Autor: Santos, César. 
 Según el ministro de Tecnología. 
 Santiago Carrillo es un asesino de camaradas  :   
 Quien haya estudiado su historia no puede confiar en él. 
 Arriba.    09/12/1976.  Página: 40. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

Según el ministro alemán de Tecnología

«SANTIAGO CARRILLO ES

UN ASESINO DE CAMARADAS»

• «Quien haya estudiado su historia no puede confiar en él»

• Willy Brandt: «La legalización del PCE no es una cuestión esencial»

El ministro alemán de Tecnología, Hans Matthoefer, que acompañó a Willy Brandt durante su estancia en

Madrid y en sus entrevistas con el Rey y con el Presidente Suárez, en la capital de España, ante los

periodistas alemanes, definió a Santiago Carrillo como «un asesino de camaradas». «El que haya

estudiado la historia del dirigente del PC español —dijo textualmente Matthoefer, según el

«Sueddeutsche Zeitung» y el «Die Welt»—, no puede confiar en él.»

Por su parte, Willy Brandt, en otras declaraciones efectuadas en Madrid, señaló que, a su juicio, la

legalización del PCE no es una «cuestión esencial. Lo que sí cabe preguntarse es dónde y en qué otros

partidos se van a infiltrar los comunistas si no pueden navegar bajo su propia bandera. (Pág. 40.)

Según el ministro alemán de Tecnología

«Carrillo es un asesino de camaradas»

«Quien conozca su historia no puede confiar en él»

WILLY BRANDT: «La legalización del PCE no es una cuestión esencial»

BONN

De nuestro corresponsal CESAR SANTOS

BONN. (Crónica para ARRIBA y Pyresa.) — El presidente del Partido Socialdemócrata alemán y de la

Internacional Socialista, antiguo canciller y Premio Nobel de la Paz, Willy Brandt, ha ponderado ante la

Prensa alemana al Rey Juan Carlos y al Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez. Brandt «ve buenas

perspectivas para la democracia en España» —escribe ayer el matutino «Sueddeutsche Zeitung», al

informar sobre declaraciones hechas por el político germano después de los cambios de impresiones

celebrados en Madrid con el Rey y con Suárez. «El jefe del SPD —escribe el mismo diario— expresó al

Rey su gran respeto por el curso del último año en el camino hacia una Monarquía constitucional.» En su

entrevista de hora y cuarto con el Presidente Suárez le impresionó a Brandt la seriedad con que el Jefe del

Gobierno se esfuerza en el diálogo con la oposición.» A la pregunta de si «confiaba en Suárez», contestó

el líder socialdemócrata: «Sería incorrecto y una falta de elegancia por mi parte decir que no.» Tras

señalar que no era su misión ni lo consideraba elegante, dar lecciones al Presidente Suárez, subrayó

Brandt que «se puede ir a la democracia por diferentes caminos.»

«Fenómeno único en la Historia de España»

En torno a este mismo tema escribe el diario «Die Welt», recogiendo palabras del político germano: «Lo

que está pasando en España, la evolución hacia la democracia es, también en la forma como se está

haciendo, un fenómeno único en la Historia del mundo.» En cuanto a la legalización del Partido Comunis,

Brandt opina que «también en España constituyen los comunistas un problema serio, si bien distinto al

que planteaban en Portugal». «En Lisoba tuvo el SPD que ayudar a los socialistas en la lucha contra la

amenaza de una dictadura en el peligroso verano de 1975.»

La legalización del PCE no es, a juicio de Brandt, una «cuestión esencial». Lo que si cabe preguntarse, ha

dicho el dirigente socialdemócrata alemán, es «dónde y en qué otros partidos se van a infiltrar los

comunistas si no pueden navegar bajo su propia bandera». El ministro de Tecnología, Hans Matthoefer,

que acompañó a Brandt en las entrevistas con el Rey y con el Presidente Suárez, definió a Carrillo,

ante los periodistas alemanes en Madrid, como un «asesino de camaradas». «El que haya estudiado la

historia del dirigente del PC, Santiago Carrillo —dijo textualmente Matthoefer, según los dos rotativos

más arriba citados— no puede ir en su confianza en él (en Carrillo) tan lejos como yo le arrojaría lejos de

mi».

El «Frankfurter Allgemeine Zeitung» señala que después de la audiencia con el Rey, Brandt salió con la

impresión de que el Monarca está decidido a llevar adelante el proceso de democratización. Y hace

observar el mismo diario que si bien el PSOE, como los otros partidos de la oposición, insisten en la

legalización del Partido Comunista, no harán de ello una condición para su participación en las próximas

elecciones.

 

< Volver