Autor: Redondela, J. A.. 
   Ofensiva contra el PSOE ® (de los socialistas moderados y de los socialdemócratas)  :   
 Se pretende desprestigiar al grupo de Felipe a nivel internacional. 
 Arriba.    15/01/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

OFENSIVA CONTRA EL PSOE (R)

(de los socialistas moderados y los socialdemócratas)

«Se pretende desprestigiar al grupo de Felipe a nivel internacional»

MADRID. (De nuestra Redacción, por J. A. Redondela.) Si se ve hacia las fuentes del PSOE

(r.), se descubre, no sin asombro, que su política en ésta se limita a este comentario: «Ladran,

luego cabalgamos.» Si, por eI contrario, se ve hacia los grupos del socialismo moderado —

PSOE (h.), RSE, PSDE, y aún hace la socialdemocracia— se descubre que su optimismo es

desbordante: «El pueblo español sabrá desenmascarar a los socialistas de Felipe. Nosotros

ofrecemos la auténtica alternativa socialista.»

Lo único cierto es que en este momento se está desarrollando una enorme batalla por el

Iiderazgo socialista en España, aunque los socialistas moderados consideran que la batalla no

se está desarrollando a nivel del Estado español, porque aquí y ahora «nosotros tenemos más

fuerza que ellos».

La batalla se desarrolla a nivel internacional, «en donde algunos sectores de opinión y algunos

líderes políticos creen que la alternativa de Felipe González es la única válida». Pero lo que era

solamente una lucha interna, en la que participaban García López, Murillo y Cantarero, por un

lado, y Felipe González, Castellanos y Llorente, por otro, se ha convertido en una lucha más

intensa, más abierta, al aparecer en escena el líder socialdemócrata portugués, Sa Carnelro,

que sólo ha producido las réplicas de los socialistas renovados, «no es más que un

postsolazarista disfrazado de cordero», sino la intervención del Gobierno portugués de Soares,

que calificó de «falacias» sus declaraciones a los medios informativos españoles.

Como sea, a los observadores políticos no se les oculta que se ha iniciado una gran ofensiva

contra el partido de Felipe González —tanto desde los sectores moderados como desde el

PSP, de Tierno, y de la FPS, de Enrique Barón— con el fin de neutralizar su influencia a nivel

internacional, que es, según estos grupos, donde tiene más gancho, por pertenecer a la

«Internacional Socialista».

A nivel nacional, el PSOE (r.) tiene otros problemas que no hay que desconocer: la

contestación de sus sectores izquierdistas, como, por ejemplo, la tendencia que representa

Pablo Castellanos. Y las luchas internas por el liderazgo, representadas por la Federación

Madrileña, cuyo líder, Llorente, piensa lanzar una nueva ofensiva en el próximo congreso, que

se celebrará a final de mes, para poner de manifiesto algunas de las presuntas irregularidades

que sa produjeron en la elección de la actual ejecutiva —nacional— en el último congreso.

Europa, cada vez más cerca

Pero mientras los partidos políticos están padeciendo su calvario, el Gobierno sigue

cosechando triunfos a nivel internacional. La reforma del Ejército ha producido comentarios

favorables en todos los sectores de la OTAN, que ponen en franquicia a España, si lo

considerara oportuno, para ingresar en este organismo de defensa. Las mismas reacciones ha

producido el discurso del nuncio del Papa en la audiencia que el Rey concedió al Cuerpo

diplomático, y que supone un enorme balón de oxígeno, a nivel internacional, a la política que

en este momento está llevando el Gabinete Suárez.

Arriba 13 15/01/77

 

< Volver