Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Willy Brandt, en Castellana, 3, y en la Zarzuela     
 
 Informaciones.    07/12/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Willy Brandt, en Castellana, 3, y en La Zarzuela

Por ábel HERNÁNDEZ

L A entrevista de Willy Brandt con el presidente Suárez, discurrió, según fuentes fidedignas, por cauces

de armonía. Hablaron de política nacional y de política internacional, sin bajar a detalles concretos. Este

encuentro facilita el camino para el próximo viaje del primer ministro español a Bonn» después del

referéndum. En Alemania Federal respaldan decididamente el proceso de Reforma Política que se lleva a

cabo en nuestro país.

A pesar de los desmentidos formales (servidumbres de la diplomacia), nadie puede negar razonablemente

que la socialdemocracia alemana se parece al P.S.O.E. como un huevo a una castaña. Tampoco es fácil

convencer a nadie de que no existe un pacto táctico del Partido Socialista Obrero Español con el Partido

Comunista. Es asimismo cierto que en su discurso Inaugural el señor Willy Brandt advertía a los

«psoeistas» de que no convenzan las alianzas con los comunistas. Las conversaciones de Brandt con el

Rey y con el presidente Suarez. tienen por el hecho en si de celebrarse y por el tono como se han

desarrollado, un largo, alcance político. En Presidencia tienen mucho interés, mirando al futuro inmediato

de la convivencia nacional, en que el P.S.O.E. rompa, amarras del P.C.C. (único partido invitado a1

congreso) El señor Willy Brandt confesó que Informaria a sus camaradas socialistas españoles de lo que

le habían dicho en Presidencia y en La Zarzuela, Si esto no es una mediación, que venga Dios y lo vea

El respaldo internacional en exclusiva a este congreso del P.S.O.E. ha servido para alentar la unión de

todos los sectores y grupos socialdemócratas, que celebraran su congreso en enero y que quieren

convertirse en una opción electoral mayoritaria, en la línea de la Socialdemocracia alemana, y ha

contribuido a sembrar un no disimulado malestar en los otros partidos socialistas: en el Partido Socialista

Popular, del profesor Tierno, y, sobre todo, en la Federación de Partidos Socialistas. Pero la política sigue

trepidante y suele dar muchas vueltas.

 

< Volver