Autor: M. B.. 
 Miguel Angel Molinero, en la Facultad de Ciencias de la Información. 
 El PSOE considera inaplazable la supresión del Ministerio de Información  :   
 (en el contexto de una España democrática). 
 Pueblo.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Miguel Ángel Molinero, en la Facultad de Ciencias de la Información

EL P. S. O. E. CONSIDERA INAPLAZABLE LA SUPRESIÓN DEL MINISTERIO DE

INFORMACIÓN (en el contexto de una España democrática)

MADRID. (PUEBLO, por M. B.)—Miguel Ángel Molinero remitió anoche a los alumnos de la Facultad

de Ciencias de la Información a la ponencia sobre la comunicación que fue presentada en el XXVII

Congreso del P. S. O. E., cuando explicó lo que piensa su partido del tema en el contexto de una España

democrática.

Inicio su disertación bocetando tenuamente lo que ha sido la Prensa en nuestro país en los últimos

cuarenta años de régimen totalitario. Antes de la guerra civil había existido pluralidad informativa sin

sombras audiovisuales que la constriñesen. Después de la guerra, el régimen se impone el control de los

medios creando el aún vigente Ministerio de Información y Turismo. A su vez, el largo periodo conoce

dos etapas fundamentales antes y después de la promulgación de la ley de Prensa. Tras aquélla surge un

mundo contradictorio, en el que se juega a otorgar, censurar o consentir la información que siempre

convenga al Poder. Pero, paralelamente, un grupo de profesionales inician la larga lucha por la libertad de

información como meta irreemplazable de una sociedad que aspira a la democracia.

Molinero sitúa el tiempo actual en el tránsito y el pesimismo por la pervivencia aún de un sistema poco

consecuente con la aspiración de la libre circulación de ideas. El caso más patente es el de Televisión

Española o el de las grandes cadenas estatales, o aquellas empresas amparadas en la burguesía. Dado el

techo informativo que aún pervive, no es extraño que el P. S. O. E., en su último Congreso y anoche a

través de su portavoz, pida la devolución de su patrimonio periodístico, la disolución del Ministerio de

Información y Turismo, la supresión de la ley de Prensa y el registro de empresas periodísticas, la libertad

de información —como requisito fundamental de la democracia—, el secreto profesional, la cláusula de

conciencia y una ley antimonopolio que redunde en beneficio de la clase trabajadora, a la que tan poco

han dejado decir en la Prensa. También apoya la libre sindicación de los trabajadores del medio. Esta

tarde será Pilar Bravo quien exponga la postura del P. C. E. en la comunicación.

PUEBLO 16 de febrero de 1977

 

< Volver