Don Felipe González: no hay democracia interna en el PCE     
 
 Informaciones.    22/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DON FELIPE GONZÁLEZ:

«NO HAY DEMOCRACIA INTERNA EN EL P.C.E.»

MADRID, 22 (Resumen de CIFRA), — «Tal como se entiende la democracia en los países occidentales,

no hay democracia interna en el Partido Comunista de España», ha declarado el primer secretario del

Partido Socialista Obrero Español, don Felipe González, al corresponsal alemán Hans-Ulrich en una

entrevista que hoy publican «Der Tagesspiegel», de Berlín, y «General Anzelger», de Bonn.

Dice el señor González que cree en el «eurocomunismo», aunque esta posición sólo empezará a tener

credibilidad «en el momento en que la democracia alcance a la estructura interna de los partidos

comunistas que predican ese pluralismo democrático para la sociedad».

Añade que los acontecimientos de los últimos veinte días demuestran que el desmantelamiento de una

estructura dictatorial crea problemas difícilmente superables y subraya que el Gobierno ha ido ganando

credibilidad conforme ha satisfecho una serie de demandas de la oposición democrática.

Enumera don Felipe González en otro momento de la entrevista las dificultades del proceso

democratizador español, que centra en que las próximas Cortes están convocadas para legislar durante

cuatro años, cuestión que es contradictoria, asegura. Dice también que las instituciones del franquismo

siguen vigentes, especialmente el Movimiento Nacional. También perviven la Organización Sindical y

«toda una red de cuerpos represivos o controladores», así como un grave peligro para la alternativa

democrática.

NO AL MERCADO COMÚN ANTES DE LA DEMOCRACIA

Acerca de la incorporación de España al Mercado Común, el líder del Partido Socialista Obrero Español

subraya que no se podrá iniciar ningún proceso de incorporación a Europa hasta que no haya una

alternativa democrática clara. «Respecto de la O.T.A.N —prosigue—, observamos que hay demasiada

prisa por incorporar a España a la O.T.A.N., sobre todo en algunos países, como, por ejemplo, en Estados

Unidos. Nosotros creemos que esa es una decisión que tiene que asumir el pueblo a través de sus

representantes legítimos.»

 

< Volver