Autor: Navarro, Julia. 
 Clausura del Congreso de la Asociación Socialista Madrileña. 
 Aldabonazo de unidad     
 
 Pueblo.    07/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Clausura del Congreso de la Asociación Socialista Madrileña

Aldabonazo de Unidad

“Como estamos en vísperas electorales,

aunque todavía no se ha publicado la normativa,

el país político hierve de congresos y entusiasmo.

Los «pesos pesados» de este fin de semana han sido, sin duda,

los congresos nacional de Alianza Popular

y provincial del P. S. O. E, madrileño.

La vehemencia de Fraga y el rigor de Felipe González

han marcado la pauta de un «weekend» especialmente político,

en el que también han celebrado reuniones

los círculos José Antonio en Madrid

y los hedillistas en Valladolid,

además de la reunión del ejecutivo del P. P. D. C.

(Alvarez de Miranda)

y el bloque gallego del R. S. E, (Cantarero).

Fin de semana casi primaveral, con sol y política.”

MADRID, 7. (PUEBLO, por J. N.)—Desde el pasado viernes, y durante todo este fin de semana, se ha

celebrado en Madrid el Congreso de la Federación Socialista Madrileña, del P. S O. E. Ayer domingo se

clausuró el congreso. Por la mañana estuvieron presentes Ramón Rubial y Bernt Carlsson, secretario

general de la Internacional Socialista, quien llega a Madrid como portavoz de esta organización para

hacer pública solidaridad de todos los partidos socialista», integrados en la Internacional con el P. S. O. E,

En este discurso Carlsson afirmé que «cuando Felipe González nos diga que España es un país

enteramente democrático, entonces nosotros lo aceptaremos. No damos ningirna opinión sobre la

situación en España sin previamente tener la opinión del P. S. O. E. al respecto«.

Ramón Rubial tuvo palabras emocionadas para los delegados del congreso y recordó que la Asociación

Socialista Madrileña se había fundado antes que el partido. Explicó Rubial que «sabemos muy bien

quiénes son los socialistas, pues no se les conoce por el nombre, sino par su actuación».

Por la farde se celebró la clausura del congreso, aunque aún no habían terminado la discusión de la

totalidad de las ponencias.

En primer lugar tomó la palabra Agapito Ramons, representante de Convergencia Socialista de Madrid,

de la F. S. P., quien manifestó que la unidad socialista comenzaba a tomar cariz de realidad, y que

coincidían con el P. S. O. E. en que los socialistas no podían quedarse en un pacto meramente electoral,

sino que el objetivo prioritario debía ser la unidad.

El representante de Convergencia fue muy aplaudido por todos los asistentes, que en pie y con el puño en

alto gritaban: «¡Unidad, unidad...!». Después habló un representante de Juventudes Socialistas, Valeriano

Gómez, y un representante de U. G. T., Orozco.

Finalizó el turno de palabra el presidente de la mesa del Congreso, Gregorio Peces Barbas, quien

agradeció al «compañero» de Convergencia Socialista Madrileña las palabras pronunciadas, porque «son

un auténtico preámbulo de la unidad». Se refirió a la noticia aparecida en la Prensa de que Felipe

González, el día de la apertura del Congreso había sido recibido con pitos».

El presidente de la mesa desmintió esta noticia y pidió a los periodistas que habían estado presentes

cuando intervino Felipe González lo desmintieran, como testigos del buen recibimiento que la Federación

de Madrid había hecho al primer secretario del P. S. O. E. Apuntó, igualmente, que muchas veces se

hablaba de que había disensiones dentro del partido, y explicó que si existían eran debidas a la

democracia interna del P. S. O. E. y a la capacidad constante de sus miembros para la autocrítica.

Gregorio Peces Barbas se reunió en un intervalo con los periodistas, y explicó que se estaban trabajando

veinte horas diarias en el estudio y discusión de las ponencias, y que se abría un proceso electoral de una

semana para elegir el próximo domingo el nuevo Comité Provincial de la Federación Socialista

Madrileña.

Insistió en que este congreso ratificaría los acuerdos ya tomados por el XXVII Congreso del P S. O E. y

que se había celebrado para adecuar A Madrid esos acuerdos. Destacó que posiblemente antes de las

elecciones, y como paso previo, Convergencia Socialista Madrileña y la Federación Socialista Madrileña

se unan. Añadió que había diferencias en el entendimiento de la unidad por parte del P. S. O. E. y

Convergencia, respecto al P. S. P.

Gregorio Peces Barbas señaló la cifra de 5.000 a 6.000 militantes socialistas en Madrid. Apuntó también

Peces Barbas que, pese a lo que habían dicho a otros partidos, el problema de la legalización de todos los

grupos y la legalización de grupos con un mismo nombre es problema de todos los demócratas, no de los

partidos interesados y el Gobierno.

 

< Volver