sur de Europa.»

Respecto a la entrada de España en el Mercado Común, Mitterrand opinó que «el problema político para

que España entre a formar parte del Mercado Común está casi superado, pero los económicos son

importantes, máximo cuando la agricultura francesa y española son competitivas; a este respecto será

necesario que todavía tengamos bastantes conversaciones para tratar de paliar todos estos problemas.»

Mitterrand se refirió también a que había condiciones para hacer una estrategia común los socialistas del

sur de Europa, pero que esto no significaba que hubiera diferencias entre el socialismo del Norte y del

Sur.

Mario Soares, primer ministro de Portugal, explicó que su «equipo gubernamental» estaba más fuerte que

nunca, y seguirían trabajando. Respecto al eurocomunismo, Soares señaló que electivamente hay un

cambio en algunos partidos comunistas europeos que aceptan el principio democrático del

parlamentarismo y el pluralismo, pero que el Parido Comunista Portugués recusa este fenómeno, no

quiere colaborar con otros partidos políticos «y no acepta ese cuadro de democracia política.»

Felipe González fue preguntado por los informadores sobre la candidatura que el P S O. E. y la

Federación Demócrata Cristiana presentan al Senado. Explicó que «el Senado está concebido por la ley

de Reforma Política como una cámara que sirva de freno a los avances de la Constitución que elabore la

Cámara de Diputados, nuestro objetivo es que el Senado no sea un freno, sino un motor de esa

Constitución».

LA CONFERENCIA

Concluida la reunión con los informadores, comenzó el acto de clausura de la Conferencia de Partidos

Socialistas del Sur de Europa. que ha durado todo el fin de semana. Comenzó el sábado, bajo la

presidencia de Bert Carlsson, secretario general de la Internaciona1 Socialista.

Durante la tarde del sábado tuvo una destacada intervención el secretario del Partido Socialista Italiano,

Bettino Craxi, quien habló de que «el socialismo no es sólo el partido de la tradición, sino del porvenir.

La Internacional Socialista —especificó— no debe ni puede ser sólo europea, sino enteramente

internacional. En África, Asia y Sudamérica existen movimientos importantes para lograr esta

organización internacional».

A esta «cumbre» asistieron como invitados Alianza Socialista de Yugoslavia; los Partidos Socialistas de

Luxemburgo y Grecia, el Partido Socialdemócrata alemán y miembros de la Internacional Socialista.

En el acto de clausura se dio lectura a las cinco ponencias aprobadas y discutidas durante la tarde del

sábado.

La relativa a «Cooperación, paz y seguridad después de Helsinki y antes de Belgrado» afirma que no hay

ninguna alternativa realista para la defensa si no se puede evitar una confrontación militar catastrófica y

garantizar una paz segura y duradera. «La Conferencia de Helsinki —especifica la ponencia— representa

un paso importante para la vía de la defensa y tiene efectos positivos para todos los países, que han

firmado el acta final.»

La ponencia presentada por el P.S.O.E., elaborada por su secretario de Organización, Alfonso Guerra,

bajo el título «Democracia y socialismo en el sur de Europa», fue aprobada en su totalidad. Habla de la

crisis social y económica que ha traído el capitalismo y propone una alternativa socialista para salir de la

misma a través de las rupturas democráticas y con el capitalismo.

La ponencia relativa a la «Cooperación entre Europa y el Tercer Mundo en una perspectiva socialista»

propone la cooperación entre la Europa unida y el Tercer Mundo, señalando que toda relación bilateral en

la estera económica debe considerar los intereses mutuos y la exigencia urgente de un cambio de ritmo en

el desarrollo.

La cuarta ponencia —Los partidos socialistas del sur de Europa y los problemas de las regiones

mediterráneas»— fue presentada por Italia. La última ponencia, a cargo de Portugal, se centró en las

«Perspectivas de i n t e g ración de Portugal, Grecia y España en la Comunidad Económica Europea».

Durante los discursos finales, el secretario general del Partido Socialista Italiano hizo votos «para que

España no se quede en la democracia, sino que evolucione hacia el socialismo».

Mario Soares, por su parte, recordó a Pablo Iglesias, Largo Caballero e Indalecio Prieto, y se refirió a la

hermandad entre el P.S.P, y el P.S.O.E, y a las vicisitudes por las que atravesaron durante casi medio

siglo, «muchos de nuestros problemas —finalizó— son idénticos».

«FIESTA DE LA LIBERTAD», DEL P.S.O.E.

Aproximadamente 250.000 personas pasaron ayer domingo por el polideportivo del barrio de San Blas,

donde el P.S.O.E. había organizado una verbena, que denominó «Fiesta de la Libertad». Más de

seiscientos militantes del P.S.O.E. estuvieron en el servicio de orden, y unas tres mil personas se afiliaron

a este partido en el transcurso de la fiesta.

El campo de fútbol era una verbena, con «stands» de bebidas y comida, churros, guardería infantil, tres

orquestinas, tiovivos, etc. A las diez de la noche dio comienzo la presentación de candidatos del P.S.O.E.

por Madrid. A continuación los dirigentes de partidos socialistas europeos Miterrand, Craxi y Soares

pronunciaron unas palabras a los asistentes.

También intervino Felipe González, que fue vitoreado en numerosas ocasiones. Entre otras cosas, el

primer secretario del P.S.O.E. dijo que los socialistas querían la libertad sin prohibiciones arbitrarias para

que el pueblo pueda decidir libremente su futuro, «nuestro proceso de marcha hacia la libertad es mucho

más difícil que el de otros países de la Europa Occidental». Refiriéndose a Alianza Popular y a Fraga

Iribarne, Felipe González dijo que era cierto que «Fraga es hombre de Estado, pero de "estado de

excepción"».

A la «Fiesta de la Libertad» acudieron representantes de todas las fuerzas políticas, desde Santiago

Carrillo a José María de Areilza.

Durante los discursos de los líderes socialistas europeos fueron aplaudidos con auténtico entusiasmo

Mitterrand y Craix, mientras que a! secretario del Partido Socialista Portugués, Mario Soares, le pitaron

en ocasiones.

9 de mayo 1977 PUEBLO

 

< Volver