Autor: Castañeda, Manuel Ángel. 
 Felipe González, en Santander. 
 La Institución Real, comprometida (si el Gobierno pàrticipa en las elecciones)     
 
 Pueblo.    14/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Felipe González, en Santander

LA INSTITUCIÓN

REAL, COMPROMETIDA

(si el Gobierno participa en las elecciones)

SANTANDER. (PUEBLO, por M. A. CASTAÑEDA,) — Felipe González, primer secretario del

P.S.O.E., dio tan mitin en el salón de actos de la Universidad de Santander, al que asistieron unas 3.000

personas.

Antes del acto del P. S. O. E., Felipe González mantuvo una rueda de Prensa con los informadores, en la

que criticó duramente la idea ya esbozada de que el Gobierno se presente a las elecciones. Dijo,

respondiendo a unas declaraciones del señor Osorio, que si en un país democrático es lícito que el

Gobierno se presente, España no es un país democrático.

En una situación de camino hacia la democracia, se necesita de un Gobierno neutral, no de un Gobierno

que sea juez y parte en el tema electoral. El secretario del P. S. O. E. añadió que la presencia de este

Gobierno en la arena electoral suponía la presencia en la liza del Gobierno de la Monarquía, y que de esta

forma la Institución Real dejaba de estar por encima de las elecciones; viéndose comprometida en ellas.

GOBIERNO PROVISIONAL— Felipe González insistió en que si los actuales ministros quieren ser

candidatos, tienen que dimitir ahora mismo y dar paso a un Gobierno provisional, neutral, para que sea

éste quien controle el proceso electoral. Insistió, en vanas ocasiones, en que el P. S. O. E., y posiblemente

el resto de los partidos democráticos, no asistirán a la consulta electoral si no existía el juego limpio,

denunciando de esta forma unas elecciones no democráticas.

Acerca de formar un frente electoral de izquierda o democrático de todos los partidos de la oposición, el

secretario del P S. O. E. puso de manifiesto la improcedencia de hacerlo, ya que se dividiría el terreno

político en dos bandos, derecha e izquierda, rojos y azules, sin dar al pueblo una verdadera naturalidad de

opciones y resucitando viejos fantasmas históricos.

 

< Volver