Autor: R. P.. 
 ABC en Moscú. 
 Intervención española en el Foro Mundial de la Paz     
 
 ABC.    21/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

A B C. VIERNES, 21 DE E N E R O DE 1977.

ABC EN MOSCÚ

INTERVENCIÓN ESPAÑOLA EN EL FORO MUNDIAL DE LA PAZ

EL socialista Luis Yáñez pidió la puesta en libertad de los disidentes soviéticos

MOSCÚ, 20. (De nuestro corresponsal, por telex.) Cierta sensación, no exenta de tensión, ha creado la

intervención de la Delegación española, encabezada por Luis Yáñez, en el Congreso del Foro Mundial de

la Paz, que se ha celebrado en Moscú.

Junto a Yáñez, secretario de Relaciones Internacionales de "P. S. O. E.", componían la participación

española Joaquín Antuña, de «Izquierda Democrática»; María Jesús Arsuaga, de "Justicia y Paz», y Luis

Pérez Lara, del «Comité Central del Partido Comunista Español"..

La breve exposición de Yánez, que fue entrevistado también por la televisión soviética, quedó, en parte,

recogida por la Prensa. Pero lo que no ha reproducido ni divulgado nadie fueron dos pasajes de su

discurso de dos folios, que, sin embargo, provocaron un vivo movimiento de reacciones entre las 120

Delegaciones que asistían al Congreso promovido por el P.C.U.S., y en el que las alabanzas encendidas a

la Unión Soviética como campeona de la paz, de una manera casi unánime, han alternado con el apoyo

total a su programa de desarme y política exterior.

"El hecho de estar saliendo de la larga noche de cuarenta años de dictadura —comentó la Delegación

española— da al pueblo español una especial sensibilidad para los problemas de la paz y la distensión.

Entendiendo la paz no como un concepto negativo de ausencia de guerra, sino como una situación en la

cual la justicia y los derechos humanos sean prioritarios en la consideración de los Estados y los

Gobiernos.»

A partir de ahí la cosa vino como pudo Yáñez afirmó que España «está en un camino que nos lleva,

creemos que inexorablemente, s la libertad y a la democracia». Hizo breve recuento de los temas «que

aún quedan pendientes y son prioritarios para las fuerzas democráticas», como la amnistía, libertad de

todos los partidos políticos, elecciones limpias, y empalmó con una consideración de los presos políticos,

que fue cuando la tarde se harta, de repente, más larga.

PRESOS POLÍTICOS.—«Pero la paz y la distensión en el mundo —se arrancó— no serán posibles

mientras existan en las cárceles de tantos y tantos países presos por motivos políticos o ideológicos. La

aplicación efectiva de los acuerdos de Helsinki sobre la libre circulación de los hombres y las ideas

deberá significar la liberación inmediata de los miles de presos chilenos, a los que se ha referido hace un

momento Córvalan, como en otros regímenes fascistas de Iberoamérica, 1a de los nacionalistas

puertorriqueños de las cárceles de los Estados Unidos, y la puesta en libertad del médico Mijail Stern y de

Vladimir Borissov, entre otros, que permanecen en las cárceles y hospitales o psiquiátricos de la U.R.S.S.

De eso no se ha dicho nada. No podemos hipotecar nuestro pensamiento, me contaba luego Yáñez, por el

hecho de que te inviten a un país o a otro.

A Yáñez le han cursado también una invitación para que se la transmita a Felipe González y venga a

Moscú. A Yáñez se le invitó ayer a comer con Dolores Ibarruri, que, por cierto, ya está preparando su

equipaje para España. Como creo que esta parte de nuestra conversación era confidencial, y como «La

Pasionaria» aún no me lo ha dicho a, mí, no pongo lo que dijo ayer la presidente del Partido Comunista de

España» sobre la tristeza del «eurocomunismo» los fundamentos comunistas y el internacionalismo

proletario.—R. P.

 

< Volver