Expectación en el Club Siglo XXI.. 
 La guerra PCE-AP quedó atrás     
 
 Diario 16.    28/10/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

La guerra PCE-AP quedó atrás

Madrid, 28 (D16). Con las frases respetuosas que se dirigieron anoche mutuamente Manuel Fraga y

Santiago Carrillo, los dos partidos más opuestos del arco constitucional español parecen haber enterrado

el hacha de los insultos personales.

Los ataques verbales entre los don líderes cobraron una violencia inusitada en las semanas previas a las

elecciones generales de junio último.

Mientras la campaña electoral de Alianza Popular se los ataques a Suárez y a los comunistas, el Partido

Comunista de España lo hizo en el peligro de involución que corría el país si se votaba a Alianza Popular.

En esta tónica, los líderes de los dos partidos, Manuel Fraga Iribarne y Santiago Carrillo, a lo largo de los

innumerables mítines de la campaña atacaron continuamente, y a veces con dureza inusitada al partido

rival. Fraga Iribarne se refirió a Carrillo llamándole "personajillo", "padre Carrillo", "viejo estalinista" y

acusó al Partido Comunista de pagar a provocadores para "reventar" los mítines de AP, de desear que

España vuelva al 36 para establecer después un sistema comunista, de prostituir a la Juventud para luego

dominarla.

Por su parte, Santiago Carrillo llamó a Fraga "chulo" y "demente". De Alianza Popular, a la que llamaba

Alianza Impopular, Carrillo dijo que "ofrece todo, pero lo que ofrece es el timo del sobre" y "que no se

vote a esa coalición de figuras de cera". Llamó la atención del peligro de retroceso que se corría si se

votaba a un hombre al que se había visto "evocar la figura de Pinochet y pedir, cuando el PCE fue

legalizado en la práctica, que volviéramos al 18 de Julio".

 

< Volver