Autor: ;Soriano, Manuel. 
 Clausurado el XXVII Congreso. 
 España está de suerte, el PSOE está más fuerte     
 
 Diario 16.    09/12/1976.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

NACIONAL

Clausurado el XXVII Congreso

«España está de suerte, el PSOE está más fuerte»

Fernando Jáuregui - Manuel Soriano

MADRID, 9 (D16).—Tras una agotadora jornada de trabajo, en la que el plenario estuvo reunido casi

veinticuatro horas ininterrumpidamente, pasadas las tres de la tarde de ayer, los tres mil asistentes al

XXVII Congreso del PSOE tuvieron fuerza para cantar la "Internacional" en el acto de clausura y gritar al

unísono "España, mañana, será republicana" y "España está de suerte, el PSOE está más fuerte".

Aún con la incógnita de la elección de la nueva dirección del partido, de esta forma terminaba el acto

político más trascendente protagonizado por una organización de la oposición democrática desde hace

cuarenta años.

El primer aniversario de la muerte de Franco casi vino a coincidir con esta efeméride, que concluyó el

mismo día del LI aniversario del fallecimiento del fundador del Partido Socialista Obrero Español

(PSOE) y la Unión General de Trabajadores (UGT), organizaciones cuya historia se confunde con la del

movimiento obrero español.

Partido protagonista

Felipe González, vistiendo traje de pana marrón, camisa a cuadros rojos y blancos y sin corbata, como

siempre, en su discurso de clausura ofreció a Pablo Iglesias los trabajos de este congreso. "Le entregamos

un partido capaz de protagonizar la vida política de este país", dijo.

Tras recordar a los compañeros que sufrieron prisión y exilio, "sembrando la semilla del socialismo por

todo el mundo", afirmó que ofrecen un programa sereno y realista, pero recalcó que "el Partido Socialista

sigue fiel a su programa máximo, que es la consecución de una sociedad sin clases y no va a renunciar

nunca a esa meta".

Estas palabras fueron ratificadas por los 3.000 representantes de la base del partido con una gran ovación.

Felipe continuó diciendo que el partido será flexible cuando se trate de sortear obstáculos, pero inflexible

cuando se quiera cuestionar la esencia de la organización.

Unidad, no unitarismo

El primer secretario valoró globalmente el congreso con una simple palabra que repitió tres veces:

organización. Marcó la necesidad de llegar a constituirse por centenas de miles de hombres que sepan

defender al partido por medio de la razón, aunque ante la reacción de la burguesía amenazada, señaló,

deben defender sus conquistas como sea.

También se pronunció Felipe González sobre la unidad de los socialistas. Este congreso zanjó la escisión

sufrida en el PSOE en 1972, aunque aún queda una facción histórica residual. Sin embargo, el hecho de

que ningún "histórico" incorporado al proceso de reunificación haya sido elegido para la comisión

ejecutiva ha sorprendido a los observadores.

"El partido va a mantener celosamente su independencia. No hay que confundir la unidad con el

unitarismo", dijo González, quien añadió la necesidad de clarificar las reales posiciones de todas las

organizaciones políticas en el conjunto de la gran cantidad de siglas que existen.

Señaló la posibilidad de abrir un proceso unitario con todas las organizaciones socialistas bajo la única

condición de que se respetara la decisión de lo mayoría.

Los comunistas, ovacionados

Anteriormente habian tomado la palabra representantes de las delegaciones extranjeras. La sala vibró

particularmente con las intervenciones de Carlos Altamirano, secretario general del Partido Socialista

Chileno, en el exilio, que fue interrumpido con gritos de "Chile, Chile" y "Asesino, Pinochet", y con la

del representante del Frente Polisario, coreada con "Polisario vencerá", quien calificó de acto de traición

del Gobierno español los "acuerdos de Madrid".

Con grandes ovaciones fueron recibidos los saludos de la Liga Comunista Revolucionaria de Yugoslavia,

Partido Comunista Rumano, Partido Comunista Cubano y Frente de Liberación Nacional de Argelia. La

delegación de la Organización para la Liberación de Palestina abandonó la sala y posteriormente dio a

conocer un duro comunicado contra el PSOE por no permitírsele tomar la palabra.

Carlos Santamaría, del Partido Comunista de España, en representación de Coordinación Democrática,

también recibió un caluroso saludo de los congresistas. El único representante de la oposición española no

hizo uso de la palabra, lo cual fue muy comentado. El nombre de Santiago Carrillo, secretario del PCE,

que firmaba un saludo del Comité Central de dicho partido, fue acogido clamorosamente tras ser leído.

Apoyo de la Internacional

Breve, pero significativo, fue el parlamento, en caste

llano, del secretario de la Internacional Socialista, el alemán Berut Carlson. Prometió ampliar el apoyo

político al PSOE "en el periodo de socialismo democrático español que se avecina". Señaló que un

ejemplo del apoyo de la Internacional es Portugal, "donde el socialismo es democrático", dijo.

Las intervenciones se iban sucediendo. En más de una ocasión la mesa del congreso, que parecía más

pendiente de las votaciones que se desarrollaban fuera del gran salón para la elección de la nueva

Ejecutiva, pasó notas a los oradores para que abreviaran sus discursos.

UGT: No al pacto social

Heidi la Roja, representante de las organizaciones juveniles de la Internacional Socialista, y Miguel Pino,

secretario de Juventudes Socialistas, precedieron a Nicolás Redondo. El secretario de la Unión General de

Trabajadores rechazó el pacto social y dijo: "No vamos a comprometernos ni con la

desmovilización ni con pactos auspiciados por la burguesía."

Minutos de tensión

Los minutos finales estuvieron cargados de cierta tensión. Los componentes de la mesa (Gregorio

PecesBarba, Enrique Múgica, Felipe González, Alfonso Guerra y Luis Yáñez, entre otros) quedaron

desconcertados y sin saber qué hacer cuando se coreaba "Mañana, España será republicana" y un

militante, enarbolando la bandeja tricolor, se dirigió hacia ellos. La sorpresa y confusión la cortó el

servicio de orden, que no dejó al citado militante, al parecer vasco, que subiera al estrado.

Tampoco se encajaron bien las palabras de Gregorio PecesBarba —el gran derrotado del congreso, al no

ser elegido para la Ejecutiva— cuando, pasadas las tres de la tarde, dijo que la mesa no se encontraba en

condiciones de anunciar la composición de la nueva dirección del partido y clausuraba el congreso.

HOMENAJE AL PADRE DEL SOCIALISMO ESPAÑOL.—Centenares de socialistas españoles

rindieron homenaje al padre del socialismo español, Pablo Iglesias, en el cincuenta y un

aniversario de su muerte. Dirigentes del PSP y el PSOE acudieron ayer al cementerio civil madrileño a

distintas horas. También fueron depositadas coronas de flores ante las tumbas

de Julián Besteiro y Jaime Vera.

 

< Volver