Autor: Bonmatí de Codecido, Francisco. 
 Problemas de Madrid. 
 Distrito de Chamberí  :   
 Declaraciones de su teniente de alcalde, Sr. Elola. 
 ABC.    25/01/1961.  Página: 44. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PROBLEMAS DE MADRID DISTRITO DE CHAMBERl

Declaraciones de su teniente de alcalde, Sr.Elola

Sobre el charol de los suelos de un Madrid lluvioso rueda el coche que me conduce a la Tenencia de

Alcaldía de Chamberí.Én la glorieta de Bilbao un impedimento de zanjas, y suelos; levantados nos obliga

a un rodeo laberíntico de callejas y esquinazos. ¿Cuándo no es Pascua?

La Tenencia de Alcaldía está en el mismo edificio que alberga a la de Universidad. Corta espera en la

Secretaria, cargada de papeles, y el amplio despacho del señor Elola. Elola es simpático, correcto, cordial

y muy inteligente.

—¿ Qué problemas tiene usted planteados, en su distrito?

—Mi distrito es muy cerrado, no tiene afueras. Su principal problema es un problema humano. Las casas

se van avejentando, y, claro, hay que evacuarlas, con gran disgusto de sus inquilinos que aunque se les

proporcionan casas mejores, estás están en las afueras y rompen su tradición de hogar. Este problema lo

voy resolviendo poco a poco gracias a la buena disposición. de los vecinos y a mi cuidado de perturbar

sus vidas lo menos posible. No he tenido la menor cuestión.El problema del tráfico ha quedado resuelto

gracias a las obras de los bulevares hasta la glorieta de Bilbao. La mayoría de mis vecinos eran modestos

y ahora pudientes gracias a las gentes que han venido a ocupar los nuevos bloques de casas .A pesar de

ello sigue habiendo mucho pobre, y la Junta de Beneficencia no da abasto; Sostenemos un comedor de

setenta comidas diarias en el convento de María Inmaculada en la calle del General Martínez Campos,

atendido por monjas de la Caridad, A un grupo de ancianos necesitados se les pasa una cantidad

mensual.El asunto de los puestos callejeros es una molestia y un atentado a las Ordenanzas municipales,

ya lo sé; pero gracias a ello se nutre la Junta de Beneficencia. Y hasta hay muchachos que estudian una

carrera gracias al tenderete autorizado a su madre viuda, De .reformas en el distrito,la más importante ha

sido la de la parte alta de Bravo Murillo con Cea Bermúdez.Es, como usted sabe, uno de los barrios

madrileños de abolengo más castizo.

—En efecto-le contesto -el barrio de los chisperos del bronce, aunque no tenía antiguamente la

demarcación del actual, pues la plaza de Chamberí era exactamente la que se abría detrás del actual

Ministerio del Ejército, entonces palacio de los duques de Alba. La calle del Barquillo pertenecía a él,y

desde ,uno de sus balcones una chispera le arrojó el Dos de Mayo un tiesto de claveles a un mariscal de

Napoleón,dejándole muerto. Nos metemos en una conversación sobre los históricos ayeres del barrio;

que corta la hora del almuerzo. Correctamente,el señor Elola me lleva a mi casa en su coche, oficial, y

sufrimos las mismas molestias callejeras que si se tratara de un vulgar taxímetro.Está visto que este suelo

de Madrid no respeta ni a los tenientes de alcalde.—F;. BONMATl DE CODECIDO.

 

< Volver