Autor: Barra, Alfonso. 
   La Internacional Socialista reítera su apoyo al PSOE     
 
 ABC.    01/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC EN LONDRES

LA INTERNACIONAL SOCIALISTA REITERA SU APOYO AL «P. S. O. E.»

LONDRES. 31. (De nuestro corresponsal.) Felipe González, secretario general del «P. S, O. E», ha

declarado en una conferencia de Prensa el alcance de la resolución sobre España adoptada por la

Internacional Socialista en su reunión del buró el día 30. Presidia el acto Willy Brandt.

Según el socialista español, la situación política en nuestro país es «atípica». Con este término, sin duda

extraído del nuevo léxico pluralista, pretende decir que España se halla en fase de tránsito sin sujetarse a

las normal tradicionales de estos periodos.

Con la idea «atipica> expone que al caer una dictadura lo habitual es el vacío de poder. En España no ha

ocurrido así —puntualiza—. El aparato del poder sigue ocupado por las fuerzas sociales y políticas que lo

ocupaban. No son las fuerzas democráticas las que se han hecho cargo del poder: son las anteriores que se

ven presionadas por las corrientes democráticas para producir la coyuntura de tránsito.»

EXTRAÑA COYUNTURA.—Califica como «laboratorio político» la coyuntura española, que no tiene

precedentes en Europa ni el mundo, conviven instituciones autocríticas, como la Organización Sindical —

columna vertebral del Régimen—, el Movimiento Nacional —aparato político, burocrático, exclusivo y

excluyente—. Está en pie el «armazón controlador y represivo» junto a las fuerzas que, tradicionalmente,

han combatido a la dictadura.

Destaca tres aspectos:

Se ha avanzado considerablemente ™* en el camino hacia el reconocimiento de las libertades

individuales y colectivas.

La situación sigue siendo compleja y exige atención para evitar los espejismos.

La supervivencia de los residuos autocráticos puede producir un tránsito hacia una seudodemocracia.

«LOS CAETANOS».Para que el medio centenar de periodistas y algunos entusiastas imaginaran mejor la

situación española puntualizaba el secretario general de ese partido socialista: «El símbolo pudiera ser

que los caetanos de España no están en el exilio, sino dando lecciones de democracia en el interior de

nuestro país.»

Anticipa que con el socialismo suyo, España tendrá una estructura «federal o federativa» para responder a

las diferencias entre las «nacionalidades y regiones que componen el Estado»,

«SIN CAMBIOS» PARA BRANDT.—Willy Brandt ha sido la única «estrella» socialista que ha

comparecido en esta reunión de Londres, junto a Leopoldo S. Senghor, de Senegal. El antiguo canciller

alemán, bronceado, con los años y los fracasos reflejados en su rostro, lento de expresión, explicaría que

no «descubre» cambios en la situación española desde el Congreso del «P. S. O. E,» en Madrid.

Pronosticarla sin dar la pista de sus previsiones que ese partido puede conseguir el 25 por 100 de los votos

en las próximas elecciones.

Cuando estas Internacionales se dedican a vuelos domésticos, el trayecto no suele ser ni largo ni

apasionante, Ratifica lo que ya era conocido: su lealtad al «P.S.O.E», su optimismo sobre la evolución

española y su fidelidad a los propósitos de ese grupo socialista. Promesa de amor como las de los

contrayentes ante el juez de pas. Trámites largos, en definitiva, que mejorarán cuando los políticos

españoles repartan abrazos multinacionales sin dar explicación no requeridas ni exhibir trapos del patio

nacional. Pero también en esto se va ganando.— Alfonso BARRA.

 

< Volver