Autor: Álvarez Álvarez, Carlos Luis (CÁNDIDO) (ARTURO). 
   El planteamiento     
 
   08/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

8 DE DICIEMBRE DE 1976.

De ayer a hou

EL PLANTEAMIENTO

MITTERRAND, Nenni, Willy Brandt, Olof Palme, entre otros socialistas europeos, y los españoles, y los

de otros continentes (casi un Hollywood del socialismo internacional cantando "La Internacional») es

quizá el hecho más antifranquista ocurrido en España desde la muerte de Franco. Supongo que en esto

coincidiré con el franquismo. El presidente Suárez, vivaz y pragmático, quiere salvarse de los comunistas

por medio del «Partido Socialista Obrero Español».

Las palabras de Witly Brandt, que se refirió a la crítica de los «supuestos amigos», de los que es necesario

saber «cómo practican en sus propias filas el principio de la democracia interna», descubre el objetivo del

Gobierno al dar su aquiescencia a la apoteosis socialista. Por su parte, Felipe González ha hecho algunas

declaraciones que prefiguran, no, por supuesto, una alianza con el Poder, pero si algún género de

acercamiento táctico, a cuyo sutil esquema pertenece el «compromiso constitucional», que es una

postergación de la ruptura. El presidente Suárez, en nombre de su esperanza de una izquierda no

comunista, ha tenido que soportar, por contra, una crítica feroz a su política socioeconómica, y el canto

funeral del Régimen, todavía insepulto.

A mi ver, el problema de fondo, que en este caso es el comunismo, sigue. De la misma manera y en el

mismo sentido que el problema de los judíos es un problema de antisemitas, y el problema de las mujeres

un problema de hombres, según decía Sartre, el problema de los comunistas es un problema de socialistas.

Ahora más que nunca. Hasta cierto punto el presidente Suárez, cuya capacidad para la maniobra empieza

a ser evidente, se ha desembarazado de él pasándoselo casi por entero al «P. S. O. E.» que es la «vedette»

de la oposición democrática. Por si mismo, pero también por deliberación gubernamental.

He procurado plantear fríamente la cuestión, y, además, sin enturbiarla con mi propio parecer.

LA DERECHA

El presidente quiere como cabeza de la izquierda al «P. S. O. E.», ¿Qué derecha quiere como cabeza?

Será fácil averiguarlo observando cómo utiliza todos los instrumentos que el Régimen ha puesto en sus

manos y que siguen vigentes, contra la derecha que no quiere. La forma de combatirla es la de elaborar

una imagen franquista para esa derecha o bien la de acentuar la que pueda tener. En conclusión: a la

izquierda que quiere, procura quitarle comunismo, y a la derecha que no quiere, procura ponerla

franquismo. Para ver que esto es así no hay como ponerse delante de la televisión, que es ingenua y

atolondrar da. Lo contrario que el presidente.

CANDIDO

 

< Volver